11ª SESIÓN ORDINARIA

El Concejo repudió el “ejercicio autoritario del poder” de Nicolás Maduro en Venezuela

Por mayoría, el Legislativo local aprobó un proyecto presentado por Francisco Gayani, del bloque Cambiemos, preocupado por la crisis de ese país latinoamericano. La iniciativa generó un amplio debate, el mayor de la noche, y reflotó la discusión sobre qué temas se llevan al Concejo para su tratamiento.

Francisco Gayani es el autor del proyecto más debatido de la noche del martes, relacionado a repudiar la presidencia de Nicolás Maduro en Venezuela. La Resolución salió aprobada por mayoría. Tres horas duró el martes la 11° sesión ordinaria del Concejo Deliberante en la que se abordaron diferentes temáticas. NACHO CORREA
<
>
Francisco Gayani es el autor del proyecto más debatido de la noche del martes, relacionado a repudiar la presidencia de Nicolás Maduro en Venezuela. La Resolución salió aprobada por mayoría.

Pese a que algún concejal le moleste que los medios informemos que el Concejo Deliberante de Azul se ocupó ampliamente de la situación de Venezuela -como lo expresó durante la última sesión del martes pasado Juan Sáenz- lo cierto es que el proyecto más debatido y que más intervenciones generó ese día en el recinto fue justamente una iniciativa presentada por Francisco Gayani pidiendo repudiar “enérgicamente el ejercicio autoritario del poder” por parte del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El concejal de Cambiemos basó su proyecto en el “proceso de democracia extremadamente autoritario” que se desarrolla en Venezuela y entendió que la situación de autoritarismo “tuvo su punto culmine” con la conformación de la Asamblea Constituyente “sin el suficiente apoyo popular” y que tiene como características ser “adicta al régimen de Maduro y su única finalidad es darle sustento legal a las atrocidades que lleva adelante el Ejecutivo”.

En otros tramos del proyecto, habla del hambre del pueblo venezolano y de la violación de los derechos fundamentales del ser humano, además sostener que “la paranoia de Maduro crece al igual que el hambre y la pobreza de su país”.

En esos términos planteó además que “no podemos permanecer ajenos a la terrible situación que está viviendo la hermana República de Venezuela” y pidió el enérgico repudio a Maduro.

“Ojos cerrados”

Al momento de fundamentar su pedido, Gayani aseguró que para él Venezuela vive una dictadura porque no hay división de poderes.

Teniendo en cuenta las reticencias que su proyecto causó antes de la sesión por tratarse de un tema que excede ampliamente el ámbito del Legislativo local, dijo que lo presentó porque “como Concejo Deliberante no podemos permanecer con los ojos cerrados. Se está violando la libertad”, para pedir por último “reflexionemos. Dejemos de lado las ideologías. No importa si se es de derecha o de izquierda”.

“Defendamos todos los derechos humanos”

Después de escuchar la fundamentación, la inmediatamente pidió la palabra fue Estela Cerone, para expresar primero que le había sorprendido el proyecto. “El gobierno de Venezuela fue elegido por su pueblo, la Asamblea Constituyente fue elegida por el pueblo”, advirtió y luego remarcó que en Venezuela hay una grieta “como en Argentina”.

Añadió que “si nos preocupan los derechos humanos, al primero que hay que repudiar es al gobierno de Estados Unidos” y pidió que se mire lo que pasa en Siria y en Haití, por ejemplo.

Luego calificó al proyecto del edil de Cambiemos como “sumamente peligroso” y arremetió con que “el concejal Gayani se asusta de que Venezuela tiene presos políticos y acá estamos reclamando por la libertad de Milagro Sala, que es una presa política”. De hecho, en su banca la concejal colgó un afiche de Sala en el que pide su libertad.

Para finalizar solicitó enfáticamente que “defendamos todos los derechos humanos. Como Concejo Deliberante tenemos que exigir saber dónde está Santiago Maldonado”.

“Cada uno se expresa”

Pablo Yannibelli intervino después. Fiel a su costumbre, habló de pactos internacionales, de la libre autodeterminación de los pueblos y luego dijo no coincidir con los “calificativos” del proyecto, “como el de dictadura”. “Como Concejo Deliberante tenemos la responsabilidad de ser respetuosos”, agregó.

Gayani volvió a tomar intervención para responder a Cerone, de quien dijo que “tiene la costumbre de mezclar todo”.

“No me cabían dudas que iban a traer el tema de Santiago Maldonado. Es probable que sea una desaparición forzada. Todos esperamos la aparición con vida” y preguntó: “¿creen que el gobierno es responsable de la desaparición?”.

Redoblando la apuesta, como suele hacer en algunas sesiones, Gayani marcó que “a algunos se les va a acabar el relato si aparece” y agregó que “Milagro Sala torturó y está implicada en hechos de corrupción”.

Del mismo bloque, Ramiro Ortiz pidió la palabra para defender la postura de Gayani de presentar el proyecto y recordó que años atrás hubo presentaciones similares y el Concejo las trató. “Son criterios, cada uno se expresa”, señaló.

“Sentido común” 

Llegó después la participación de Juan Sáenz, quien remarcó que el Legislativo local “no es el ámbito de discusión porque no tenemos influencia sobre la diplomacia argentina. Es sentido común” y luego indicó que “me parece triste” que los medios reflejen que el Concejo trató la situación de Venezuela.

Por su parte, Omar Norte consignó que apoyarían el proyecto porque consensuaron con Gayani el texto. Es que cabe señalar que la iniciativa original que había presentado el autor hablaba directamente de repudiar “el régimen dictatorial” de Maduro, que luego fue morigerado a repudiar “el ejercicio autoritario del poder”.

El edil del GEN dijo no tener dudas de que en Venezuela se ejerce el poder autoritariamente y luego solicitó que “no ofendan al progresismo diciendo que Venezuela es progresista, porque la gente tiene hambre, hay muertos y no hay división de poderes”.

“No era adecuado traerlo” 

Más tarde, Santiago Zaffora entendió que el proyecto “excede ampliamente el marco del debate del Concejo Deliberante”, pero aún así advirtió que “no podemos tapar el sol con las manos: hay muertos, represión, la división de poderes está paralizado en Venezuela”, por lo que adelantó que acompañaría la Resolución.

Después habló de la desaparición de Santiago Maldonado. “Leí todo lo que salió en los medios”, comentó, para concluir que el caso generó “miserias” tanto del gobierno como de la oposición y que el tratamiento que se le dio le produce “asco” porque aseguró que “a casi nadie le importa lo que pasó con Santiago Maldonado”.

En ese marco hizo referencia a una dirigencia que “genera una situación de hostilidad y una espiral de violencia” preocupantes.

El último en hablar fue el presidente del cuerpo, Pedro Sottile. Comentó que antes de la sesión le pidió a Gayani que retirase el proyecto “porque personalmente creo que supera el ámbito del Concejo. No era adecuado traerlo”, dijo.

Eligió cerrar el tema diciendo a los concejales que “si quieren seguir trayendo este tipo de proyectos, hay 30 mil chicos en México participan de actividades delictivas” y dio otro tipo de datos, para fijar irónicamente su postura frente al proyecto que se había puesto en tratamiento.

La votación

En forma positiva votaron los concejales Gayani, Néstor Álvarez, Ramiro ortiz, Omar Norte, Pablo Zabalza, Ulises Urquiza y Santiago Zaffora. Por su parte, de manera negativa Maya Vena y Estela Cerone; mientras que se abstuvieron Juan Sáenz, Pablo Yannibelli, Pedro Sottile y Florencia Goyeneche.

De esta manera el repudio del Concejo Deliberante de Azul al “ejercicio autoritario del poder por parte del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro” salió aprobado por mayoría en la noche del martes pasado.

ALGUNOS APUNTES DE LA SESIÓN 

-Cinco concejales faltaron a la sesión del martes: Claudio Molina, Erica Torena, Manuela Arrarás, Liliana Vera y Omar Seoane.

-Eran las 18 cuando desde la presidencia Pedro Sottile pedía a los concejales que se sentaran en sus bancas para poder comenzar. Pero los números no daban. Había ocho ediles nada más. Con esa cantidad, no estaba dado el quórum para sesionar. Hubo que esperar algunos minutos más y recién con la llegada de Santiago Zaffora y después de Ramiro Ortiz, sumaron los 10 concejales necesarios. Más tarde llegarían Pablo Yannibelli, Estela Cerone y Ulises Urquiza.

-Cuando aún el Concejo estaba en sesión, una de las bancas vacías fue ocupada por la hija de una edil. Desde luego, la menor tal vez no llegue a dimensionar que el cuerpo estaba en plena actividad legislativa, pero los mayores tampoco dijeron nada. Es más, hubo concejales que festejaron su presencia en la banca y le hicieron señas para que levantara la mano como para votar… Estaría bueno que se respeten las formalidades de un ámbito institucional.

EL USO Y LA PRESERVACIÓN DEL PARQUE, SIN URGENCIAS 

Antes de pasar al tratamiento de los proyectos, el concejal Omar Norte pidió introducir un despacho sobre tablas relacionado a la ordenanza de uso y preservación del Parque Municipal que había sido aprobada por el Concejo y luego vetada por el intendente Hernán Bertellys. Lo que pretendía el concejal del GEN era que se tratase el despacho modificando dos de los artículos, ya que el compromiso asumido en una sesión anterior fue que saliera con Pronto Despacho.

Pero la negativa de un sector de los concejales impidió su ingreso y debate. El concejal Ramiro Ortiz, por ejemplo, apuntó que no era urgente su tratamiento y que había que ver, primero, si en el Ejecutivo estaban de acuerdo con las modificaciones.

Tales manifestaciones generaron la inmediata intervención de Estela Cerone, impulsora del tema, en el que trabajó por casi tres años, quien advirtió la necesidad de “no convertirnos en una escribanía del Poder Ejecutivo”.

En cuanto a la urgencia, marcó que el deterioro del Parque es cada vez más notorio y que por lo tanto “es tiempo que tengamos urgencia, concejal Ortiz”.

El que respondió fue Pablo Yannibelli, para decir “no somos una escribanía. No hay mala voluntad”, sostuvo.

Sucedía también que el concejal Juan Sáenz estaba trabajando en otro despacho, pero no había reunido las firmas mínimas necesarias para poder presentarlo.

Lo concreto fue que no se le permitió el ingreso y, tal vez en la próxima sesión, recién se podrán tratar las modificaciones.

¿ERA NECESARIO? 

Escribe María Vizcay

De la Redacción de El Tiempo

En Azul no pasa nada. No hay reclamos por el estado de las calles; en el Siglo XXI todos sus habitantes tienen cloacas, gas natural, agua corriente en sus domicilios; no concurren cada vez más chicos a los comedores escolares; no hay reclamos en lo que a salud pública se refiere; no abren comederos comunitarios para paliar la situación; no hay problemas laborales, como así tampoco de adicciones ni de ningún otro orden; los jóvenes no se van porque acá tienen un futuro prometedor; nadie vive por debajo de los índices ni de pobreza ni de indigencia; no se registran hechos de inseguridad. Y así, tantas otras cuestiones.

Por eso los habitantes de Azul nos podemos permitir que nuestros representantes -esos que elegimos y que integran por cuatro años la llamada “Casa del Pueblo”- dediquen tiempo a tratar la situación que atraviesa Venezuela.

Al margen de la opinión que cada cual pueda tener sobre el tema, ¿es necesario que desde el Concejo Deliberante de Azul salga un repudio a la presidencia de Nicolás Maduro? Para mí, no.

Más allá de que cada uno puede presentar el proyecto que considere, en el Partido de Azul pasan cosas que necesitamos se resuelvan. Y, en ese marco, es imperioso que el Legislativo esté a la altura de las circunstancias en su rol de proponer acciones superadoras y también de contralor.

“No podemos permanecer con los ojos cerrados”, dijo Francisco Gayani por la situación de los venezolanos. Acá en Azul -a la vuelta de la esquina o casa de por medio, donde sea- también es necesario que quienes tienen cierto grado de responsabilidad social no permanezcan con los ojos cerrados.

La Resolución que el martes presentó Gayani no cambió la vida ni el pulso de la ciudad.

Pero bueno… es parte del Concejo que supimos conseguir.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *