FRIGORÍFICO META AZUL

El empresario se comprometió a pagar a los trabajadores, en cuotas, antes del 20 de enero

 

Ayer en las primeras horas de la tarde, Marcelo Celeste -responsable del Frigorífico Meta Azul-; el intendente Hernán Bertellys; el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra; el delegado normalizador del Sindicato de la Carne Roberto Smith y tres trabajadores, mantuvieron una reunión en Buenos Aires para tratar de destrabar el conflicto ante la falta de pago de la empresa a los 180 trabajadores. Según explicó el sindicalista, Celeste se comprometió a abonar lo que debe antes del 20 de enero, aunque en cuotas y según vaya consiguiendo dinero. Los empleados no retomarán sus tareas hasta tanto se cancele el total de la deuda. Asimismo, los operarios pidieron al jefe comunal que interceda ante las empresas de servicios ya que no podrán cumplir con los vencimientos.

 

Ayer por la mañana, Roberto Smith recibió el llamado del Intendente solicitándole que viaje a la Ciudad de Buenos Aires para mantener una reunión. Junto a él en la foto, el presidente del Concejo Deliberante Pedro Sottile. NACHO CORREA Los trabajadores, luego de una asamblea, firmaron una nota dirigida al intendente Hernán Bertellys solicitándole intervenga ante las empresas de servicios por el atraso que van a tener en el pago de los mismos.
<
>
Ayer por la mañana, Roberto Smith recibió el llamado del Intendente solicitándole que viaje a la Ciudad de Buenos Aires para mantener una reunión. Junto a él en la foto, el presidente del Concejo Deliberante Pedro Sottile. NACHO CORREA

Principio de solución en el conflicto por la falta de pago a los trabajadores del Frigorífico Meta Azul es lo que parece comenzó ayer, luego de una reunión que se realizó en las primeras horas de la tarde en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en la que el empresario responsable de la firma se comprometió a que antes del 20 de este mes la empresa saldará la deuda que mantiene con los 180 empleados a su cargo, en cuotas y según vaya consiguiendo el dinero que necesita. Esto se pondrá a consideración de los trabajadores en una nueva asamblea que se realizará hoy por la mañana.

Por lo pronto, en el encuentro de ayer participaron el empresario responsable del frigorífico Marcelo Celeste, el intendente Hernán Bertellys junto con el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra y el delegado normalizador del Sindicato de la Carne Roberto Smith, quien concurrió acompañado por tres empleados.

El jefe comunal, según comentó Smith al hablar con este diario luego de la reunión, actuó como una especie de mediador para salvaguardar las fuentes laborales.

Promesas navideñas

Cabe recordar que la firma Meta Azul debe a sus 180 operarios las dos quincenas de diciembre, el aguinaldo y algunas sumas que habían acordado en la delegación local del Ministerio de Trabajo, lo que superara el millón de pesos.

Al comenzar la segunda quincena de diciembre, los trabajadores empezaron a reclamar el pago de la primera ya trabajada. Con la cercanía de las fiestas de fin de año, Celeste se comprometió a que les abonaría, pero no sólo no lo hizo sino que desapareció de la ciudad el 24 de diciembre dejando a todos esperando en la planta. Sólo tuvo alguna comunicación telefónica con Smith pero la respuesta siempre fue la misma: no tenía la plata.

Ahora parece que a partir de la venta de un embarque a Israel podrá pagarles, o al menos eso fue a lo que se comprometió ayer en la reunión.

La espera, sin noticias

Ayer, antes de las 9 de la mañana, una gran cantidad de trabajadores se reunió en la sede del Sindicato de la Carne esperando tener novedades. Pero los minutos transcurrieron y nada se supo del empresario.

El ánimo generalizado, desde luego, no fue el mejor. Y, en el medio de la espera, los comentarios se sucedieron unos a otros. Desde el “no tenemos suerte con el frigorífico”, pasando por “a este tipo (por Marcelo Celeste) siempre que nos llamó le cumplimos, y ahora resulta que no tiene plata”, hasta llegar a recordar incluso que aquellos que anunciaron con bombos y platillos la reapertura del frigorífico -sacándose fotos y posando para las cámaras- no aparecieron en todos estos días para brindarles, al menos, el apoyo o para interesarse por la situación. Y en ese sentido el nombre de Rodolfo Rancéz se repitió en varias oportunidades. “Tendría que estar acá dando la cara o preguntando qué es lo que pasa, porque fue él el que trajo a Celeste”, marcó una de las trabajadoras mientras aguardaba sentada en la entrada del Sindicato alguna noticia sobre su sueldo.

Cerca de las 10 de la mañana, se realizó una nueva asamblea en la que Smith dio a conocer a los trabajadores una carta -que luego firmaron todos los que estaban presentes- dirigida al Intendente solicitándole interceda ante las empresas de servicios públicos para que contemplen la situación de los 180 operarios y la demora en el pago de los mismos a la que se ven obligada por no percibir sus haberes.

Minutos después, el delegado normalizador del Sindicato recibió un llamado de Bertellys pidiéndole que viaje a Buenos Aires para mantener una reunión con el empresario, con quien el Intendente se había encontrado por la mañana.

Para esto, puso a disposición un auto del municipio que lo llevó junto a tres trabajadores que también estuvieron presentes durante el encuentro en el que Celeste se comprometió a abonar lo que debe antes del 20 de este mes, aunque en cuotas y según vaya consiguiendo el dinero.

“Estamos con las manos vacías igual”

Al término de la reunión y mientras volvía a esta ciudad, Smith habló telefónicamente con este diario y comentó que por la mañana “los trabajadores firmaron una carta al Intendente para que intervenga ante la Cooperativa Eléctrica, Cablevisión, Gas Camuzzi y las tarjetas de crédito porque los compañeros se van a atrasar con los pagos por esta situación y para evitar que les cobren intereses o les corten los servicios”.

En la misma nota, le solicitaron que dentro de sus posibilidades gestione ante los gobiernos nacional o provincial alguna ayuda económica, como son los REPRO -que es un programa de recuperación productiva que el gobierno central otorga a las empresas en crisis y que son percibidos por sus trabajadores, liberando así a los empresarios del pago de una parte del sueldo de los empleados-.

Siguiendo con su relato de la jornada de ayer, indicó que a media mañana “nos llamó el Intendente para ver si nos podíamos reunir en Buenos Aires con él y el empresario. Dijimos enseguida que sí y el Intendente nos puso un auto con un chofer a disposición para que fuésemos”.

Así, junto a tres empleados viajaron y en las primeras horas de la tarde se reunieron. “Nos entrevistamos con el empresario, el Intendente y el secretario de Gobierno y se hizo un plan de pago que vencería el 20 de enero. Nosotros dejamos en claro que hasta que no se pague todo, no volvería nadie a trabajar”, explicó.

Consultado cómo sería el plan de pago y cuándo empezarían a cobrar, advirtió que “nos dijo que va a ir pagando a medida que vaya recibiendo dinero y que cree que antes del 15 de enero lo va a poder solucionar, pero hoy por hoy estamos con las manos vacías igual”.

También comentó que, según les aseguró Celeste, Meta Azul tiene vendido un embarque a Israel y de ahí saldría el dinero para saldar lo que debe.

Es por esto que, aunque muy cauto, entendió que lo de ayer fue un principio de solución y entendió que el empresario “creemos que va a cumplir porque hubo buena predisposición de su parte y, además, estaba el Intendente de por medio”.

En la reunión no se firmó ningún documento en el que quedase establecido por escrito el compromiso de Marcelo Celeste, ya que según dijo Smith “lo tenemos que poner a consideración de los compañeros. Después, vamos a dar una respuesta según lo que salga de la asamblea”, que se realizará hoy por la mañana.

Por último, insistió en que de todas maneras, y con los antecedentes vividos, no volverán a trabajar hasta tanto se abone la totalidad de lo adeudado.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *