LA SEMANA POLÍTICA

El blindaje de Bertellys

El intendente Hernán Bertellys necesita darle un perfil propio a la gestión diferenciada de los desaguisados del gobierno de Mauricio Macri.
<
>
El intendente Hernán Bertellys necesita darle un perfil propio a la gestión diferenciada de los desaguisados del gobierno de Mauricio Macri.

En una crisis de liderazgo, el gobierno macrista transita torpezas y justificaciones tardías. El Intendente de Azul necesita el aire suficiente para no ser arrastrado por el mal humor social. La estrategia de madurar un proyecto local. Obras y fuentes de trabajo, el desafío. La lapicera de las listas de Cambiemos la tendrán los jefes comunales.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

La secuencia de errores, retrocesos, intentos de justificar lo que no se puede explicar sigue pegando en la línea de flotación de la administración de Mauricio Macri. A gobernar se puede aprender, donde no hay escuela es para ser líder. Se es o no se es. Resulta una condición innata en cualquier escenario y ése aparece como el pecado capital de quien ocupa hoy la Casa Rosada.

Para colmo este es un país que tiene esa mácula. La idea del caudillo es una entronización cultural; su contenido puede resultar diverso pero la figura reverencial, el culto a la personalidad es una tentación que marca la historia.

Esa ausencia de personalidad por parte del Presidente para marcar una línea de conducción tiende a la decepción generalizada, a que todo sea lo mismo. Si los de antes eran corruptos, éstos también lo son y se cae en un nihilismo del que resultará difícil salir.

 

Ceos y pasantes

El actual gobierno está demostrando una enorme incapacidad para recrear nuevos paradigmas reafirmando los ciclos pendulares de un país fraguado en una adolescencia perpetua. Bajo el halo de cierto republicanismo se sigue manejando en reversa.

El diputado peronista Diego Bossio dijo hace un tiempo que éste, más que un gobierno de “ceos (gerentes) es de pasantes”.

Corre con la ventaja que enfrente hay poco y nada con un peronismo en ebullición que aún no definió un nuevo liderazgo. El sistema político, con la crisis de las estructuras tradicionales de los partidos, es una masa gelatinosa.

Este es un año clave atendiendo a las elecciones legislativas y el dilema es cómo repercutirá lo que acontece en el plano nacional en cada distrito, léase provincias o municipios. No es como dijo la gobernadora María Eugenia Vidal que sea el fin del mundo perder una elección. La consecuencia, de no mediar algún milagro, sería el comienzo del fin.

 

Cómo diferenciarse

¿Cómo diferenciarse entonces? Es cierto que, en términos de manejo político, Vidal no es Macri, por fuera del fenomenal desaguisado que es el territorio bonaerense. Sin embargo, si no logra ordenar el conflicto en todas las aristas que merece ese término,  puede terminar arrastrada por la crisis. Tiene una herramienta muy fuerte y es el puente con los intendentes. Las más de 900 obras a través del Fondo de Infraestructura es un eje sustancial con los 135 distritos. Ya se sabe, obras son amores y será su plataforma de campaña.

 

Bertellys, eje en lo local

¿Qué sucederá con intendentes como Hernán Bertellys que del peronismo se sumó a Cambiemos en un gesto de pragmatismo que, al revés de lo que se suponía, lo fortaleció en la gestión?

Bertellys necesita blindarse, mantener la suficiente distancia y cercanía que le permita un juego propio que no lo arrastre la saga de desaciertos del gobierno macrista. “Hay que hacer una campaña enfocada en lo local y por eso creamos la agrupación Nuevo Azul como herramienta política con una mirada vecinalista”, aseguró uno de los dirigentes más cercanos el Jefe Comunal.

La mirada está puesta en la recuperación de fuentes de trabajo en dos frentes: la obra pública y la reapertura del Frigorífico Azul Natural Beef, ése es el nuevo y “fashion” nombre de ex frigorífico Donati, cargado de una historia oscura de intereses y negociados pero que aparece ahora con visos de seriedad por parte de sus nuevos dueños.

En lo que hace a la obra pública, el dinero lo tiene la provincia y Nación. Este año, por el Fondo de Infraestructura, está previsto que lleguen a Azul 61 millones de pesos de los cuales la mitad será para la reconstrucción integral de un sector de la avenida Mitre con la inclusión de dársenas, entre otros trabajos y el resto para nuevo pavimento y repavimentación de 70 cuadras.

 

Anuncio de obras

Como contrapartida de la incertidumbre en el escenario nacional, en esta ciudad se aguarda la llegada de importantes montos, más allá del fondo antes citado, para diversos emprendimientos. En una suerte de síntesis, se gestionaron 40 millones de pesos por parte de la provincia para el basural, una de las deudas de la actual administración, alrededor de 20 millones para continuar la obra del Hospital Pintos, iluminación de la avenida Mujica, la intervención urbanística, en una primera etapa, de Villa Piazza Sur, pavimento en el barrio San Francisco y continuación de la avenida Bidegain más la reanudación del barrio Oscar Bidegain de la UOCRA.

Obras complementarias a la represa La Isidora y una cuestión central como es la aprobación para construir 250 viviendas. Hay que recordar que en Azul no hay un plan de envergadura de unidades habitacionales de carácter social desde el primer gobierno de Néstor Kirchner siendo Omar Duclós intendente. Era el Plan Federal de Viviendas. Se construyó el Uno; del Dos nunca se supo nada. Además, se gestiona un plan de pavimentación de 400 cuadras para hacer en cuatro etapas durante tres años.

Esa es la fortaleza que hoy ofrece la gestión Bertellys. Cuánto de todo esto se podrá cumplir o empezar está en manos de los gobiernos provincial y Nacional.

 

El Intendente y la lista

En lo que hace estrictamente al plano político mirando a las elecciones legislativas, las directivas que vienen desde la conducción provincial, en manos de Vidal, es que el armado de listas locales de Cambiemos pasará por el tamiz de los jefes comunales mientras que cada  sección tendrá referentes. En el caso de la Séptima es el diputado Manuel Mosca. Hoy, como está planteada la estrategia, va a ser muy difícil que haya más de una lista en las primarias por lo que el interrogante es lo que harán los otros socios de ese frente: el radicalismo y, en el caso de Azul, un PRO dividido producto de la jugada del Jefe Comunal.

¿Qué país queremos? El de cierta infancia colectiva que se lleva por las palabras frágiles de quienes gobiernan, el del eterno retorno, el de la épica de un relato sesgado, el de la melancolía pegajosa. En esta  Argentina se perdieron generaciones empapadas en su utopía. ¿La actual se disipará entre la nebulosa del pasado y la mediocridad del presente?

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Roberto esnal

    Febrero 19, 2017 at 3:32 pm

    “Transitar torpezas” le llama a auto perdonarse los 70 millones de pesos del correo, auto adjudicarse rutas aéreas para su empresa aviar, bajarle por decreto la ya ajustada jubilación a los viejos ? Son torpezas comparato ? Por favor le pido que afine el lápiz porque corre el riesgo de quedar como un periodista de mirada sesgada. Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *