El EPOC cuarta causa de muerte

 

La EPOC es una enfermedad prevalente que afecta al 10% de la población mundial y es la cuarta causa de muerte en el mundo, aunque se estima que para el año 2020 se ubicará en el tercer puesto.

Se trata de una patología inflamatoria crónica del pulmón. La primera causa de muerte de la EPOC es cardiológica, aunque además produce envejecimiento de todo el organismo, arterosclerosis vascular y periférica y tumores en varias partes del cuerpo, entre otros males.

Para la Organización Mundial de la Salud no es una sola enfermedad, sino un concepto general que designa diversas dolencias pulmonares crónicas que limitan el flujo de aire en los pulmones y destaca que la bronquitis crónicas y el enfisema están incluidos en el diagnóstico de esa patología.

Los síntomas más comunes son la disnea o falta de aliento, una excesiva producción de esputo y tos crónica, mientras que si bien la principal causa es el tabaquismo, también son factores de riesgo la contaminación del aire en locales cerrados, y los polvos y productos químicos en el medio laboral.

Es progresiva, debilitante, potencialmente mortal, que afecta, generalmente, a mayores de 40 años con historia de exposición al tabaco o antecedentes familiares.

Entre los principales síntomas se destacan dificultades para respirar -que empeoran con el ejercicio-, tos y expectoración crónica, agitación y fatiga.

Anteriormente el abordaje mas utilizado por los médicos para combatir este mal consistía en la combinación de un corticoide inhalado con un broncodilatador, indicación similar a la que se usa para tratar el asma. Pero según el “informe Gold 2017” se deja en claro que no es una enfermedad fundamentalmente inflamatoria, sino que responde a un problema estructural del pulmón y los bronquios y que el tratamiento debe focalizarse en dilatar los bronquios para que la capacidad respiratoria sea mayor y combata la falta de aire, que es el síntoma más frecuente.

Actualmente se utiliza la combinación de dos broncodilatadores de larga duración, libre de corticoides que ofrece una superioridad clínicamente probada en comparación con la combinación de corticoides inhalados y un broncodilatador, indicado hasta el momento para la prevención de exacerbaciones (episodios de agudización de los síntomas) de la EPOC.

En la Argentina cien personas mueren por día de esta enfermedad, mientras que de ese total mas del 80% son fumadores y el resto son fumadores pasivos o no fumadores.

Se trata de una patología que avanza y sigue siendo dramática. El deterioro físico y la muerte siguen poniendo en primer plano la necesidad de profundizar políticas sanitarias de prevención y campañas públicas contra la EPOC incluyendo también  las causas que lo originan, que es el tabaco principalmente.

Parecería que la prohibición de fumar en lugares públicos, en sectores cerrados, en los medios de transporte no ha logrado hasta ahora el objetivo buscado. Que es la toma de conciencia de lo mal que hace a la salud el uso de tabaco. Y  lamentablemente esta adicción o vicio, esta incorporada en los jóvenes, ya sean hombres o mujeres, aún los más jóvenes, que se los ve haciendo gala en la calle de que están fumando un cigarrillo. A los 20 años tienen la idea de invulnerabilidad que guían sus actos, pero, pocos años después van a comenzar a sufrir las consecuencias. En ese momento ya es tarde.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *