CON UNA IMPORTANTE APUESTA

El Centro de Extensión Cultural de Azul presentará su ciclo 2017: “Siempre en domingo”   

El domingo a las 20 horas, en Casa Ronco, se podrá disfrutar de la obra póstuma de Giacommo Puccini, “Trandot”. 

Durante muchos años, la República Popular China prohibió la representación de Turandot, porque consideró que menospreciaba a China y a los chinos. Hacia finales de 1990 se reconsideró, y en septiembre de 1998, se estrenó precisamente en el lugar imaginado por el compositor italiano para su historia en torno de una fría princesa que sucumbe ante el amor.

Fue una producción internacional, cuya puesta en escena estuvo a cargo del cineasta chino Zhang Yimou, como director de escena;(regie de opera) y Zubin Mehta, como director musical. Es precisamente esta representación la que proyectaremos este domingo a las 20hs. en Casa Ronco.

Estuvo durante ocho noches, entre el 5 y el 13 de septiembre, en la Ciudad Prohibida de Pekín con opulentos escenarios, un templo construido hace 598 años por la dinastía Ming, como impactante escenografía natural y soldados del ejército como extras. Fue  sin duda el espectáculo lírico de mayor impacto de ese año.

El protagonismo dramático-vocal recayó en la soprano italiana Giovanna Casolla, como la Princesa Turandot; el tenor ruso Sergei Larin, como Calaf; y la soprano Barbara Hendricks y Barbara Frittoli, alternando en el papel de Liú. José Fardillha, Francesco Piccoli y Carlos Allemano como los famosos y simpáticos ministros Ping -Barítono;  Pang y Pong – tenores.

Es cierto que en la ópera, el centro de la acción recae en los cantantes, pero, en ésta ocasión, el marco de la Ciudad Prohibida y la contundente muestra de ingenio y creatividad de Yimou rivalizan en el centro de la atención.

Aunque es una ópera occidental, yo soy chino, pienso en chino y es una producción china”, definió Yimou a su concepción escénica.

La ópera, que contiene una de las arias más populares de Puccini (“Nessun Dorma”), le permitió a Yimou desplegar todo su arsenal de colores y coreografías que lo llevaron a la fama a través de sus películas “Sorgo rojo”, “Judou” o “Esposas y concubinas”.

Las coreografías que despliegan la Academia de Danzas de Pekín y los movimientos de los extras (integrantes del ejército chino) son realmente impactantes, con el rojo, el amarillo y el blanco como colores más destacados tanto en los escenarios montados por Gao Juan Jian como en los vestuarios de Zhen Li, un asiduo colaborador del cineasta chino.

También la imagen y el sonido de los tambores del ejército imperial abren el espectáculo y se intercalan entre los tres actos para mostrar la síntesis de las escenas por venir.

En cuanto al aspecto musical, el reparto y la orquesta dirigida por Zubin Mehta ofrecen una versión de muy alto nivel, teniendo en cuenta las dificultades que plantea hacer ópera al aire libre, sobre todo para los cantantes, que deben moverse en escena y depender de equipos de amplificación a los que no están acostumbrados.

Esta presentación está organizada por el Centro de Extensión Cultural de Azul con el auspicio de la Casa Ronco.

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *