EL ABANDONO DE UN GREMIO

Miguel Otero y Marcos Turón, cuando el sábado conversaron con EL TIEMPO. NICOLÁS MURCIA
<
>
Miguel Otero y Marcos Turón, cuando el sábado conversaron con EL TIEMPO. NICOLÁS MURCIA

“Nos teníamos que hacer cargo del abandono gremial”, afirmó Miguel Otero, el dirigente de la Federación de la Carne que le hizo frente en persona al cese de operaciones del frigorífico Meta Azul. “Fue doloroso que un trabajador nos dijera que lo iban a echar de la casa porque no podía pagar el alquiler”, recordó. El gremialista acompañó en Azul a unos 300 afiliados que participaron de un encuentro deportivo.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *