ACTIVIDAD LEGISLATIVA

El Concejo está analizando fijar topes para los incrementos vigentes de la tasa urbana

Se trata de un proyecto de ordenanza, de autoría del concejal Juan Sáenz, que propone topes máximos para que este tributo municipal tenga un aumento promedio anual del 39 por ciento. Sería un postura intermedia entre los valores vigentes por el revalúo fiscal que aplicó el Ejecutivo y el 28 por ciento que autorizó el Deliberante.

 “Los vecinos, en algunos casos, recibieron aumentos desproporcionados”, consideró el edil Juan Sáenz. ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
 “Los vecinos, en algunos casos, recibieron aumentos desproporcionados”, consideró el edil Juan Sáenz. ARCHIVO/EL TIEMPO

 

El incremento de la tasa urbana sigue siendo materia de análisis en el Concejo Deliberante para disminuir el impacto que tuvo en el vecino el aumento desmedido que hubo ante la aplicación de la valuación fiscal que instrumentó el Ejecutivo, no respetando el 28 por ciento que autorizó el legislativo para este año.

Esta alternativa y nueva herramienta es un proyecto presentado por el concejal Juan Sáenz y lo que propone es fijar topes para que la Tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública, promedie un incremento interanual de un 39 por ciento.

El proyecto de ordenanza pasó para su análisis a la comisión de Presupuesto y lo que explicó el edil del radicalismo fue que lo que se intenta es poner un tope ante el pedido de los vecinos.

Todo esto debido a que “lo autorizado por el Concejo no se vio reflejado cuando se distribuyeron las tasas”.

Aseguró que pese a lo resuelto por el cuerpo, que fijó un incremento del 28 por ciento, “los vecinos, en algunos casos, recibieron aumentos desproporcionados”.

Sáenz explicó asimismo que “el Concejo deben reafirmar su postura inicial” siendo esta iniciativa una alternativa posible.

También recordó que este proyecto surge luego de que no consiguieran las votos necesarios para que en el recinto se trate la insistencia de la ordenanza aprobada por la mayoría del cuerpo y que fue vetada por el Ejecutivo.

Mientras esta nueva posibilidad se analiza en comisión, hay que señalar que ya están liquidados y ya en los domicilios de los vecinos de Azul los anticipos correspondientes a los meses de julio, agosto y septiembre con los valores estipulados por el Ejecutivo con la aplicación de la valuación fiscal que corresponde al 2015, cuando no había sido actualizada desde 2011, siendo entonces de alto impacto en los valores de la tasa.

Como viene la mano  

Como se recordara el considerable incremento en la Tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública para el ejercicio 2016 fue como consecuencia de la aplicación de la valuación fiscal 2015 para el cálculo de su base imponible.

Con posterioridad a la sanción de la ordenanza 3780, en la cual se aprobó un incremento único y total de la tasa urbana de un 28 por ciento, el Departamento Ejecutivo advirtió que la administración, cuyo mandato culminó el 10 de diciembre de 2015, liquidaba la referida tasa en base a la valuación fiscal del 2011, cuando hubiera correspondido su actualización anual.

Por tal motivo el Ejecutivo decidió actualizar la valuación fiscal para el cálculo de la base imponible de acuerdo al último intercambio de datos realizados con ARBA, que corresponde al año pasado, haciendo una errónea interpretación, al entender de los concejales, de los artículos 80 y 80 bis de la ordenanza fiscal aprobada, lo que trajo como consecuencia incrementos en la tasa muy superiores al 28 por ciento que por todo concepto había autorizado el Concejo Deliberante.

Veto del Intendente    

Esto motivó un tratamiento especial por parte del Concejo que sancionó la ordenanza en  la cual se perfeccionó la redacción del artículo 80 bis para que las nuevas valuaciones categóricamente no se tuvieran en cuenta para este ejercicio 2016.

Esta ordenanza fue vetada en su totalidad por el Intendente Municipal para que el gravamen en cuestión continuara calculándose durante el 2016 sobre el revalúo fiscal de 2015, que corresponde al último intercambio de datos realizados con ARBA, argumentando una probable “pérdida o disminución de recaudación que, a  su vez, podría derivar en el consiguiente desequilibrio fiscal”.

Al aplicarse estas bases imponibles actualizadas por revalúo fiscal de 2015, en algunos casos se han producido incrementos desmedidos de la tasa urbana, los cuales no tienen correspondencia alguna con el 28 por ciento de incremento propuesto inicialmente por el Concejo.

Detalles de la propuesta    

El autor del proyecto aclaró que “se comprende la necesidad del municipio de fortalecer los recursos municipales, pero resulta conveniente establecer topes máximos de acrecentamiento de la tasa en cada uno de los semestres del año para impedir un excesivo incremento anual de los tributos”.

De esta manera lo que se propone a través de este proyecto de ordenanza es que en los anticipos del primer mes al sexto se aplique un 28 por ciento calculado sobre la cuota de la tasa del mes de diciembre pasado; y se aplique un 50 por ciento hasta el mes 12 también sobre lo cobrado hasta fin del año pasado.

Así lo que se plantea es que la tasa urbana tenga un aumento promedio interanual de un 39 por ciento.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *