COMPLICACIÓN

El consumo de carne vacuna en caída libre

El consumo per cápita se ubicó en 55,2 Kg., en el período comprendido entre enero-julio de 2016. El promedio representa una baja de 7,8% interanual. 

La faena de ganado vacuno de julio mostró una caída del 9,5 por ciento, respecto de igual mes de 2015.
<
>
La faena de ganado vacuno de julio mostró una caída del 9,5 por ciento, respecto de igual mes de 2015.

BUENOS AIRES. La faena de ganado vacuno de julio mostró una caída del 9,5 por ciento, respecto de igual mes de 2015, al ubicarse en 934 mil cabezas, número que resultó inferior en 1,3 puntos porcentuales, respecto de junio último indicó el informe número 186 publicado por la Cámara de la Industria, el Comercio y Afines y de la Carne y Afines (CICCRA), correspondiente a julio de 2016.

El nivel de faena mensual resultó el más bajo de los últimos 37 julio, como consecuencia de la continuidad del proceso de retención de vientres y el clima adverso, que produjo un fuerte impacto en la producción ganadera, entre otras causa que contribuyeron a la contracción que viene experimentando la actividad frigorífica vacuna.

En tanto, la faena de hembras del último mes representó el 41,2% del total. Sin embargo, cabe señalar que por primera vez en dieciocho meses, la faena de hembras cayó a menor ritmo que la de machos (-7,1% vs. -10,5%). La producción de carne vacuna se contrajo 1,3% entre julio de 2015 y julio de 2016.

En enero-julio de 2016 se faenó un total de casi 6,63 millones de vacunos, cantidad que también resultó baja en comparación con la media histórica. La faena de enero-julio de 2016 experimentó una retracción de 7,4% interanual, para ubicarse en el puesto 34º de los últimos 37 años.

En el acumulado del año, la participación de las hembras en la faena total promedió 40,4%, guarismo que se ubicó 2,1 puntos porcentuales por debajo del promedio correspondiente a enero-julio de 2015.

En el primer semestre de 2016, la producción de carne vacuna totalizó 1,5 millones de  tn r/c/h, es decir 9,4% menos que en igual período de 2015. La disminución se debió a la menor cantidad de animales faenados, producto principalmente de la retención de hembras en el campo.

Entre enero-julio de 2015 y enero-julio de 2016 se produjeron 108,3 mil tn r/c/h menos. La disminución de lo producido se explicó casi totalmente por la retracción de la faena total, mientras que el peso promedio declarado tuvo una caída de 0,2%, hasta ubicarse en 225 kilogramos en gancho.

El consumo interno de carne absorbió 92,05% de la producción total en los primeros seis meses del año enero-julio de 2016, en tanto que explicó 94,9% de la disminución con relación a enero-julio de 2015. En tanto, el cambio de condiciones  macroeconómicas (cambiarias e impositivas) hizo que los volúmenes exportados cayeran a un ritmo apenas inferior al de la producción total (-4,4% anual), con lo cual ganaron 0,2 puntos porcentuales de participación en la producción total con respecto a lo observado en igual período de 2015 (llegando a 7,95%).

 (Noticias AgroPecuarias)

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *