“El Estado tiene la obligación de hacer masivo el deporte” 

Integrante del Instituto Patria, el ex secretario de Deportes de la Nación llegó a Azul con la iniciativa de transmitir (en pantalla instalada en la vía pública) el clásico Boca- River del pasado domingo, en el contexto del acampe fabriquero. En charla con EL TIEMPO contó que “estamos tratando de que se visibilice el problema”, a propósito del cierre de FANAZUL.

Claudio Morresi, del Instituto Patria. “Es un gobierno al que le cierran solamente los números para su sector minoritario y no le interesa en absoluto qué puede llegar a pasar con estos clubes de barrio”.
ADRIÁN GELOSI


Dos clásicos, uno que (al menos como evento) representa cierta celebración de una notoria porción del país; el otro es un “clásico” que duele, que ofende, un “clásico” por tratarse de algo cotidiano desde hace un par de semanas, algo inalterable, un “clásico” triste y que no debió haberse establecido nunca. Uno sirve –de alguna manera lo hace– para seguir visibilizando al otro, al que cada día nos trasciende en esta ciudad: la manifestación de protesta y resistencia, en forma de acampe en el veredón, por el cierre de FANAZUL.
Una iniciativa del Instituto Patria que se fundamenta en la posibilidad de acercar a los ciudadanos ‘lo que el codificado se llevó’ como política cultural: en el caso de Azul, la proyección callejera del Boca-River en una pantalla instalada sobre la vereda de calle Colón en la estación de servicio que se sitúa en la esquina de esa calle e Yrigoyen. Como coordinadores de esta realización, llegaron a la ciudad el ex secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, y el relator de fútbol Javier Vicente. EL TIEMPO abordó al ex funcionario nacional (durante 10 años en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández) y ex jugador de Huracán y River a los fines de que explicase el germen de esta movida que ya tiene antecedentes en otras localidades y las motivaciones que actuaron para que esta ciudad se sumara al itinerario. “Necesitábamos un vecino que preste el codificador, ese vecino existió y pudimos armar esta movida. Estamos tratando de que se visibilice el problema.
Recién hablamos con la gente de Víctor Hugo Morales, con la gente de una radio de Mar del Plata, dos radios que nos llamaron. Yo hablo dos segundos y le paso el teléfono al trabajador para que él pueda exponer en la nota la situación que se está viviendo. Que de alguna manera, a través del deporte se pueda visibilizar la situación que se está viviendo en Azul”, explicó Morresi.  
–¿Esta es una movida que germinó en qué contexto y en qué momento?
–Nosotros desde el Instituto Patria, puntualmente desde la Comisión de Deportes del Instituto, lo venimos haciendo desde antes de las elecciones, defendiendo lo que era el Fútbol para Todos y que la gente tome conciencia de lo que supo ser una promesa presidencial –que no se iba a sacar– y que ahora se sacó. También, lo que hemos venido diciendo y defendiendo: la importancia del Estado cuando toma al deporte como un instrumento para el desarrollo. La otra posibilidad es que lo tome como un negocio: el que tiene plata que lo pueda ver y el que no la tiene que se joda. El deporte es un evento cultural sumamente importante, y el Estado tiene la obligación de hacerlo masivo, no obstante lo que den las cuentas. Respecto a esto, Fútbol para Todos era el 0,1 por ciento del presupuesto nacional y, supuestamente, si se sacaba esto se iban a hacer más escuelas, se iban a hacer más jardines de infantes. Todavía no se ha visto ninguno. Y sí se aumentó la publicidad que hace el gobierno y no se invierte en algo que tenga que ver con que las clases populares puedan tener el acceso a lo cultural o lo deportivo.
–Marca diferencias de gestión a partir de un nuevo gobierno. Con ese parámetro, ¿cómo analiza el devenir de la Secretaria de Deportes de la Nación luego de su salida?
–Hay un discurso que puede tener cualquier político de cualquier ideología que dice: “Lo importante del deporte para sacar los chicos de la droga, para sacarlos de la calle, y lo importante que es para la salud”. Ahora, una cosa son los discursos y otras son las acciones concretas. Las acciones concretas es cuando vos les das más presupuesto al deporte o cuando querés leyes que beneficien al deporte. En 2016 no se ejecutó el treinta y pico por ciento de la Secretaría de Deportes; es decir, tenía la plata y no la usó. Y este año, después de 15 años, hay un presupuesto un 8 por ciento menor de lo que hubo el año pasado, con una inflación de veinte y pico por ciento. Si a esto le sumamos que modifican una ley del ENARD, el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, que tenía una forma de financiación que le permitía a los deportistas llegar en tiempos y forma a las actividades, y que ahora esa plata que llegaba directamente del impuesto, va a entrar al Estado y éste después se la va a dar al ENARD, sabiendo (porque uno lo vivenció en carne propia) que el Estado es burocrático y no llegás en tiempo y la forma que vos necesitás  para que una selección de judo pueda viajar a tal lado porque en un Sudamericano ganó la plaza para ir al Panamericano, y necesitás comprar los pasajes rápidamente.
Así, se está dando una situación donde el Estado, merced al manejo de ese dinero, va a poder condicionar a estas entidades, las federaciones, los deportistas como hemos visto que lo ha hecho con otros estamentos de poder más grandes.
–La Ley de Clubes de Barrio es una deuda pendiente de parte del Estado. ¿Qué motivos llevan a que, según su consideración, la misma no sea reglamentada?
–Primero porque en su momento no existía una situación de que las tarifas eran desorbitantes, no se llegó a la reglamentación en la manera en que se tendría que haber hecho. Eso ha sido un error que se cometió en el anterior gobierno, cuando no existía esta situación.
Ahora se da claramente que este gobierno ha producido este aumento de tarifas que les ha cercenado muchas disciplinas a muchos clubes que son barriales, impidiéndoles en algunos casos la posibilidad de entrenar. Los clubes priorizaron que no se gaste luz, porque no la podían pagar, y se cerró la clase de patín, la clase de gimnasia. Es un gobierno al que le cierran solamente los números para su sector minoritario y no le interesa en absoluto qué puede llegar a pasar con estos clubes de barrio, que están sufriendo fuertemente lo que son los tarifazos.

EL DATO   
De acuerdo a lo que detalla la web del Instituto Patria, su Comisión de Deportes “tiene como objetivo principal consolidar un espacio de reflexión y análisis crítico de las políticas públicas deportivas, tanto para el alto rendimiento como para el desarrollo y el fomento del deporte social, entendiendo al mismo como la práctica de actividades físicas y deportivas orientadas a la población en su conjunto, sin ningún tipo de discriminación y generadora de situaciones de inclusión como un ámbito propicio para el desarrollo humano integral.Quienes formamos parte de esta comisión, consideramos al Deporte y la Actividad Física como herramientas esenciales para el desarrollo social de nuestro pueblo. En tal sentido, nos proponemos realizar acciones tendientes a la generación de instancias colectivas y federales y que promuevan dicho pensamiento”.

 
 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    25 de enero de 2018 at 1:58 pm

    A los kirchneristas soloonles importaba robar. Con la pantalla del populismo para disimular.
    Dejaron el país en ruinas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *