El cerco del intendente Bertellys

LA SEMANA POLÍTICA

¿En plena crisis cómo impactará su firme adhesión a Cambiemos en el proyecto de reelección? La interna radical definirá el rol del Comité frente la gestión municipal. El armado de la oposición. Una encuesta del PRO.

El intendente Hernán Bertellys quiere la reelección, sigue alineado a Cambiemos pero  necesita protegerse de la crisis. RAÚL SANTIAGO GALLARDO

Escribe

Carlos Comparato

(comparatoc@yahoo.com.ar)

Las secuencias que cruzan la Argentina derivan en incertidumbres que ocupan todos los espacios: económico, social y político pues se ingresó en un entramado difícil de discernir. La palabra expectativa sigue siendo la clave. Sea producto de decisiones del gobierno, la inflación o la obsesión por el precio del dólar. Toda sociedad tiene un  nutriente y se trata de la expectativa que puede resultar positiva o negativa acarreando sus consecuencias. Si la acción política trastabilla con sus impotencias empieza a languidecer la construcción de su poder. Este país vuelve a tropezar con la misma piedra como si la historia no hubiera sido contundente.

¿Cómo se maneja ante a este cuadro un intendente como el de Azul que, viniendo del peronismo, se zambulló sin cortapisas al proyecto del frente  oficialista Cambiemos? ¿Cómo sostener la alianza social que lo llevó a conducir la Comuna? Hernán Bertellys sabe que no tiene vuelta atrás y necesita construir una suerte de cerco, de cordón sanitario que lo proteja del ambiente contaminado que hoy sacude al país.

Bertellys, mediático     

La paradoja es la dependencia que tiene la gestión local del gobierno provincial. Esto  no le deja margen exigiéndole, a la vez, sostener una aceitada relación.

Frente a una comunidad que padece este presente cuál es el límite para alcanzar una diferenciación, un tono propio. Quizá esto explique la ajetreada visibilización que viene teniendo el Jefe Comunal en las pasadas semanas. No hubo día que no apareció con alguna presencia a través de recorrida de obras, actos, entrega de fondos o la oportuna visita de legisladores del radicalismo para expresarle su respaldo.

Por encima del corsé de la economía ya se está jugando políticamente en los primeros escarceos mirando al 2019. La crisis conlleva el riesgo de llevarse puesto a cuanto funcionario o dirigente político ande pululando por lo que se observan ciertas actitudes preventivas.

Cambiemos en Azul 

El interior de Cambiemos en esta ciudad no deja de ser un grupo de diversa etiología ensamblado por la administración municipal.  Esto se observa con nitidez en el Concejo Deliberante y no escapan a este escenario ni el PRO ni el radicalismo. En el primero se visualizan diversas vertientes que, justo es admitirlo, se dio desde el mismo instante en que Bertellys y sus allegados pegaron el giro de 180 grados cuando recibieron la bendición de la gobernadora María Eugenia Vidal. Una encuesta pedida por el  macrismo en agosto pasado dio resultados para tener en cuenta sobre la administración comunal. Ante la pregunta sobre cómo la califica un 29,7 por ciento la considera buena, un 42,2 regular y un 23, 9 mala. Hay una pregunta sobre la transparencia de la gestión y no resulta menor atento al presente: un 49 % la evalúa regular y se reparten un 24 cada una entre buena y mala. Como referentes del PRO y su conocimiento aparecen con el mayor porcentaje Ramiro Ortiz (25,6) le sigue Bertellys (11,5 aunque se mezclaría aquí la cuestión de pertenencia) mientras que el ítem no sabe o no contesta trepa al 63,6 %.

En cuanto a quién elegiría como próximo intendente se impone quienes no saben con casi el 44 % y con alrededor del 16 Bertellys y Ramiro Ortiz. Hay una detallada discriminación por zona céntrica, barrios, sexo y edad.

La interna radical  

En este enjambre que es Cambiemos en el ámbito local, el radicalismo se vio claramente diferenciado desde su comienzo. La conducción del comité siempre estuvo lejos de la gestión municipal. Esto se vivió en las elecciones primarias del año pasado y se está vislumbrando ahora ante las próximas internas del partido. El 28 del corriente es el cierre de listas y quedan expuestas, nuevamente, las posturas aliadas al intendente Bertellys y aquellos que no comulgan. Los primeros formulan críticas a las autoridades del comité de calle Burgos por cierto desdibujamiento en las problemáticas de la comunidad. Hoy se intenta alcanzar una lista de consenso atendiendo a que, justamente, no es el mejor momento para convocar a votar en una elección interna. Depende con quién se hable, cada uno cuenta los porotos a su favor.

Fotos políticas    

El perfil de la futura conducción  de la UCR marcará un afianzamiento con la gestión municipal o, por el contrario, continuar el tejido que se está armando a partir de núcleos de coincidencia entre sectores radicales, del GEN, Vecinos por Azul, Coalición Cívica y también sin filiación partidaria. Hay que recordar que aquí juegan fuerte dirigentes como Omar Duclós y Alejandro Irigoyen. Críticos de la administración de la Comuna conciben el comienzo de otro ciclo luego de las turbulencias que atravesó Azul con la eclosión de los partidos.

Mientras, el peronismo está sujeto a los pasos de la kirchnerista Unidad Ciudadana quien copó el espacio ante la dilución de la dirigencia tradicional. Habrá que aguardar lo que hará el massista Frente Renovador. En el plano provincial hay reuniones de los diversos sectores del peronismo a través de los intendentes. Sin embargo, todo está muy sujeto a la crisis del país y a una ciudadanía sometida a escenas de una película que ya vio.

¿Qué resultará de este turbulento presente? ¿Cómo impactará en la gestión Bertellys? El Jefe Comunal quiere ir por la reelección y se jugará a fondo. La profundidad de la crisis y la expectativa de la ciudadanía le marcarán los límites.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *