RESPUESTA A LA ACUSACIÓN DEL GREMIO CERAMISTA DE “COMPLICIDAD” CON LOS DESPIDOS

“El CEDA no está haciendo absolutamente nada de eso”

 

 

La aseveración surgió de Dardo López, quien además señaló que no tenía conocimiento de qué uso, más allá de mencionar que era para el dictado de una capacitación, le daban autoridades de Cerámica San Lorenzo al salón que el Centro Empresario le cedió desde el mes de diciembre pasado. 

El presidente del Centro Empresario salió a retrucar el contenido de la solicitada publicada por el Sindicato Ceramista de Azul. ARCHIVO EL TIEMPO/NACHO CORREA Los trabajadores de Cerámica San Lorenzo continúan llevando adelante medidas de fuerza a la espera de la eventual reincorporación de los 120 obreros despedidos.
<
>
Los trabajadores de Cerámica San Lorenzo continúan llevando adelante medidas de fuerza a la espera de la eventual reincorporación de los 120 obreros despedidos.

El presidente del Centro Empresario de Azul salió ayer públicamente a responder la acusación que le hizo a esa institución el Sindicato Ceramista local cuando el domingo, mediante una solicitada, la hizo “cómplice” de los despidos que se produjeron en la filial local de la fábrica. “El CEDA no está haciendo absolutamente nada de eso”, afirmó Dardo López.

Como se informó en la anterior edición, los responsables locales del Sindicato Ceramista aseveraron, mediante una solicitada publicada el domingo en este matutino, que el CEDA organizó en su sede social un encuentro con una consultora contratada por Cerámica San Lorenzo a los fines de “asesorar” a los obreros despedidos acerca del uso de su indemnización. Sostuvieron que esa iniciativa va en contra de las legítimas intenciones que tiene el gremio de intentar lograr que la empresa revierta su decisión de desprenderse de 120 trabajadores. El Sindicato de Obreros Ceramistas de Azul, Filial 13 de FOCRA, repudia la decisión del Centro Empresario de Azul de realizar una reunión en su sede social con una consultora contratada por Cerámica San Lorenzo, para asesorar a los obreros despedidos acerca del uso de su indemnización”, se indicó en el pasaje destacado del comunicado suscripto por Hugo César De Franchi, secretario general, y Raúl Enrique Tróccoli, secretario administrativo del gremio ceramista.

La gestión de un asociado

“En respuesta a esta novedad con la cual nos encontramos hoy (por ayer) en la cual el Sindicato Ceramista responsabiliza al CEDA de formar una reunión y capacitar a la gente, lo niego rotundamente. El CEDA no está haciendo absolutamente nada de eso. El CEDA, dentro de sus tantos asociados, tiene a Cerámica San Lorenzo. Cerámica San Lorenzo, como un asociado, vino y pidió la posibilidad de alquilar algún salón con la idea de capacitar. Le ofrecimos lo que tenemos; salones de 1.500 pesos, de 15.000 pesos o de 500 pesos. No sabíamos qué era ni para qué y la realidad es que agarraron viaje una vez por semana desde diciembre del año pasado para capacitación”, indicó López.

“Nosotros –agregó– no sabemos qué uso le dan. No intervenimos ni somos parte; simplemente es un servicio a un asociado que le alquilamos un salón. A nosotros nos paga San Lorenzo, nos pidió el salón San Lorenzo y, si viene una consultora o no sé quién, lo desconocemos”.

“No sé si podemos hacer algo”

En otro tramo de la nota con este diario –realizada previo a hechos que pasadas las 17.30 lo tuvieron como protagonista y que merecieron, de su parte, la realización de una exposición en la comisaría Primera- el presidente del CEDA destacó que la preocupación por la situación laboral que se produce en el distrito excede lo que está sucediendo en Cerámica San Lorenzo.

“Como institución de Azul estamos preocupados no tan sólo por Cerámica San Lorenzo. Estamos preocupados por Fanazul; por el Molino San Martín; por el Frigorífico Meta Azul; por el municipio, sean pérdidas de puestos tanto privados como públicos. Todos tienen diferentes tratamientos y orígenes pero esas diferencias lamentablemente se hacen una cosa común, porque impactan de la misma manera negativamente en la sociedad. Como entidad no sé si podemos hacer algo y, sin embargo, nos hemos puesto en el problema. Hace dos años yo hablé con Hugo De Franchi, transmitiéndole mi preocupación por una intención de la empresa de llevarse o de sumar una máquina. Le dije ‘te ofrezco de buenos oficios, como miembro del Centro Empresario, como lo tenemos asociado a San Lorenzo, si vos querés hacer una conversación personal entre patronal y sindicato, para estar en el medio e interceder’. Me lo agradeció pero nunca vino la posibilidad, de parte del sindicato, de hacer esa famosa reunión”, advirtió.

Tras mencionar que “nosotros no avalamos” la resolución de la empresa de prescindir de los servicios de 120 trabajadores, aclaró por si hiciera falta que “la decisión la toma la fábrica”. “Yo estoy en contra de que echen obreros; no lo estoy promoviendo bajo ningún aspecto. Lo que sí digo que lamentablemente nosotros vemos que esta altura, de tanto tensar la cuerda, la cuerda se ha cortado. Hay que recomponer la cuerda”, añadió.

Según el presidente del CEDA, en el mes de diciembre último él renovó el ofrecimiento al responsable del gremio ceramista para actuar como mediador en la crisis que estaba a punto de estallar. “Una vez más el Centro Empresario, en mi persona, lo llama a De Franchi, le ofrece los buenos oficios y no sólo que hago esta oferta a nivel personal e institucional sino que además convoco al Padre (Mauricio) Scoltore y al Intendente electo (Hernán Bertellys); ambos me dan la palabra de acompañarme. Intentamos vía sindicato y Recursos Humanos de la fábrica hacer una reunión”, indicó.

Agregó que, antes de publicar una solicitada, De Franchi podría haberlo llamado o visitado para aclarar si el CEDA tenía algún punto de contacto con la actividad que la firma ceramista está realizando en un salón de la institución. “El Centro Empresario es el promotor de acciones de desarrollo en Azul, que lamentablemente hoy están, en vez de florecientes, decrecientes y estamos en la medida de nuestras posibilidades queriéndolas mejorar o revertir”, expresó.

MÚLTIPLES DAMNIFICADOS

Dardo López consideró que “nuestros propios asociados van a ser damnificados por esta misma cuestión”, en relación con el anunciado despido de 120 trabajadores. Desde el Concejo Deliberante, indicó, se ha invitado al Intendente a convocar al Comité de Crisis.

“El Comité de Crisis, en su tiempo, fue una buena herramienta que sentaba a la mesa de diálogo a las distintas partes, entre las que el Centro Empresario ha sido y seguirá siendo, si es que lo convocan a participar, y ahí podremos vernos nuevamente las caras con De Franchi y decirnos lo que nos tenemos que decir”, señaló.

Indicó por otra parte que la foto que este diario publicó en su edición del domingo sobre el estado actual del Lago Güemes “pinta un panorama de cómo estamos”, y explicó que las deudas con proveedores que dejó la anterior administración “es una gran cadena de pagos cortada y eso hace seguramente que todo esté un poco inmovilizado. Lamentablemente no se ve una luz de solución; apenas puede el municipio pagar los sueldos a los empleados”.

Inscribió la problemática en un contexto local, provincial o nacional que tampoco ayuda. “Deudas que existen; fondos que debería haber y no están; personal que está asignado a puestos que no concurren. Lo difícil de todo esto es lograr organizarlo sin que haya algún dolor. Cuando hay un mal hay que extirparlo, y cuando hay que extirpar el mal genera algún dolor”, expresó.

LA PAPELERA Y LA EX SUDAMTEX

A criterio del presidente del Centro Empresario una iniciativa para apuntar al resurgimiento del distrito sería la puesta en marcha con “todas las luces” del área de Desarrollo Económico de la comuna. “Sería una buena herramienta que Desarrollo Económico tomase nuevamente como alguna vez lo hizo la posibilidad de dialogar con las instituciones. Nosotros podemos sugerir en qué rubro falta o en qué rubro sobran prestadores. Podemos ser una ‘cantera’ de ideas pero debemos ser convocados; alguien nos tiene que llamar”, señaló.

“Hago un convite a través de estas páginas. Azul está acéfalo de empresas constructoras, de empresas de servicio. Yo estoy para jubilarme y sigo haciendo servicios. Así como yo empecé a dar los primeros pasos en los negocios que otros estaban dejando por qué hoy, que yo estoy dejando, no aparece alguien a competir conmigo”, agregó.

Por último López hizo un llamado a dejar las diferencias en pos de un futuro común.

“Lo que digo me cabe a mí y a cada uno de los azuleños, incluyendo a De Franchi: miremos lo que hemos hecho, si lo hemos hecho bien, y después nos metemos con lo que hace el otro”, afirmó y aseveró que confía en las posibilidades del crecimiento de la ciudad. “Siempre soy optimista. Personalmente he tenido mis caídas y mis retrocesos y me he reinventado. ¿Por qué no lo pueden hacer los demás? Hacemos votos para que así sea. Hay que reinvertarse. Hay que apelar a los que tienen ideas”, indicó.

Admitió que, desde el CEDA, ven a empresas que se han reactivado en manos de sus trabajadores como un “ejemplo”.

“Todavía no lo hemos sacado en nuestra publicación mensual pero sí ya lo hemos hecho con la gente de HM (Cooperativa Sudamtex) en nuestra revista, cuando le dimos el título de ‘los 33 de Azul’”, acotó.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *