LO INDICARON COMERCIANTES LOCALES

El caudal de ventas en Azul por el Día del Niño era hasta ayer “muy tranquilo”

Comerciantes consultados ayer por EL TIEMPO señalaron que el movimiento comercial por el Día del Niño hasta el momento “viene muy tranquillo”. Según se  indicó, en 2015 las ventas comenzaron con mayor intensidad una semana antes de la fecha de celebración, no así en esta ocasión. Comerciantes consultados ayer por EL TIEMPO señalaron que el movimiento comercial por el Día del Niño hasta el momento “viene muy tranquillo”. Según se  indicó, en 2015 las ventas comenzaron con mayor intensidad una semana antes de la fecha de celebración, no así en esta ocasión. Los comerciantes aguardan  que hoy se incremente considerablemente el movimiento comercial. “Igualmente, con un solo día de ventas no nos vamos a salvar”, expresó uno de los entrevistados.
<
>
Comerciantes consultados ayer por EL TIEMPO señalaron que el movimiento comercial por el Día del Niño hasta el momento “viene muy tranquillo”. Según se indicó, en 2015 las ventas comenzaron con mayor intensidad una semana antes de la fecha de celebración, no así en esta ocasión.

En medio de un escenario complicado por la devaluación, el aumento de tarifas y la baja del consumo, el sector pone todas sus fichas en una fecha trascendental en términos económicos. Quienes dialogaron con este diario se encontraban al aguardo de que hoy se incrementara considerablemente el movimiento comercial. “Igualmente, con un solo día de ventas no nos vamos a salvar”, expresó uno de los entrevistados.

Mediante una recorrida realizada ayer por diferentes negocios de la ciudad, EL TIEMPO trató de conocer cuál es la situación respecto al movimiento comercial en el marco de la conmemoración -el próximo domingo- del Día del Niño.

En un contexto complicado por la devaluación, el aumento de tarifas y la baja del consumo, el sector pone todas sus fichas  -sobre todo las jugueterías- en una fecha trascendental en términos económicos.

 

“Demasiado tranquilo”

Los comerciantes fueron cautelosos al momento de dar precisiones acerca del caudal de ventas de este año, aunque todos coincidieron en destacar que “viene todo demasiado tranquilo”.

Según sus dichos, en 2015 las ventas por el Día del Niño comenzaron con mayor intensidad una semana antes de la fecha de celebración, no así en esta ocasión.

“Creo que una de las cosas que nos perjudicó fue que lo pasaran al tercer domingo de agosto”, señaló una joven vendedora, quien además destacó que “estamos esperanzadas” en que en la jornada de hoy las ventas se incrementen considerablemente, teniendo en cuenta que ya es parte de la idiosincrasia del argentino -de la cual el azuleño no está exento- de buscar el regalo a último momento.

“Igualmente, con un solo día de ventas no nos vamos a salvar”, consideró otros de los comerciantes que habló ayer con este diario, quien también especificó que “vender se ha vendido, pero nada que ver con lo que fue el año pasado”.

 

La opinión de la Cámara Argentina del Juguete

“Esto se define los tres días anteriores al Día del Niño. Si en los últimos tres días no vendés, el resultado va a ser catastrófico para el sector”, aseguró Matías Furió, presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

Entre 2007 y 2015 la industria nacional de juguetes se expandió un 136 por ciento, “por lo que veníamos con espalda para atravesar la situación actual”. Es que en los últimos meses, el sector no quedó al margen de la baja del consumo que se registró en toda la economía, luego de la devaluación y los tarifazos.

“Los fabricantes han resignado rentabilidad para evitar despidos, por eso si no tenemos buenas ventas por el Día del Niño se podrían perder puestos de trabajo”, resumió Furió.

También apuntó que el programa Ahora 12 durante la semana del niño estaría disponible en las jugueterías de todo el país. No en los supermercados, grandes competidores de los pequeños comercios, que manejan sus propias promociones y descuentos.

De igual forma, desde la Cámara Argentina de la Industria del Juguete se dio a conocer que pasado el Día del Niño, el sector apuesta a lograr un acuerdo con el Gobierno para que el programa quede un solo día por semana en las jugueterías.

Luego del cambio de gobierno, el sector debió afrontar además otra situación importante: la apertura de las importaciones. En el primer semestre del año, el ingreso de juguetes desde el exterior creció un 25 pro ciento. Sin embargo, para los fabricantes no significó un gran cambio, gracias a un acuerdo que ya tiene cuatro años y que el nuevo gobierno decidió mantener: las grandes cadenas de supermercados pueden tener en sus góndolas hasta 50 por ciento de juguetes importados, pero el otro 50 por ciento deben ser de origen nacional. “Este acuerdo viene funcionando muy bien, sobre todo porque el juguete argentino es más económico”, explicó Furió y añadió que esa es una de las apuestas del sector para mantener la competitividad ante la llegada de juguetes de afuera.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *