LA SEMANA POLÍTICA

El desarmadero

El intendente Hernán Bertellys con la amoladora viene desguazando al PRO e impacta en toda la política local.
<
>
El intendente Hernán Bertellys con la amoladora viene desguazando al PRO e impacta en toda la política local.


El intendente properonista Bertellys sigue desangrando al macrismo sumando más funcionarios a la gestión. El Partido Justicialista pidió su expulsión. En una asamblea se reclamó un recambio generacional frente a una conducción agotada. Ante el desconcierto reinante, en el Concejo Deliberante intentan armar un interbloque. Buenas noticias sobre el frigorífico.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

No se trata sólo de sensaciones, palabra a la que acuden algunos dirigentes para intentar disimular situaciones obvias. El descalabro de la política en esta ciudad brinda ejemplos audaces casi todos los días. Tan es así, que la conjetura que gana terreno fuera del micro clima es que si este gobierno properonista del intendente Hernán Bertellys consigue obras para Azul y mejora las condiciones frente a las precariedades más absolutas en la que se desenvuelve, se justifica este desarmadero en que se han convertido los frentes políticos.

Hace una semana fue el anuncio de la designación del dirigente macrista Agustín Carus al frente de la Secretaría de Hacienda y Administración. Hace tres días la de Fernanda Ibarra, uno de los nombres más cercanos al director del PAMI Ramiro Ortiz y comprometida militante del PRO a cargo de la Dirección de Género, Niñez y Adolescencia. Hace un tiempo pasó a integrar el equipo municipal la histórica radical Silvina Daulerio y las novedades podrían continuar en las próximas semanas.

Una enfervorizada asamblea del justicialismo concretada el martes anterior echó a Bertellys como secretario del consejo partidario y solicitó a las autoridades bonaerenses del PJ primero la suspensión y luego la expulsión junto a los consejeros provinciales Alejandro Vieyra, secretario de Gobierno y Lucrecia Egger, quien está al frente de la  Unidad de Asesoramiento y Gestión.

 

Tribulaciones justicialistas

Frente a una conducción del Partido Justicialista agotada, lo que se escuchó con mayor vehemencia en la referida asamblea fue la necesidad de un recambio generacional. Lo del peronismo azuleño es muy particular pues ya lleva un segundo mandato consecutivo al frente del Municipio pero en lugar de consolidarse la dispersión y la falta de rumbo se han profundizado. Está claro que la experiencia de José Inza fue muy traumática y las consecuencias llegan, pues nada resulta gratuito. Basta con observar los impensados emergentes políticos que hoy aparecen y este desguace generalizado.

Al peronismo no le quedaba otra alternativa que las decisiones adoptadas y junto a su aggiornamiento, en un momento de desorientación en el plano nacional, deberá observar el devenir de la gestión Bertellys pues, en definitiva, es quien gobierna y quien termina teniendo la pelota. Y esto va para todo el arco político.

¿Qué pasará si le va bien en la gestión en circunstancias donde la política está devaluada? Lo sabe y es por eso que su pragmatismo no tiene prurito. El gran intríngulis del Jefe Comunal es que no tiene una estructura propia y se zambulló a las aguas turbulentas de un gobierno como el de Cambiemos que no termina de acomodarse con improvisaciones inusitadas y un brutal ajuste de la economía.

Pero, claro, es quien tiene la caja y la llave que se transforman en ese oscuro objeto del deseo para quienes gobiernan. Basta con observar a los gobernadores del más diverso pelaje.

 

Vidal y la manzana

En nombre de Azul y de mejorar la acuciante realidad que se transita se entran a  justificar las decisiones que se toman. La gobernadora María Eugenia Vidal mostró la manzana que podía atraer al pecado e hizo tambalear a más de uno. Bertellys la mordió. Pero, pese a esa idea neo populista de la gobernadora (que ha demostrado más muñeca política que su jefe) no todo es lo mismo. Y el PRO viene demostrando que es más impiadoso que el mismísimo peronismo cuando de captar dirigentes o dejarlos en un costado de la ruta se trata. En el plano local fue el desplante a Ortiz aunque esto implique la virtual dilución del macrismo; pero esto también se da en la sección y a nivel provincial.

 

Un Concejo perturbado

La confusión es lo que reina y uno de los lugares donde más impacta es en el Concejo Deliberante. Casi nadie sabe exactamente dónde está parado. ¿Cuál es el bloque oficialista, por fuera de ciertas puestas en escena? Y la perturbación se agiganta si la intención es guarecerse en los lineamientos que bajen desde las conducciones provinciales o nacionales.

La idea de un entramado a través de un interbloque que le de sustento político a concejales que aparecen como lobos solitarios procura encontrar consenso. Desarmado el bloque de Cambiemos, el llamado peronista-justicialista casi en estado de dilución, sin representación formal la UCR queda el reducido bloque del GEN y Vecinos por Azul que ocupa una postura opositora pero sin certeza sobre el devenir de su máxima dirigente Margarita Stolbizer. El resto son unibloques. ¿Qué puede resultar de todo este escenario? ¿Con quién negocia el Ejecutivo las iniciativas que impulse? La otra mirada es que este disloque, si se quiere, lo beneficia porque le habilita contactos y acuerdos puntuales a nivel individual.

Atravesamos un presente tumultuoso, típico de finales de ciclos políticos y, como marca la historia, no se puede esperar que impere la racionalidad. Perseguimos la eterna adolescencia.

 

Frigorífico, otra oportunidad 

Las buenas noticias de estos días es el anuncio de la reapertura del frigorífico Meta Azul (no se sabe si con ese nombre) en los próximos meses. Por supuesto, con la cautela que impone los fracasos y desatinos que ha sufrido esta empresa desde hace décadas. La impresión es que esta vez iría en serio a partir de los flamantes dueños, dos fuertes empresarios vinculados a la industria frigorífica, y la obtención de la escritura de las instalaciones. Sería excluyentemente exportador y ya se está planificando la ampliación del mismo. La otra novedad se trata de la posible reapertura del molino harinero San Martín que, de un día para el otro, cerró sus puertas. Aquí habría empresarios locales.

En cuanto a la venta de Cerámica San Lorenzo al grupo mexicano Lamosa por alrededor de 230 millones de dólares, explicaría las decisiones que se fueron tomando desde hace algunos meses por los actuales dueños, la empresa belga Etex. Habrá que aguardar cuál es la intención de los mexicanos en un mercado complejo y altamente competitivo.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. pablo

    julio 27, 2016 at 7:03 pm

    soy un hombre/mujer de principios….pero por una buena suma….puedo cambiarlos…jajaja

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *