ENFOQUE

El fresno  

Muchos de los árboles y arbustos que se mencionan en la obra de Miguel de Cervantes Saavedra -“Don Quijote de La Mancha”- se cultivan en el Jardín botánico de la Facultad de Agronomía de Azul. Son 18 las especies que se van publicando en las ediciones de EL TIEMPO de los días martes.

<
>

Por Eduardo Luis Farina Facultad de Agronomía U.N.C.P.B.A

NOTA V

De las 47 especies arbóreas y/o arbustivas mencionadas en la obra maestra de Miguel de Cervantes Saavedra “Don Quijote de La Mancha”, 18 se cultivan en el Jardín Botánico de la Facultad de Agronomía ubicado en el Campus Universitario de Azul,  previéndose  la ampliación de la colección durante 2017 – 2018.

El número es significativo si se considera que en el Real Jardín Botánico de Madrid, crearon un itinerario autoguiado llamado “Las Plantas en el Quijote” en el que se han seleccionado 22 especies, de las cuales 10 están presentes el Jardín Botánico de la Facultad de Agronomía.

Las 18 especies de referencia serán descriptas a través de estas publicaciones. En ésta entrega se brindan referencias al fresno, especie que vive en las orillas y valles de los cursos de agua.

El fresno    

Se ha encontrado 1 referencia en alusión directa (especie).

PARTE I

Capítulo 28: “Todas estas razones oyeron y percibieron el cura y los que con él estaban, y por parecerles, como ello era, que allí junto las decían, se levantaron a buscar a el dueño, y no hubieron andado veinte pasos, cuando detrás de un peñasco vieron sentado al pie de un fresno a un mozo vestido como labrador”.

La especie pertenece a la Familia Oleáceas, su nombre latino Fraxinus angustifolia (“Fraxinus” nombre romano del fresno y de su madera, “angustifolia”, del latín = de hoja estrecha).

En castellano comúnmente se llama fresno, fresno de hoja estrecha, fresno del sur, fresno de Castilla (especie) y fresneda (al terreno poblado de fresnos).

Hábitat: Oeste de la región mediterránea, en España es donde se encuentra con más frecuencia y abundancia, especie característica de los “Bosques en Galería”, vive en los márgenes de los ríos y arroyos en casi todas las provincias, principalmente en su mitad meridional, escasea en el norte donde es sustituido por el “fresno de hojas anchas”, Fraxinus excelsior.

Características morfológicas   

HÁBITO DE CRECIMIENTO: árbol de follaje caedizo, yemas de invierno de color pardo más o menos oscuro.

Hojas: opuestas, compuestas, divididas en un número impar de foliolos (imparipinadas), folíolos lanceolados, aserrados en el margen.

FLORES: son muy pequeñas, poco vistosas, sin pétalos, las masculinas y femeninas separadas en distintas plantas.

FRUTO: seco, alado, con forma de espátula (sámara), los frutos maduran al final del verano.

USOS: se cultiva como ornamental. La madera ha sido muy apreciada desde la antigüedad, al ser resistente y elástica, al tiempo que fácil de trabajar. Habiéndose empleado tradicionalmente en la construcción de barcos, dadas sus cualidades impermeables y su poca putrefacción al agua, como también se ha utilizado en ebanistería, para construir herramientas con mangos de madera como picos, hachas, horquillas, palas o martillos, así como bastones para los pastores y más modernamente en artículos de deporte de madera como palos de hockey o de billar, por aguantar muy bien los golpes repetidos. Su leña también ha sido utilizada como combustible, particularmente cuando se cortaban las ramas para el ganado, de las que se troceaban y separaban las ramas más gruesas para leña. A la corteza y las hojas se le atribuyen propiedades medicinales, ya que poseen un alcaloide llamado fraxina que combate la fiebre y los dolores reumáticos.

OBSERVACIONES: ejemplar pertenece a una variedad cuyas hojas toman una coloración rojiza en otoño antes de su caída, florece a fines de invierno o principios de la primavera, antes de la aparición de las hojas.

CURIOSIDADES: Fue venerado hace miles de años por los celtas e incluso hoy en día perduran algunas supersticiones en torno a él sobre todo en los países del centro de Europa donde se decía que las serpientes, símbolo del mal, eran repelidas por las hojas de este árbol. Por eso, en muchos rituales se dibuja un círculo con una rama de fresno para trazar un área de protección. Según dice la tradición, las serpientes odian los fresnos y, de hecho, jamás se encontrará ninguna bajo la sombra de este árbol. Es tal su aversión al árbol, que el griego Dioscórides contaba en el siglo I después de Cristo que “si dentro de un cerco hecho con hojas de fresno pusiéramos en una parte una serpiente y en otra brasas encendidas, la serpiente se allegará más al fuego que al fresno”.

En las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora (Castilla y León) y Cuenca (Castilla La Mancha) hay municipios cuyos nombres incluyen el término fresno, fresnillo o fresneda. En Fresno del Río (Palencia) está presente en la bandera y en el escudo municipal.

El “Fresno de Chilla” ubicado en el municipio de Candeleda (Ávila) fue incluido en la lista de Árboles Singulares de Castilla y León por su grosor (5,73 m) y edad (300 años).

 

FUENTES

Cervantes Saavedra, M. 2007. Don Quijote de La Mancha. 1ª ed. 1ª reimp. Gradifco. Bs.As. López González, G. 2001. Los árboles y arbustos de la Península Ibérica e Islas Baleares. Tomo II. Ediciones Mundi – Prensa. Madrid – Barcelona – México.

Páginas web: http://digital.csic.es/bitstream/10261/71520/1/275MORALES_Flora_Quijote.pdf

https://es.wikipedia.org/wiki/Nerium_oleander

http://www.sierradebaza.org/index.php/mapa-web/82-principal/fichas-tecnicas/fichas-flora/411-fresno-del-sur-fraxinus-angustifolia

Agradecimiento: A la Sra. Liliana Monterroso por las fotografías aportadas.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *