TESTIMONIOS

El Camping Municipal, un espacio de alojamiento muy elegido por los turistas

Un predio donde se respira aire puro, a orillas del arroyo, económico y de estadía segura. Además cuenta con importantes comodidades. EL TIEMPO dialogó con el director del lugar, Luis Díaz, con el encargado Jorge Bardas y su esposa Paola González, que hace 20 años que están allí y con algunos de los turistas que manifestaron su conformidad para con la gente de Azul.

Eusebia González de San Miguel del Monte contó que hace 20 años que llegan al camping. Es no vidente e insulina dependiente y junto a su marido cuentan con todas las comodidades en el lugar.

El Camping Municipal es un espacio de alojamiento en un importante predio al costado del arroyo. A este lugar asiste una importante cantidad de gente. ¿Los motivos?: la todavía intacta naturaleza, la paz que se respira, la seguridad para niños y grandes; y además, en materia económica, es muy barato hospedarse.

Por eso la gente de afuera, o sea que no reside en Azul, elige el Camping Municipal.

En esta temporada estival una importante cantidad de turistas llegaron de distintos lugares, sobre todo de Buenos Aires, pero además durante el año este lugar alberga establecimientos educativo; Boy Scout; en Semana Santa los moteros y toda una movida impresionante de atractivos para ellos y los azuleños; entre un sin fin de agrupaciones que se quedan en el camping.

Hay que destacar que los baños están muy bien cuidados, hay un salón cuyo proyecto a futuro es acondicionarlo, los denominados “Dormi” donde hay camas cuchetas, y la famosa reserva que tiene una dimensión de 3 hectáreas.

“La gente que rompe es la de Azul, porque sinceramente los turistas cuidan muchísimo”, aseguró Díaz.
FOTOS JOSÉ BERGER

Para conocer más sobre este espacio que si bien no es ajeno para los azuleños, es importante conocer cuál es su propuesta, EL TIEMPO dialogó con el director del espacio Luis Díaz, con el encargado Jorge Bardas y su esposa Paola González que hace 20 años que están allí. Además algunos de los turistas manifestaron su conformidad con cómo los tratamos los azuleños y las cualidades del predio.

“Hay una paz que no se encuentra en todos lados”

En principio Díaz recordó que está desde noviembre a cargo aunque sostuvo que estuvo en la gestión del ex intendente Omar Duclós.

“Esto comenzó a moverse a mediados de diciembre y en enero llegó mucha gente. Es decir vienen muchos turistas al camping, tanto de Azul como de los alrededores y muchos más de Buenos Aires. Llegan en bicicleta, moto, traen casillas rodantes o simplemente acampan”, señaló el director del espacio.

La pareja Naomi Bustos de La Plata y Ezequiel Castañeda de Quilmes.

En ese sentido agregó que “hay un médico que viene hace 30 años, antes venía con toda la familia, ahora los hijos están grandes y sigue viniendo con su esposa. Él siempre dice que es muy tranquilo porque acá no hay ´bochinche`, como mucho se puede escuchar alguna radio pero hay una paz que no se encuentra en todos lados”.

Acerca de un promedio en general especificó que en enero llegaron 307 campistas con 77 carpas.

Sobre los costos mencionó que “la carpa se está cobrando 30 pesos y por persona 50, ello incluye electricidad porque cada parrilla tiene su columna de luz y está muy iluminado. En este momento se están haciendo mesas, fogones y bancos nuevos”. 

Es muy económico todo porque tienen agua caliente todo el día, usan la cocina, no está muy prolijito porque recién este año se va empezar a hacer más cosas”.

Destacó por otro lado que agregó que “todo es muy familiar, esto se caracterizó por ello siempre”.     

Ahora, señaló que en marzo el camping está ocupado todos los fines de semana.

Jonatan Maidana especificó que “venimos a descansar, nos metemos al arroyo, salimos a caminar, nos traemos hasta el perro, el lugar está buenísimo, hay muchas comodidades y otra de las cosas importante es que es baratísimo”.

“Este predio si nosotros lo emprolijamos, si acondicionamos algunos sectores y ponemos cada uno de su parte, sale adelante dentro de poco. Pero, lamentablemente ocurre todo lo contrario, me robaron la plomería, la grifería de la ducha y otras cosas más”, advirtió. Y opinó, de la misma manera, que “la gente que rompe es la de Azul, porque sinceramente los turistas cuidan muchísimo”.

Además está la parte de atrás del arroyo que lo usan los moteros y ahí se montan las ferias y hay espectáculos musicales, por lo general, recitales de rock.

Por su parte Paola y Jorge coincidieron en que “con respecto a años anteriores nos damos cuenta que la gente se va conforme porque vuelve”.

Beatriz Cecilia de Giménez de La Matanza llegó con su familia, en total son 4 matrimonios los que llegaron al espacio.

Los turistas conformes con el camping

En segundo lugar, algunos de los turistas que se encontraban ayer en el espacio ofrecieron su testimonio en cuanto a la experiencia. La mayoría de ellos hace años que llegan a Azul a quedarse en el predio.

Un matrimonio conformado por Eusebia González y Oscar Speranza, de San Miguel del Monte contaron que hace 20 años que llegan al camping.

Eusebia es no vidente y ella fue quiso hacer uso de la palabra para expresar su aprobación para con el lugar.

“Es muy tranquilo, nos tratan muy bien, hace tres meses que estamos como además de no ver soy insulina dependiente mi marido trae todo porque yo debo comer alimentos especiales, medicamentos, traemos todo en el freezer, calienta en el microondas y ya está”, explicó.

Posteriormente Beatriz Cecilia de Giménez de La Matanza llegó con su familia, en total 4 matrimonios. Dijo que hace 6 años que vienen al camping.

Y eligen el lugar “por la tranquilidad, los chicos pueden andar sin correr ningún riesgo con las bicicletas, al menos acá dentro. Además nos gusta el trato de los caseros para con nosotros, los baños higienizados, entre otras cosas”.


Los baños se ven higienizados, la esposa del encargado Paola se encarga de ello con muchísima frecuencia, según dijo.

Asimismo Jonatan Maidana enumeró que “venimos a descansar, nos metemos al arroyo, salimos a caminar, nos traemos hasta el perro, el lugar está buenísimo, hay muchas comodidades y otra de las cosas importante es que es baratísimo”.

Sobre la inseguridad que viven ellos en Buenos Aires especificó que “ocurre que nosotros donde vivimos a las 8 de la noche ya estamos adentro, roban, tenemos que estar a la expectativa de todo. “Es decir acá incluso saludan, dicen ´buen día`, `buenas noches`, que son cosas que se han perdido pero acá continúan”.

Las mujeres del grupo Ana y Marina Kelman  asombradas mencionaron que “acá te podes olvidar algo que lo encontrás, ayer nos fuimos a pescar y nos olvidamos un abrelatas y cuando lo fuimos a buscar estaba en el mismo lugar, no lo podíamos creer”.

En enero el promedio en general fue de 307 campistas con 77 carpas.

La pareja Naomi Bustos de La Plata y Ezequiel Castañeda de Quilmes, de 18 y 20 años respectivamente, precisaron que Naomí viene hace 6 años con su familia al camping y es la primera vez que lo traen a Ezequiel.

De esta manera la joven opinó que “a mis papás les gusta la tranquilidad por eso eligen Azul. Además de que está el Balneario cerca y nos metemos en el arroyo. Por la noche salimos por el centro y la verdad es que nos gusta la ciudad”.

Por último Naomí recordó que “ellos eligen Azul como primer destino o último, después del sur o norte del país”.

Luis Díaz, el encargado Jorge Bardas y su esposa Paola González.

EL DATO

El próximo 4 y 5 habrá fútbol femenino, el 16, 17 y 18 de marzo llega la Fiesta Mundial del Artesano y los feriantes se quedan en el camping, el 23, 24 y 25 los Hot Rod, así continúa el año y después Semana Santa está reservado para los moteros. 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *