LA SEMANA POLÍTICA

El Concejo en su laberinto

El Concejo Deliberante presenta un panorama de dispersión política que empujaría a formar un interbloque.
<
>
El Concejo Deliberante presenta un panorama de dispersión política que empujaría a formar un interbloque.

La crisis de representación política impacta en el cuerpo deliberativo azuleño. Frente a la dispersión se procura armar un interbloque. El Frente para la Victoria necesita salir de su debilidad. ¿El intendente Bertellys cerca de Diego Bossio, diferenciado hoy del kirchnerismo?

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

La reformulación del sistema político en Argentina es un proceso inconcluso que atraviesa a todos los partidos y que viene desde lejos. El final de la experiencia kirchnerista, después de doce años, dejó planteados nuevos ejes de discusión pero también interrogantes. Si la ideología que representaba cada sector entró en crisis, esto desnuda las limitaciones en su construcción. El mejor ejemplo es la Unión Cívica Radical que, luego de la experiencia del ex presidente Raúl Alfonsín en el albor de la democracia, entró en un zigzagueo que la terminó depositando en un partido vecinalista de centro derecha como el PRO.

El peronismo se caracterizó siempre por su resilencia sustentada en la idea del poder, más a la derecha o más a la izquierda. No importa porque no hay culpa. Es expresión de  la sociedad bipolar de este país.

El Concejo expresa la sociedad   

Esto podría dar sustento para procurar entender la fragilidad del Concejo Deliberante de Azul que viene subido a una montaña rusa desde hace años. Pero no es más que la caricatura de esta sociedad ausente de líderes.

Hay una crisis de representatividad en el cuerpo deliberativo que abruma. ¿A quién representa cada edil en realidad? ¿A su agrupación política, al ciudadano que lo votó, a sí mismo, aunque resulte un disparate?

El boque del Frente para la Victoria es un tembladeral ya que, en el fondo, con alguna excepción como Pedro Sottile presidente del cuerpo, nadie daría la vida por la gestión del intendente Hernán Bertellys y, menos, aparecer como gladiadores del kirchnerismo. Estela Cerone y Cristina Croharé aparecían con mayor contundencia con su discurso K, ésta última hoy fuera del cuerpo por un pedido de  licencia. Santiago Zaffora es un sciolista histórico y con miradas críticas hacia el kirchnerismo y al propio Bertellys mientras que Omar Seoane siempre respondió al ex director de la ANSES, Diego Bossio, hoy claramente lejano del mundo K.

A  propósito, Seoane nunca fue un devoto del Jefe Comunal pero, según se conoció en las últimas horas y cuando estaba a punto de profundizar la grieta, Bertellys estaría ubicándose dentro del peronismo cerca de Bossio.

Bertellys es “bertellysta”    

El Intendente azuleño, en el fondo, es “bertellysta”. Jugó dentro del Frente para la Victoria pero porque era la única contención que había en el esquema peronista, escenario que hoy se ha modificado.

Siguiendo con los vericuetos del FpV, el reemplazo de Croharé había provocado preocupación en el Ejecutivo ya que quien le sigue en la lista es Liliana Vera quien estaba al frente de Desarrollo Social de la Comuna. Por lo tanto le tocaba a asumir a Enrique Lazarte, ex responsable de Vialidad Provincial en la región con asiento en Azul. El nombrado, si bien se mostró junto a Bertellys en su momento, esa relación se empezó a resquebrajar cuando fue reemplazado en su cargo por lo que consideró una movida política. Esto derivó en que se acercara al Frente Renovador de Sergio Massa pero, para completar el entuerto, si asumía formaría un unibloque.

Todo muy bizarro y el Ejecutivo no podía seguir adelgazando su ya débil bloque. Por lo tanto, la hicieron subir a Vera al primer piso del Palacio Comunal.

Hay temas calientes por resolver en el deliberativo como la tasa urbana y hacen falta manos que se levanten por el oficialismo.

Interbloque    

Las luces y sombras se propagan por el cuerpo deliberativo. Atento a la realidad que está padeciendo, se trabaja para la conformación de un interbloque que nuclee a Cambiemos y a ediles como Pablo Yannibelli, Juan Sáenz y Viviana Del Río. Cada uno atraviesa una circunstancia distinta. Cambiemos siente la ausencia de Ramiro Ortiz, con licencia por su función en el PAMI, pero también han quedado como una suerte de “lobos solitarios” algunos ediles y vuelve a aparecer aquí la cuestión de la representatividad. ¿Quién es quién en el Concejo?

Y para completar este cuadro de dispersión, la integrante del bloque GEN y Vecinos por Azul, Maya Vena habría tenido algunas diferencias dentro de ese espacio por lo que no se descarta que podría ser tentada a sumarse a dicho interbloque, que, justo es decirlo, es una buena mescolanza pero que expresa, irremediablemente, la realidad política local.

La cuestión de la tasa urbana está mereciendo reuniones y puntos de acuerdo ya que se va a entrar en el tercer trimestre del año y aún no hay una definición concreta sobre su incremento. La realidad del Concejo quedó demostrada cuando no pudo insistir con su propuesta ante el veto del Intendente. El cambio a último momento del concejal Ulises Urquiza modificó el panorama y se aceleraron las negociaciones.

Sáenz está trabajando en la propuesta de sostener el aumento del 28 por ciento aprobado a principios de año por el Concejo y agregarle un 20 % más en el segundo semestre. Las diferencias aquí se darían por la valuación fiscal que modificó el Ejecutivo. Recordemos que la actualizó al año 2015 y eso le implica alrededor de un millón seiscientos mil pesos más por mes.

La realidad del deliberativo hoy es un laberinto expresado en individualidades que hasta pueden derivar en burdas situaciones entre ediles, como sucedió con Urquiza y Yannibelli, con denuncia penal incluida, por presunta agresión física.

Desenredar la madeja    

Mientras, Bertellys busca ayuda económica en los gobiernos provincial y nacional y esta semana sería recibido por la gobernadora María Eugenia Vidal. El contexto es complejo, con tarifazos en el medio, recesión de la economía y un malestar de la ciudadanía. Por otro lado, dio a conocer una serie de modificaciones en el Ejecutivo que pasan más por nombres altisonantes en algunos cargos. ¿Eso mejorará la calidad de la  gestión? Hay una madeja que desenredar para salir de este presente azaroso y la política, en toda la extensión de su significado, está siendo puesta a prueba nuevamente.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *