El edificio de Tribunales tuvo que ser desalojado por una amenaza de bomba

La evacuación de alrededor de doscientas personas la realizaron ayer a la mañana policías expertos en explosivos que fueron convocados al Palacio de Justicia. Instantes antes, en la Fiscalía General departamental se había recibido un llamado telefónico anónimo donde una mujer alertaba sobre la colocación de explosivos en el despacho de una jueza de Garantías. Tras una inspección, los efectivos de seguridad no hallaron ningún artefacto en el edificio ubicado sobre la Avenida Perón de esta ciudad. 

Ayer, poco antes del mediodía, unas doscientas personas tuvieron que ser desalojadas de Tribunales, después de que se recibiera un llamado telefónico anónimo por una amenaza de bomba. Luego de una inspección, personal policial experto en explosivos no halló ningún artefacto en el edificio. FOTOS: NICOLÁS MURCIA

La normal actividad diaria en el Palacio de Justicia local se vio abruptamente interrumpida ayer poco antes del mediodía, cuando un llamado telefónico anónimo alertó sobre la colocación de explosivos en una de las dependencias del edificio situado sobre la Avenida Perón de esta ciudad.

En el marco del operativo que se inició, las oficinas de los Tribunales fueron desalojadas y al lugar concurrieron expertos en explosivos de la Policía de la Provincia.

Tras recorrer el edificio, mientras que las calles aledañas a sede judicial permanecían cortadas al tránsito, los efectivos de seguridad constataron que no había sido colocado ningún explosivo.

Por tal motivo, instantes después se reanudó normalmente la actividad en la sede cabecera del Departamento Judicial Azul.

Un llamado en la Fiscalía General

De acuerdo con lo que fuentes policiales señalaron, ayer a la mañana ese llamado telefónico se había recibido en la sede de la Fiscalía General departamental, que está sobre calle Colón entre Olavarría y Puan.

A través de esa comunicación, una voz anónima de una mujer señalaba que habían sido colocados explosivos en el despacho del Juzgado de Garantías 1, que está a cargo de Magdalena Forbes y tiene sede en el segundo piso del Palacio de Justicia local.

Ni bien se tomó conocimiento en la Policía de ese llamado, se activó el protocolo que hizo que instantes más tarde se hicieran presentes en Tribunales peritos expertos en explosivos, quienes como primera medida desalojaron, cuando era alrededor de la hora 11.30, a aproximadamente unas doscientas personas que en ese momento estaban en sede judicial.

Después, al mismo tiempo que las calles aledañas al edificio permanecían cortadas al tránsito, los policías de la Provincia pertenecientes a la Delegación Explosivos Azul realizaron “una inspección ocular externa e interna” del inmueble situado en Perón entre Moreno y De Paula, recorrida que arrojó resultado negativo, ya que no fue encontrado ningún explosivo.

El dato

En la Fiscalía de turno esta semana en la ciudad, la UFI 13 que está a cargo de Javier Barda, se inició por lo sucedido un sumario penal caratulado como “intimidación pública”, después de que se comprobara que esa amenaza de bomba que se recibiera vía telefónica no implicó que efectivamente en el edificio de Tribunales fuera colocado algún artefacto explosivo, tal como indicaba la persona que de manera anónima llamó por teléfono para dar cuenta de esta situación.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *