REUNIÓN CON FUNCIONARIOS PROVINCIALES

“El área de Niñez y Adolescencia está devastada”

 

El secretario Adjunto de ATE Azul, Eduardo Bercovich, habló ayer con este diario sobre la reunión que mantuvieron con funcionarios provinciales del Organismo de Niñez y Adolescencia. A ellos les plantearon las graves problemáticas que viven el Instituto de Menores Lugones y el Hogar de Niños Marengo, ambos de esta ciudad. Según indicó el dirigente gremial, uno de los principales reclamos es ante la falta de nombramiento de personal, lo que complica aún más la ya difícil situación que atraviesan estas instituciones.  

Dirigentes de ATE se reunieron con funcionarios del Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia. Desde Azul, plantearon las problemáticas del Hogar Marengo y el Instituto Lugones. GENTILEZA Eduardo Bercovich, secretario Adjunto de ATE Azul, habló con este diario de la reunión mantenida con funcionarios provinciales.
<
>
Dirigentes de ATE se reunieron con funcionarios del Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia. Desde Azul, plantearon las problemáticas del Hogar Marengo y el Instituto Lugones. GENTILEZA

Dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado -ATE- mantuvieron una reunión con funcionarios del Organismo de la Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires en la que les plantearon las distintas problemáticas que atraviesan los hogares de menores.

De Azul, estuvieron presentes la secretaria General y el secretario Adjunto del gremio a nivel local, Vanina Zurita y Eduardo Bercovich -respectivamente- quienes fueron acompañando al secretario General Adjunto de la provincia Carlos Díaz, al delegado General de la Junta Interna Julio Ferreyra y otras representaciones seccionales. Los funcionarios con los que se reunieron son Guillermo Sidoli -director de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, Niña y Adolescente- Felipe Granillo Fernández -subsecretario de Responsabilidad Penal Juvenil- y Gladys Pestillo -directora de Programas de Promoción Comunitaria-.

Desde ATE establecieron como necesidades puntuales la conformación de una Mesa Técnica para tratar las especificidades del sector, como el pase a planta permanente, el aumento de la bonificación por tarea especial, el nombramiento de personal y la cobertura por las jubilaciones. Además, hicieron especial hincapié en las necesidades que atraviesan los distintos Centros y Hogares, como por ejemplo cuestiones relacionadas con los sobre cupos de alojamiento.

En Azul son dos los centros que funcionan en ese marco: el Hogar de Niños Monseñor Marengo -donde hoy hay 9 niños de entre 7 y 16 años- y el Instituto de Menores Leopoldo Lugones -que alberga a 19 jóvenes que deberían tener entre 16 y 18 años, aunque en realidad algunos superan esa edad-.

Falta de personal

Eduardo Bercovich habló ayer con este diario y explicó que el encuentro había sido solicitado por ATE a la titular del área provincial, “quien habilitó a tres funcionarios a reunirse con nosotros. Sidoli y Pestillo pertenecen a lo que es asistencial y Granillo Fernández a lo judicial. Así pudimos abarcar diferentes problemáticas”.

En ese contexto, indicó que representando a Azul “tratamos de trasladar la inquietud respecto al Instituto Lugones y al Hogar Marengo, que son dispositivos para los que estamos solicitando, fundamentalmente, nombramiento de personal”.

Sucede que, según explicó el dirigente, en el Lugones faltan cubrir exactamente 15 nombramientos -2 renunciaron y el resto se fue jubilando- y en el Marengo faltan 4.

Sobre esto, dijo que los funcionarios provinciales les comunicaron que “la situación está difícil y que no ven cómo se puede destrabar, por lo menos durante este año”.

También plantearon los funcionarios que el Decreto de Emergencia Administrativa en la provincia de Buenos Aires condicionaría el avance, aunque desde ATE sostienen que “Niñez y Adolescencia está exenta de ese Decreto porque es un área especial y que el área está en rojo. La realidad es que dan vueltas y lo único que hacen es no nombrar a nadie en ningún lado”.

Advirtió que el ejemplo más claro de la falta de decisiones en este sentido es el cierre de un pabellón del Lugones, justamente, por falta de personal.

En este sentido, cabe recordar que en abril de este año llegó de la provincia la orden de cerrar un pabellón y trasladar a otros centros a los seis chicos que había allí alojados, para distribuir al personal de otra manera.

Es que hacía dos años aproximadamente se había presentado un habeas corpus por el estado edilicio en el que se encontraba el Instituto, la falta de personal, la mala alimentación que se les daba a los menores, la superoblación, entre otros.

Cuando asumieron las nuevas autoridades, responsables del Organismo de Niñez y Adolescencia visitaron el lugar y recibieron los mismos reclamos por parte de funcionarios judiciales, de trabajadores y de la Asociación de Trabajadores del Estado. Es más, en ese encuentro que se dio en marzo pasado, la jueza subrogante en el fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Mariana Iriani, advirtió que si el gobierno provincial no tomaba cartas en el asunto clausuraría uno de los pabellones. La decisión fue, entonces, cerrar el pabellón más chico y así desahogar momentáneamente la situación.

El reclamo, en la última reunión, volvió a plantearse porque sigue haciendo falta personal.

Pase a planta y cajas chicas

Otro de los pedidos que ya se ha hecho y que en esta última reunión se reiteró, es el pase a planta de trabajadores. En el total de los Centros de la provincia hay 380 trabajadores en condición de pasar a planta permanente, mientras que en Azul hay 3 empleados trabajando en el Instituto Lugones hace seis años que ya deberían haber sido regularizados.

En lo que respecta a las cajas chicas -un eterno reclamo por la demora en cobrarla, lo que implicaba que las instituciones no tuvieran fondos para comprar cuestiones elementales como detergente, lavandina y demás-, el dirigente indicó que “se ha regularizado y viene en tiempos bastante normales”.

La situación de la niñez y la adolescencia 

En otro tramo de la nota, Bercovich indicó que según les informó Granillo Fernández “hay un 30 por ciento más de chicos en el circuito de encierro”, con el agravante de que existe la misma cantidad de instituciones -aunque algunas, como el Lugones, se han achicado por diversas cuestiones-, lo que hace que el hacinamiento sea una verdadera problemática. A esto se suma que todos los Centros tienen menos personal para atender a más chicos cada vez.

En ese contexto, el dirigente de ATE consignó que “por esto le planteamos a los funcionarios provinciales que debe haber una política de Niñez y Adolescentes seria, para que los pibes no terminen encerrados”.

Añadió que “hasta ahora el camino se está haciendo muy lento, pero es una necesidad descomprimir las instituciones para que los trabajadores puedan desarrollar sus tareas de la mejor forma y que los chicos también estén mejor”.

Sostuvo que en lo que lleva la nueva gestión provincial “no mejoró la situación” pero advirtió que “se encontró con muchos problemas al momento de asumir”.

Así, señaló que “encontró un organigrama de la Secretaría de Niñez pero a las instituciones sin estructura. Es que hoy no hay compañeros en servicio, solamente quedaron asistentes de minoridad. Además, no se entiende la lógica de dónde fueron las vacantes cubiertas. Encontraron nombramientos que no saben dónde está la gente; personal mal ubicado y mucho más”.

En lo que hace a la capacitación del personal, marcó que “esta gestión dice que tiene voluntad de hacer todo, pero pasaron nueve meses y aún no se ha hecho”.

Dijo que también desde la administración provincial tienen la idea de propiciar el concurso de los cargos de director, subdirector, administrador, coordinador y jefe de guardia. “Está muy bien que se haga. Es fundamental para que queden los trabajadores más capacitados a cargo de las direcciones de todos los Hogares”, aseguró.

En ese marco fue que subrayó que “el área de Niñez y Adolescencia está devastada. Es una realidad” y dijo que “la voluntad de ellos de avanzar en determinadas cuestiones es bastante buena, porque quieren hacer cosas que nunca se hicieron como concursos, capacitaciones. Pero necesitamos que sea una realidad porque si no estamos hablando siempre de lo mismo y no se concreta nada”.

Por último, Bercovich indicó que la próxima reunión se realizará en aproximadamente 15 días y que allí esperan tener definiciones para empezar a avanzar realmente.

TAREAS ESPECIALES

En la reunión con los funcionarios provinciales, desde ATE también se planteó el pedido de aumento de la bonificación por tareas especiales.

En este sentido, Eduardo Bercovich explicó que “los trabajadores de Niñez cobramos una parte del sueldo que se llama Peligrosidad. Ahora estamos pidiendo que se llame Tarea Especial porque consideramos que los chicos no son todos peligrosos. Hay modalidades de instituciones que trabajan con chicos de 40, 50 días, de un mes, dos años y demás. No se puede decir, entonces, que todos los pibes son peligrosos porque es estigmatizarlos”.

Por esto, solicitan que se cambie la denominación y, además, que aumente la bonificación. En este momento representa el 75 por ciento del básico y lo que piden es que se lleve al 120 por ciento.

Explicó que este requerimiento se basa en que el trabajo que llevan adelante “es sumamente desgastante. Por algo tenemos una jubilación anticipada con 50 años de edad y 25 de servicio, porque el Ministerio de Trabajo dictaminó que hay un agotamiento prematuro de los trabajadores del área”.

Comentó que no hace mucho tiempo, la cartera laboral hizo un relevamiento en las distintas instituciones “y comprobó que la mayoría de los trabajadores de más de 50 años estaban enfermos”.

“Es muy desgastante trabajar dentro de ese tipo de instituciones”, señaló por último sobre este tema.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *