DURANTE EL TEMPORAL

El corte de luz del martes “fue ajeno a la Cooperativa”

 

Así lo aseguró el gerente Técnico de la CEAL, Federico Garriz. Explicó que si bien se dio la combinación de descargas eléctricas, vientos intensos y lluvia copiosa, el corte se produjo por un inconveniente que tuvo la empresa transportista de la electricidad. Así, el 70 por ciento de la ciudad y una extensa zona rural quedó sin servicio. El ingeniero habló además de otras cuestiones como el crecimiento de la demanda y marcó que en Azul “está siendo cubierta con muy buena calidad de servicio por parte de la CEAL”.

 

Federico Garriz, gerente Técnico de la CEAL desde el 1º de enero de este año, habló ayer con este diario y aseguró que la Cooperativa “tiene una muy buena calidad de servicio”. MARCIAL GARCÍA
<
>
Federico Garriz, gerente Técnico de la CEAL desde el 1º de enero de este año, habló ayer con este diario y aseguró que la Cooperativa “tiene una muy buena calidad de servicio”. MARCIAL GARCÍA

La fuerte tormenta del martes por la noche dejó al 70 por ciento de la ciudad sin luz y a las zonas rurales muy afectadas. Inmediatamente, los reclamos se hicieron sentir y ayer el gerente Técnico de la Cooperativa Eléctrica de Azul, ingeniero Federico Garriz, habló con este diario. De acuerdo con lo que explicó, esta vez el corte fue ajeno a la CEAL y se produjo por una complicación que tuvo la empresa transportista de energía.

En un principio, el ingeniero explicó que ante el alerta anunciado por el Servicio Meteorológico Nacional para el centro de la provincia, “fuimos preparándonos previendo que podía venir algo complicado”, convocando al personal que está de vacaciones, organizando cuadrillas y demás.

Agregó que “vino la tormenta como se había anunciado y la realidad es que luchar contra la fuerza de la naturaleza es muy difícil. Uno puede minimizar el efecto de la naturaleza pero no se puede anular” y comentó que si un viento fuerte arranca de raíz un árbol y este cae sobre una línea eléctrica cortándola, no es mucho lo que se puede hacer para prevenirlo; lo mismo cuando vuelan chapas de los techos u otros objeto que impactan sobre las instalaciones.

Garriz advirtió luego, a modo de explicación y para que se entienda lo que sucedió el martes, que las líneas de media tensión son las que tienen mayor capacidad de transporte y abastecen a una serie de subestaciones. Cuando llegan a éstas, se baja la tensión y se distribuye a los abonados. A estas líneas de baja tensión, se las denomina secundarias.

“Cuando la fuerza de la naturaleza ataca una línea de media tensión, la cantidad de usuarios afectados es mucho mayor que si ataca una secundaria. El impacto que tiene donde pega el viento es fundamental para su causa efecto”, consignó, para luego detallar que “eso fue lo que ocurrió el martes por la noche”.

Ese día alrededor de las 21 se inició una fuerte actividad eléctrica “que es uno de los peores enemigos de las redes de distribución eléctrica, porque genera centros de carga en el cielo y en la tierra, y el mejor camino que encuentra el rayo para caer a tierra son las líneas eléctricas. Esto genera un grado de destrucción impresionante porque la energía que disipa un rayo es grandísima, y por donde pasa destruye: quema los aisladores, parte los postes de las líneas al medio”.

Según dijo, a partir de ese momento “empezamos a tener indisponibilidad del servicio porque cayeron las líneas. A esto se le sumó intensos vientos y lluvia. Esta fue la combinación letal que se produjo el martes”.

Corte “ajeno a la Cooperativa”

Si bien la tormenta del viernes pasado fue más severa que la del último martes, Garriz explicó que ésta última fue más masificada la afectación del servicio “porque se ve que la tormenta no tuvo una incidencia puntual sino que tuvo un frente más amplio”.

Así, las zonas rurales fueron las más afectadas, ya que quedaron sin servicio todo lo que es el camino viejo a Tandil, el camino a Siempre Amigos, Ruta Nacional 226 hacia Tandil y Olavarría.

En la ciudad, el 70 por ciento se quedó sin luz “porque el 30 por ciento restante lo alimentamos con otro alimentador que es independiente a esas dos líneas”.

Según su registro, el primer corte se produjo a las 22.40 y remarcó que “fue ajeno a la Cooperativa dado que la compañía transportista, TRANSBA, sufrió un desperfecto en la línea que vincula Azul con Olavarría. Quedaba la línea de Las Flores Azul, pero no tiene la capacidad de transporte para mantener a Azul en las mejores condiciones”.

Por esto, la compañía transportista de electricidad necesitó cortar operativamente en Azul para poder restablecer todo el sistema.

“Me dijeron que iba a durar dos minutos, pero tuvieron un inconveniente que hizo que esos dos minutos se transformaran en 25 minutos”, aunque en algunos puntos de la ciudad el corte duró más porque una vez devuelta la energía, la Cooperativa va restableciendo el servicio paulatinamente para no alterar todo el sistema.

Advirtió que “ese corte fue ajeno a la CEAL, fue por un problema de TRANSBA”.

Un plan de poda

Frente al fenómeno natural, es verdad que es poco lo que se puede hacer. Pero consultado si, más allá de las fuertes tormentas de las últimas semanas, los cortes no se deben también de falta de inversiones o de mantenimiento, el gerente Técnico de la Cooperativa indicó que “uno tiene posibilidades de mitigar la fuerza de una tormenta porque existen distintas calidades de materiales, porque no es lo mismo una línea que tiene 2 años y una que tiene 20. Todo sufre un grado de envejecimiento y, desde luego, se tornan más vulnerables. Pero más allá de esto, lo que juega un factor muy importante para resignar calidad de servicio, créase o no, es la falta de poda”.

Y en este punto, explicó que la poda es exclusiva responsabilidad del municipio. La gestión municipal anterior desatendió la poda y lo que ocurrió fue que los árboles ganaron territorio e invadieron las redes eléctricas. La combinación de agua y ramas es un potencial cortocircuito en las líneas e indefectiblemente se pierde calidad de servicio”.

Añadió que “más allá de la calidad, es fundamental hacer la poda por la seguridad en la vía pública, porque los cables se pueden desprender y caer, y cualquier peatón sufrir un accidente”.

Comentó que la CEAL “todo el tiempo solicitó a la gestión anterior que se realice la poda. Es más, entregamos un plan con un relevamiento geocodificado, dónde estaban los puntos críticos, incluso ponderando prioridades”.

En ese marco, la intención de la Cooperativa fue firmar un convenio donde ésta proveía personal especializado en cuanto al riesgo eléctrico, y los medios de elevación; mientras el municipio aportaba los podadores.

Pero, tal cual la costumbre de la gestión que encabezó José Inza, “no tuvimos respuestas. Con el ex secretario de Obras Públicas (Héctor Bolpe) fue muy difícil llegar a un acuerdo. Sus obligaciones las quería trasladar a la CEAL y era inviable porque cada uno tiene su rol”.

Sostuvo que con la actual administración comunal “tengo otro tipo de comunicación, hay otra aceptación y estamos esperando una respuesta a la propuesta del convenio. Pero estamos cada vez más cerca”.

“Somos concientes lo que es el servicio eléctrico”

En otro tramo de la nota con este diario, y ante la gran cantidad de reclamos y críticas por el corte del servicio, Garriz señaló que “ante la sensibilidad de la gente frente a los cortes de luz, es importante que sepan cómo trabajamos. Cuando hay cortes como sucedió el martes, la mayoría de la gente busca resguardarse en su casa por miedo a los rayos o a la lluvia. Nosotros tenemos que salir a la calle expuestos. Nos caen rayos cerca, operamos redes eléctricas con tensión debajo de una cortina de agua y eso no es fácil”.

Añadió que “entiendo que cuando uno está en su casa y se le corta la luz, 5 minutos le parece una eternidad, pero nosotros tomamos el reclamo y mientras vamos hacia allí, nuestro tiempo real es diferente al del usuario”.

En ese marco, consignó que “a veces la impaciencia de la gente tiene que ver con que no conoce la tarea específica que hacemos” y remarcó que “nuestra capacidad operativa no es mala porque tenemos buena posibilidad de generar equipos de trabajo en simultáneo”.

Resaltó por último que “todos los trabajadores de la CEAL somos concientes y dimensionamos lo que es el servicio eléctrico y hacemos todo lo posible para, cuando se corta, devolvérselo a la gente”.

EL DATO

Ayer a la tarde cuando se hizo esta nota, ya toda la ciudad tenía el servicio reestablecido. No sucedió lo mismo con la zona rural, ya que los vehículos de la CEAL no pudieron ingresar a muchos lugares por el pésimo estado de los caminos rurales. Por esto, recién hoy volverán a trabajar en el 5 por ciento que aún está sin servicio por el anegamiento de los caminos.

“LA DEMANDA QUE TIENE LA ENERGÍA DE AZUL ESTÁ SIENDO CUBIERTA”

En cuanto a la situación de la CEAL, en lo que hace a su capacidad técnica, a su estructura, Garriz indicó que “cuando en Capital se corta la luz con olas de calor, acá no sufrimos nada. Esto quiere decir que nuestra capacidad operativa no está colapsada, tenemos margen”.

En este punto, señaló que “se ha ido redimensionando las redes de acuerdo al crecimiento de la demanda. Tal vez hoy, por como cambió la cultura de la sociedad en lo que es la demanda y el consumo eléctrico, ya se tiene que tener en cuenta que la demanda crece entre el 3 y el 5 por ciento anual y se debe acompañar ese crecimiento con adecuación de redes”.

Consultado si la CEAL tiene la capacidad necesaria para afrontar ese crecimiento, sostuvo que “con un cuadro tarifario favorable, obviamente. Si no hay plata para hacer inversiones en las redes porque el cuadro tarifario es deficiente, no se puede acompañar el crecimiento de las redes a ese ritmo”.

Comentó que en otras empresas en donde trabajó, “pasó que la demanda creció más rápido que la inversión, que es lo que está pasando en Capital pero que acá no pasa”.

“De hecho tuvimos olas de calor muy importantes y hubo algunos cortes en el centro, pero se solucionaron rápidamente, no hubo siquiera que ampliar el tendido eléctrico sino readecuar el cableado. Esto es un punto a favor de la Cooperativa”.

En ese contexto fue que dijo que “la demanda que tiene la energía de Azul está siendo cubierta con muy buena calidad de servicio por parte de la CEAL”.

Agregó que “por mi experiencia, tiene una muy buena calidad de servicio si se compara con el que brinda EDENOR, EDESUR o EDELAP. Esto no quita que sea necesario el reajuste tarifario para poder empezar a direccional las inversiones de cara al futuro crecimiento de la demanda”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *