DERECHOS HUMANOS

“El colectivo ‘trans’ es uno de los más vulnerables de toda la sociedad”

La dirigente de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina, María Silvina Lucero, dialogó con EL TIEMPO y contó algunas de las aristas de la lucha contra la discriminación. Ayer, en el Veredón Municipal se llevó a cabo una actividad para celebrar un nuevo aniversario de la Ley de Identidad de Género.

Se llevó a cabo ayer una movida en el Veredón Municipal para celebrar un nuevo aniversario de la Ley de Identidad de Género. 
JOSE BERGER
“Cupo laboral trans ya”, fue uno de los pedidos de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina.
<
>
Se llevó a cabo ayer una movida en el Veredón Municipal para celebrar un nuevo aniversario de la Ley de Identidad de Género. JOSE BERGER

EL DATO

Durante la semana, ATTTA envío cartas formales de invitación a distintos organismos y autoridades de nuestra ciudad, pero muy pocos respondieron a la invitación.

Uno de los sectores más vulnerables de la sociedad es sin dudas el colectivo transexual, o comúnmente llamado trans. Durante décadas fue perseguido y discriminado en distintos ámbitos siendo marginado y estigmatizado.

En nuestra ciudad esta situación no ha cambiado a gran escala. Si bien es necesario destacar que a nivel nacional hubo avances en cuanto a derechos y hay legislación vigente, a nivel institucional no se cumple de manera efectiva.

En este sentido el 9 de mayo entró en vigencia la Ley 26.743, donde en primer lugar se reconoce la identidad de género, se garantiza el libre desarrollo de la persona y se especifica que ésta debe ser tratada de acuerdo con la elección de su imagen, nombre o sexo.

Por eso ayer, en el Veredón Municipal, se llevó a cabo una movida para celebrar los cuatro años de este suceso más que importante en las personas que tienen una vivencia interna que pueda corresponder o no al sexo asignado al momento de nacer.

Para que esto se pueda concretar tuvieron que pasar muchos años de lucha y es un hito para todas las personas que tienen una orientación sexual distinta.

Cerca de las 11 horas, el frente del Municipio se llenó de colores. Una gran bandera y afiches se colgaron y de este modo comenzó este acto que por primera vez en Azul se llevó a cabo.

Si bien se celebra la implementación de la ley, también se recalcó el hecho de que la lucha sigue vigente, que hay muchos derechos que todavía no están garantizados y que el Estado tiene que asumir un rol fundamental a la hora de incluir a todas las minorías en el sistema.

Cupo laboral

La Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina, delegación Azul, fue la organizadora de este encuentro. En este marco, la referente local María Silvina Lucero, fue la principal oradora y en nombre de la Asociación Diversa de Azul contó que esta nueva agrupación tiene como objetivo luchar por los derechos de todas las personas y convivir de forma tolerante en comunidad.

En un momento de su alocución Lucero explicó que “todas las personas de este mundo somos diversas, más allá de la orientación sexual”. Y luego hizo referencia a la ley de Identidad de Género, que luego de mucho tiempo, “lucha y militancia de las distintas organizaciones podemos tener hoy derechos como cualquier otra persona”.

También recordó que en noviembre de 2015 fue sancionada en la Provincia de Buenos Aires “la ley que expresa que en el Estado tiene que haber un cupo laboral de personas trans del 1 por ciento y que también tiene que tener en cuenta la no discriminación”.

Anti discriminación

La realidad en Azul de las mujeres transexuales es muy compleja. No hay amplio acceso al mercado laboral y también en los momentos de esparcimiento sufren discriminación. En este sentido, Lucero destacó que “en distintos locales bailables hay compañeras a las que no le permitieron el ingreso como Nikolson, Volvé Carmela y Luke, entre otros, que son lugares que no nos dejan entrar por una mera discriminación”. 

Por eso, Lucero pide “que sumemos fuerzas entre todos, que toda la comunidad de Azul debe estar presente en la integración de todas las personas, que se deje de lado el cómo somos por fuera, con quién decidimos acostarnos y que entren otros valores en juego”.

Gran vulnerabilidad

En diálogo con este diario, María Silvina admitió que la de ayer frente al Municipio, como una primera actividad que hacen abierta a la comunidad, fue muy importante. No obstante recalcó que hubo “muy poca participación por parte de las autoridades municipales y los concejales, pero sí tuvimos muchas adhesiones de muchos organismos como la UNICEN, Che SIDA y distintas agrupaciones LGBT”.

En este sentido “nos pareció un poco extraño que no viniera nadie del Concejo Deliberante a darnos el apoyo para que se cumpla la ley del cupo laboral trans en nuestra ciudad”.

La intención de ATTTA Azul no es que tomen a las mujeres trans por obligación sino que exista un compromiso real para poder mejorar la vida de estas personas que, en su mayoría, se dedican a la prostitución.

Y es allí donde reside el gran conflicto. “No es que impongamos que nos den un trabajo; sino un trabajo para mejorar la calidad de vida”, expresó.

En la actualidad, en Azul, “no nos abren las puertas, no nos emplean en ningún organismo estatal. No se está cumpliendo con la ley; que el Municipio no tenga miedo que no pretendemos que ingresen masivamente personas (trans), pero sí trabajar en conjunto para que sepan que puede haber una vida mejor”.

“El Estado no se hace responsable”

La posibilidad de que pueda existir en el municipio un área de Diversidad sería el ideal para que se pueda trabajar en conjunto, a la luz de la opinión de la referente de ATTA Azul, para “allí poder hacerse saber a todas las personas sus derechos y sus obligaciones”. Esto parece simple y cotidiano, pero hay un gran nivel de autodiscriminación que hace “que esto no se sepa o que no se hagan valer los derechos; es necesario refrescar estos conceptos ciudadanos”.

Sin embargo, se han realizado “muchas denuncias por discriminación, pero el Estado es el que no se hace responsable. Nosotros agradecemos al INADI todo lo que nos ofrece, pero en Azul no hay una delegación y a veces ir hasta Olavarría es medio complicado”.

Hacer movilizaciones como la de la víspera es muy importante para la Asociación, porque “hace más de un año que estamos trabajando y queremos que de a poco nos conozcan más, que se nos vea desde otro punto de vista y que sepan que estamos dispuestas a trabajar junto con la comunidad”.

Lo principal es que “nosotros queremos participar, queremos estudiar y queremos trabajar como cualquier otra persona sin sufrir discriminación. El colectivo trans es uno de los más vulnerables de toda la sociedad”, explicó Silvina.

SALUD: UN DERECHO GARANTIZADO

El 14 de mayo del pasado año se realizó el primer encuentro del colectivo trans en la Región Sanitaria IX, donde socializaron un trabajo que realizaron con la doctora Gabriela Tanoni, la licenciada Andrea Rivas, concejales y otras organizaciones.

A partir de ese momento hubo una campaña de vacunación contra la Hepatitis B, la antitetánica y se conocieron mecanismos de protección de la salud.

Para ellas fue muy importante este encuentro “y a partir de ese momento hubo un cambio. Estamos muy bien atendidas, siempre con muy buena predisposición en los hospitales”.

Siempre que “una compañera ha tenido una problemática en salud siempre nos han ayudado mucho. Esto es fundamental para nosotras”, comentó María Silvina.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *