PRIMERA SESIÓN ORDINARIA

El Concejo ratificó anoche que el aumento de la tasa urbana debe ser del 28 por ciento

Lo hizo al “perfeccionar” un artículo de la Ordenanza Fiscal que, según se dijo ayer en la primera sesión ordinaria, fue interpretada “erróneamente” por el Departamento Ejecutivo. De esta manera, rechazó el revalúo fiscal aplicado por el intendente Hernán Bertellys que llevó a que el incremento de la tasa por Recolección, Limpieza y Conservación de la Vía Pública llegar a 100 por ciento y más también.

El Concejo ratificó anoche el aumento del 28 por ciento de la tasa urbana. Ahora el Ejecutivo, si no veta la ordenanza votada, deberá hacer nuevamente los números. NACHO CORREA
<
>
El Concejo ratificó anoche el aumento del 28 por ciento de la tasa urbana. Ahora el Ejecutivo, si no veta la ordenanza votada, deberá hacer nuevamente los números. NACHO CORREA

 

EL DATO:

Los concejales oficialistas Santiago Zaffora, Florencia Goyeneche y Estela Cerone, por su parte, presentaron otro proyecto de ordenanza en este sentido que pasó a comisión para su análisis. En él se establecen una serie de parámetros para aplicar el incremento de la revaluación fiscal.

“Incremento único y total del 28 por ciento”. Ese debe ser el porcentaje en el que se incremente la Tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública, según la Ordenanza aprobada ayer por mayoría en el Concejo Deliberante, que ratificó y “perfeccionó” la que ya había aprobado en enero -en esa oportunidad por unanimidad de votos-.

De esta manera, el intendente Hernán Bertellys y su equipo económico deberá rever la aplicación de la revaluación fiscal que llevó a que esa tasa sufriera aumentos que llegan al 100 por ciento y a más también, de acuerdo a lo que se argumentó en el recinto anoche, durante la primera sesión ordinaria del año.

En un tramo de la Ordenanza aprobada, los concejales marcan que “queremos ratificar que la autorización del Concejo Deliberante era de un incremento único y total del 28 por ciento para el ejercicio fiscal 2016, con las excepciones para los casos de comercio e industria, y de mejoras detectadas o incorporadas”, dejando en claro así el espíritu de la primera normativa aprobada en la primera quincena de enero.

La revaluación   

Lo que se dio anoche fue un interesante debate en el que los concejales expusieron sus argumentaciones sobre un tema que, se notó, habían estudiado y analizado. Poco más de dos horas llevó la discusión que pasó por diferentes estadíos y abarcó muchos temas de actualidad nacional, provincial y municipal -aumentos, despidos, crisis económica, entre tantos otros-.

Para empezar a desarrollar lo que fue la sesión de anoche, cabe recordar que el jueves 24 de marzo los contribuyentes azuleños comenzaron a recibir las facturas de la tasa urbana con incrementos que llegaban y sobrepasaban el 100 por ciento, porcentaje sensiblemente superior al 28 aprobado por unanimidad del Concejo en enero.

A partir de ahí, desde el arco opositor se explicó que el Ejecutivo había pedido la aplicación de la revaluación fiscal 2016, pero no se la autorizaron. Haciendo su propia interpretación, el equipo económico del municipio entendió que podía aplicar la revaluación 2015. Así fue que los incrementos fueron mucho más allá de lo aprobado y gran parte de la comunidad comenzó a hacer escuchar su reclamo.

Por esto, en la sesión de ayer el primer tema que se puso en tratamiento fue un proyecto de ordenanza que ratificaba el incremento “único y total” del 28 por ciento. Así, “perfeccionaron” uno de los artículos de la Ordenanza Fiscal para que no vuelva a ser interpretada “erróneamente” por la comuna.

Argumentaciones   

Quien abrió el debate fue el concejal del GEN Omar Norte, que al hacer referencia justamente a las interpretaciones, sostuvo que las leyes se deben interpretar respetando el criterio concreto que quiso darle el legislador que la redactó. Y ahí fue que aseguró entonces que en el caso de la tasa urbana en esta ciudad “el Departamento Ejecutivo hizo una interpretación errónea de la norma”.

Después Pablo Yannibelli dio lectura a algunos fallos de la Corte Suprema de Justicia en este sentido -cuestiones estrictamente jurídicas y muy técnicas-, para luego decir que se sentía “sorprendido y preocupado” por el accionar del Ejecutivo que encabeza Bertellys y por llegar a una confrontación con el Concejo por sus decisiones. En ese marco, llamó a la reflexión.

Juan Sáenz intervino para advertir que “no hubo ninguna notificación previa del Ejecutivo” sobre el cambio de valuación, como debería haber ocurrido, y remarcó que la ordenanza presentada por el arco opositor era “un perfeccionamiento” de la norma ya que hubo “un error de interpretación” por parte del Ejecutivo.

Asimismo apuntó que con esta decisión “no se está desfinanciando al municipio porque el aumento (aplicado por Bertellys) no estaba presupuestado este año”.

Por su parte, Néstor Álvarez hizo referencia al trabajo desarrollado por los concejales para alcanzar los acuerdos que permitieron consensuar las cinco medidas pedidas por Bertellys .entre ellas el incremento de tasas-. Sin embargo “al poco tiempo los acuerdos fueron violados y le pegaron un cachetazo a los contribuyentes”.

Después tuvo unas palabras para con el presidente del cuerpo, Pedro Sottile, a quien le pidió que “tendría que tomar la decisión de ser presidente del Concejo o de una bancada”, por las declaraciones públicas que hizo respaldando el incremento del Ejecutivo.

En ese sentido también se expresó Ulises Urquiza, quien le dijo que “usted como presidente es la garantía para que los acuerdos se respeten. Espero que esto no se repita”.

Luego, dijo que la aplicación del revalúo “es una avivada del señor Intendente y su equipo”.

Tarifazos y picardías  

Desde el oficialismo, Santiago Zaffora hizo una interpretación particular del incremento de la tasa aplicado por el Ejecutivo, al decir que “en realidad es del 28 por ciento” y, en ese sentido subrayó que “no se modificó lo aprobado por el Concejo” sino “la valuación fiscal”.

El concejal reconoció que “es un tecnicismo” y que “no actuó contra la norma”.

Después, yendo a lo que llamó “el fondo de la cuestión” empezó a hablar de la situación de “quebranto” económico de la comuna y pidió que se entienda “el contexto en el que estamos” y “la gravedad de la situación”.

Yannibelli volvió a tomar la palabra reconociendo la situación, pero no dejando pasar la cantidad de funcionarios y asesores nombrados por el Intendente. “Hay crisis, pero se pagan cosas innecesarias. Hay crisis, pero tenemos funcionarios estrellas”, sostuvo.

La concejal Erica Torena se preguntó al intervenir en el debate “¿quién está gobernando realmente Azul?. ¿Bertellys, el secretario de Gobierno (Alejandro Vieyra) o el equipo económico?”.

Entendió que ante la decisión tomada, Bertellys “tendría que haber salido a dar la cara”, para luego pedir a los concejales oficialistas “coherencia” porque se opusieron al tarifazo eléctrico y ayer defendían el de las tasas. “¿Algunos tarifazos son buenos y otros malos?”, volvió a preguntar.

Y sobre la situación económica del municipio apuntó que “plata para pagar a Varela (Omar) sí hay”, mientras se pide colaboración a la comunidad para sostener algunas cuestiones.

Claudio Molina, por su parte, señaló que “es increíble estar tratando este tema” y entendió que fue “una picardía” del Intendente aplicar el revalúo fiscal.

Habló de los consensos que se habían logrado en el marco del Concejo para sacar adelante las medidas pedidas por el Ejecutivo y consignó que “el diálogo se consolida en base a la confianza”, para luego arremeter con que el accionar de Bertellys en este caso “me hizo acordar a la etapa de Inza”, cuando hacía caso omiso a lo decidido por el legislativo local.

Luego advirtió que “si tiraron manteca al techo, es culpa del Intendente. El municipio no se desfinancia porque digamos no a la revaluación. Que no pretendan responsabilizarnos”.

Tiempo y reflexión  

Por su parte, Viviana del Río -que asumió ayer en reemplazo de Ramiro Ortiz- respondió a las consideraciones de Zaffora que pidió responsabilidad y seriedad a los concejales. “Justamente los que no están siendo responsables son los que hoy están a cargo”, dijo, para apuntar que “el municipio nos exige cada vez más porque la cosa no está bien. Pero si se aprobó el 28 por ciento de aumento, se tiene que aplicar el 28 por ciento”.

La concejal oficialista Cristina Croharé tomó intervención para decir que “tengo algunas dudas” respecto a la decisión del Intendente, sin dejar de mencionar que “el contexto es de aumento de todo”, y habló de los despidos nacionales y provinciales, los ajustes y tarifazos.

Reconoció que votaron el 28 por ciento y que fueron los concejales los que recibieron una catarata de reclamos el lunes posterior a conocerse el aumento.

No obstante, indicó que el Intendente “hace poco que asumió” y en ese marco pidió “darle tiempo”. Luego adelantó que su posición “es estar al lado del pueblo”.

El último orador de la noche fue Francisco Gayani, quien entendió que el de anoche fue un debate civilizado y solicitó que, más allá de tecnicismos y números, “reflexionemos y usemos el sentido común. Bajemos a lo que hoy es la ciudad de Azul y que el revalúo se revea en beneficio de la comunidad”.

En el mismo tono, pidió “por favor, más allá de las verdades relativas, pensemos en la comunidad”.

La votación   

Posteriormente llegó el momento de votar. La Ordenanza fue aprobada por once votos positivos -de Omar Norte, Maya Vena, Claudio Molina, Pablo Zabalza, Juan Sáenz, Erica Torena, Francisco Gayani, Néstor Álvarez, Pablo Yannibelli, Ulises Urquiza y Viviana del Río-, cuatro negativos -Santiago Zaffora, Estela Cerone. Pedro Sottile y Florencia Goyeneche- y una abstención -Cristina Croharé-.

Faltaron a la sesión, los concejales Manuela Arrarás y Omar Seoane.

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *