LA SEMANA POLÍTICA

El día después de las legislativas

Hoy los azuleños en las urnas plebiscitarán la gestión del intendente Bertellys y empezarán a darle forma al próximo Concejo Deliberante. RAÚL SANTIAGO GALLARDO
<
>
Hoy los azuleños en las urnas plebiscitarán la gestión del intendente Bertellys y empezarán a darle forma al próximo Concejo Deliberante. RAÚL SANTIAGO GALLARDO

En un ambiente enrarecido hoy votará la ciudadanía. El caso Maldonado condicionó la campaña. Una sociedad que se cruza entre la verdad y la fe. Un plebiscito para la gestión Bertellys y su construcción política. El Concejo que asomará en diciembre.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

La verdad suele reducirse a una pancarta en una sociedad manipulada y que se deja manipular. En realidad, hay un punto donde se tocan la verdad y la fe. La primera sería el resultado del encadenamiento de hechos subjetivos que, desde el análisis y el conocimiento, podría arribar a una conclusión, un dato presuntamente objetivo, si es que la verdad se podría analizar en esa dudosa categoría. Con la cuestión de la fe es más sencillo porque no hay resquicio para la discusión. Si sacamos el tema de los meandros de la teología, uno termina creyendo lo que quiere creer. No existe la objetivación. Algunos ejemplos cercanos: los que están convencidos que el fiscal Alberto Nisman se suicidó o los que, por el contrario, sostienen que lo mataron víctima de una conspiración con ribetes internacionales, no habrá peritaje o conclusión que los saque de esa postura. El intento de la verdad pasa a un segundo plano porque ésta sería producto de una confabulación y provocaría una herida en el altar de la fe.

El caso Maldonado    

¿Con el dramático caso de Santiago Maldonado no sucede algo similar? El montaje de los medios de comunicación, las usinas de inteligencia, el Gobierno Nacional, sectores de la oposición y los pícaros de siempre que aprovechan la espuma para lavarse la cara crearon la tormenta perfecta. Tanto es así que obligó a suspender la pálida campaña electoral.

Para un sector de esta sociedad ya no importa qué diga la autopsia, si el minúsculo grupo de mapuches radicalizados responde a un contexto harto complejo que abarca el sur de Argentina y Chile y nadie (o casi) analiza en profundidad, si la Gendarmería no tendría que haber estado donde estuvo en un procedimiento represivo lamentable, si el gobierno del presidente Mauricio Macri, con esa lógica de derecha culposa, acumuló una serie de torpezas que lo llevaron al límite de ser denunciado por la desaparición forzada de personas.

Ya está. Es como con Nisman con la diferencia que aquí se trata de un ignoto artesano y tatuador de la vecina ciudad de 25 de Mayo que andaba por el sur desde hacía varios meses y se sumó a los reclamos de los mapuches. Esto no disimula el vidrioso accionar de la Gendarmería y del Ministerio de Seguridad de la Nación. Los que creen que lo mató esa fuerza, que su cuerpo estuvo en algún lugar hasta que lo “plantaron” en el río y que todo forma parte de un plan represivo del gobierno no van a cambiar de opinión aunque los peritajes digan lo contrario. ¿Se llegará a la verdad o será una cuestión de fe?

Legislativas y el día después   

Con este escenario, sumado al derrumbe del ministro clave de los gobiernos kirchneristas, Julio De Vido, otra de sus manos derechas (tenía varias) que cayó preso, Roberto Baratta y el “resort exclusive” en que se convirtieron los tribunales de Comodoro Py trabajando a destajo, se llega a las legislativas de esta jornada.

¿Qué dejarán estos comicios? Da la sensación que lo más importante sucederá mañana si es que la típica premura argentina, que ya se la sabe de antemano, confirma los supuestos resultados de esta noche o madrugada del lunes.

Si se consolida en el Congreso el oficialismo los próximos dos años, el futuro de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, cómo desentrañará el peronismo la etapa que viene y si Argentina entra en un ciclo, por primera vez desde la crisis del 2001, de reacomodamiento de su sistema político con dos frentes que estén disputando el poder. Si hoy gran parte de la Argentina se pinta de amarillo emergerá, quizá por primera vez en democracia, un movimiento de centro derecha que sabe leer por dónde camina hoy esta sociedad. Le queda al progresismo o centro izquierda hacer esa lectura sin equivocarse. ¿Qué papel tendrá el kirchnerismo pero, especialmente, el peronismo?

La elección en Azul    

En Azul todo apunta a la consolidación del proyecto de gobierno del intendente Hernán Bertellys. Hay mucha confianza de superar el resultado de las primarias y llevarse cinco concejales. En agosto, el Frente Cambiemos logró algo más del 43 por ciento de los votos. Unidad Ciudadana procura también sumar para pelear el tercer edil mientras que 1País pretende retener los sufragios y entrar en la disputa para colocar dos concejales. Allí estará enfocado el interés cuando empiece el escrutinio. Frente a lo anodino del proceso electoral hay una incógnita sobre la cantidad de ciudadanos que se acercarán a las urnas. Hay que recordar que en las recientes primarias hubo más de cuatro mil votos en blanco y unos 15 mil azuleños no votaron.

El Intendente planteó este comicio como un plebiscito para su gestión pues el resultado va más allá de la próxima integración del Concejo Deliberante. Adquiere otro significado atento a que Bertellys, a partir de su ruptura con el Frente para la Victoria,  armó una nueva estructura política sustentada en una mezcla proveniente de diversos partidos. La primera etapa ya la transitó y ahora espera ver la nota.

El próximo Concejo   

El próximo cuerpo deliberativo también asoma con reacomodamientos. De la diáspora que atravesó en los últimos años, seguramente, asomará un interbloque oficialista mayoritario, uno del peronismo, otro del kirchnerismo y de 1País. El desafío para el Concejo es recuperar su rol y su imagen ante la sociedad ya que no escapa a la caída que han tenido los poderes legislativos en general.

Más de 56 mil azuleños están convocados hoy para ir a votar. Posiblemente, no con el  entusiasmo de otras ocasiones. Se está viviendo una nueva era y en Argentina todo resulta muy ruidoso, dramático… donde se mezclan la verdad y la fe.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *