ALGUNAS VOCES

El equipo azuleño de “Los Olvidados”

El Tiempo entrevistó a algunos de quienes estuvieron en el detrás de escena de esta película que se entrena mañana en Flix Cinema y que también lo hace a nivel nacional.

El detrás de escena de “Los Olvidados” bajo la lente de Mai Preciado.


Mañana jueves se estrena en Flix Cinema “Los Olvidados”, un filme de los hermanos Onetti y que contó con la actuación de grandes actores y actrices de la escena nacional. Este estreno no sólo es en nuestra ciudad sino también que será en salas de todas las provincias de Argentina en una gran apuesta del dúo de directores azuleño.
Días pasados salió en este diario una entrevista a Luciano y Nicolás en donde comentaban que se armó un gran equipo de trabajo con personas de distintas partes del país pero  particularmente destacaron la labor de los azuleños que fueron parte de esta película que ya ha ganado premios en diferentes festivales internacionales y cuya primera reproducción fue nada menos que en el Festival de Cannes.
En este sentido, este diario dialogó con algunos de los integrantes del equipo azuleño que participó de este filme que se hizo con la financiación del INCAA y contó con la participación de Mirta Busnelli, Gustavo Garzón y Vitorio D’Alessandro.

Un momento de disfrute en el rodaje de la filmación mientras se planificaban las siguientes escenas.


Diseño visual
 
En un principio, este medio dialogó con Lucho Martínez quien fue el diseñador que hizo el poster oficial de la película. En un principio destacó que empezó a trabajar con el dúo de directores cuando lo convocaron para el segundo filme que estrenaron: Francesca.
A partir de este vínculo “me dijeron que también querían que haga el poster de esta nueva película y la verdad que dije que si”.
Los trabajos que realiza de diseño “los hago siempre acompañado de Mai Preciado que hace toda la parte fotográfica. Así que comenzamos a trabajar todos juntos”. En este sentido explicó que hacer el poster no es sólo estar tras una computadora y diseñar sino que le implicó ir al rodaje, vivir lo que estaba pasando y poder planificar cómo iba a ser el producto final: “estuve 10 días en el rodaje y comenzamos a trabajar junto con los todos. Fue una experiencia distinta y muy enriquecedora; no conocía a nadie y la verdad que me sentí parte de una familia”.
En este espacio “se percibía un espíritu muy creativo pero también de mucha responsabilidad. Los momentos de trabajo estaban fijados pero después de eso seguimos haciendo cosas para la peli, pensando. Fue algo muy bueno”.
A raíz de este trabajo “tuve algunas repercusiones y me han llamado de otros lados y estoy trabajando para un estudio de diseño”.
Fotografia
Por su parte Mai Preciado se encargo de todas las fotografías del detrás de escena, trabajo en los conceptos de imagen y sacó la foto que se encuentran en el poster final. El proceso de este trabajo realizado “fluía”.
En este sentido expresa que “yo prácticamente robé todo el tiempo. La prioridad era filmar entonces yo estaba detrás de la escena en donde trataba de sacar algunas imágenes. Así se iban dando y tuve la total libertad para trabajar”.
Cuando llegó Martínez al set “las fotos para hacer el poster fueron mucho más pensadas con la total predisposición de los actores. No tenían ni un drama, caminamos al rayo del sol, a la madrugada y muchas cosas más. Son personas super profesionales”.
Como experiencia laboral expresa que “lo viví increíble. Para mí fue alucinante y cuando uno tiene este tipo de vivencias que te hacen crecer desde lo laboral pero también desde lo humano quiere volver a hacerlo siempre”.
Esta participación  para ella “fue única. No sabía de qué se trataba y los directores tenían todo pensado y me fueron diciendo y es algo que quiero volver a hacer. Hubo una búsqueda estética por parte de los creadores que a mi me ayudó mucho y fue un gran aliado”.
Más allá del trabajo “me encantó vivir esta experiencia. Se generó una unión entre todos: tanto el equipo técnico como el artístico llegamos a un punto de mucha confianza y fue muy lindo vivir esa experiencia”.
Por ejemplo “Mirta Busnelli fue muy copada durante todo el rodaje, nos hizo sentir que estábamos a la par y es una de las actrices más importantes de Argentina. Fue algo único”. 
El trabajo del guión
Hace casi tres años los hermanos Onetti se juntaron con Carlos Goitía con el objetivo de escribir el guión “que fue algo muy bueno y cuando nos enteramos que ganamos el primer premio fue genial porque lo íbamos a poder realizar”.
La aventura comenzó mucho antes del rodaje “en la preproducción para poder llegar a filmar la película. Así tuvimos que trabajar muy fuerte con los chicos porque teníamos que ver cómo íbamos a hacer con los recursos, había que optimizarlos y lo supimos hacer. Fue algo muy bueno”.
Fueron cuatro semanas “en donde tuvimos que transportar gente, equipos, cosas y poder hacerlo lo más rápido posible”.
El arte
Por su parte, Paola Tolosa, fue la encargada de hacer la escenografía en Los Olvidados. En este sentido, explicó que “yo soy artista pero nunca había incursionado en el cine y fue algo muy positivo para mí. Junto con Sebastián del Prado, Daniela García, Patricio Lupo y García de Uriarte estuvimos trabajando en el arte de la película”.
Su trabajo en la preproducción “fue recolectar todos los objetos y cosas que formaron parte de la escenografía de la película y también los objetos de la película, hasta el pucho que estaba fumando un actor había que tener en cuenta”.
Fueron “cientos de objetos para conseguir darle forma a esa escenografía. Fue gracias al aporte de muchas personas que prestaron sus cosas para que se pueda realizar esta película”.
De acá se fueron “con un camión lleno de cosas que se pusieron en un galpón de ferrocarril abandonado. Lo llevamos a las locaciones y comenzamos a hacer los interiores desde cero”.
Fueron semanas “de mucho laburo pero la verdad que fue algo muy grande y estamos más que satisfechos. Esta fue una primera experiencia y pusimos todo lo mejor que pudimos”.
Actuación
La parte nodal de esta película tiene que ver con la entrega que hagan los actores al momento de hacer sus escenas. Los hermanos Onetti confiaron en Pablo Vilela que es un actor azuleño que trabaja hace más de 20 años de esta profesión.
Su trabajo fue couchear a los actores que fueron protagonistas “y la verdad que implicó un gran desafío para mi poder trabajar con actores que uno admira. Fue, de alguna manera, un cambio de rumbo y pensamiento de lo que yo venía haciendo”.
Esto “fue algo muy duro y muy intenso pero eso fue lo que lo hace mejor. Cuando me plantearon si me animaba y me tembló el pulso, dudé mucho pero la verdad que me animé y el trabajo fue algo excelente”.
Poder dirigir a “semejantes actores fue algo genial. Tienen una humildad muy grande y un gran profesionalismo que deja de lado todo tipo de prejuicios de divismo que uno supone. Es más, todo lo contrario”.
Hubo todo un trabajo previo con los actores “en donde nos contactábamos por Skype y Whatsapp para empezar a planear cómo iba a ser el trabajo”. Pero en este sentido comenzaba “a preguntarme qué le iba a decir yo a Mirta Busnelli, era algo impensado para mí. A medida que los conocía me daba cuenta que se entregan del todo al proyecto”.
A raíz de esto “surge la idea de hacer un taller de actuación frente a cámara para cine y televisión que va a estar muy bueno”.+

Mirta Busnelli y Pablo Vilela repasando antes de comenzar a grabar.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *