El gabinete de Bertellys y sus 55 funcionarios

<
>

A través de un decreto que entró en vigencia el 1° de junio, el Intendente volvió a modificar la estructura orgánica funcional de la comuna. Según lo dado a conocer por el Ejecutivo, suman 55 los funcionarios de su planta política, aunque no se menciona a los asesores y aún falta la cobertura de algunas dependencias. Los cambios que introdujo esta última vez tienen que ver con pases de funcionarios de un área a otra, el cambio de nombre de algunas de ellas y las transferencias entre jurisdicciones.

EL DATO;

En el organigrama municipal figuran también los tres Cargos de Ley, que no son políticos sino de carrera: quien está a cargo de la Contaduría General es Gustavo Garaicoechea; de la Tesorería Municipal, Belén Duba; y el Jefe de Compras es Gustavo Fittipaldi.

A seis meses de asumir el gobierno municipal, el intendente Hernán Bertellys volvió a hacer cambios en la planta de funcionarios políticos que conforman su gabinete. Esta vez, manteniendo los nombres, suprimió, creó y transfirió áreas reestructurando así desde el 1° de junio la estructura orgánica municipal.

Aquel pequeño equipo de gobierno que el jefe comunal anunció que iba a tener, cuenta en realidad 55 funcionarios políticos, aunque aún falta nombrar algunos y otros, como los asesores, no aparecen en el organigrama -aunque son designados por el Intendente y sus sueldos salen también de las arcas de la comuna-.

Al día de hoy, según lo dado a conocer por el Ejecutivo, la estructura política municipal está compuesta por 3 secretarías, 7 subsecretarías, 19 direcciones, 14 coordinaciones, a los que se suman los 5 cargos en los hospitales de Azul, Cacharí y Chillar, su Secretario Privado, los 3 delegados municipales de las localidades, los 2 titulares de Unidades de Asesoramiento y 1 de una Subunidad. Así, suman los 55 cargos informados por la administración Bertellys.

“Fortalecer la gestión”

La realidad es que el organigrama de la actual gestión nunca ha sido dado a conocer en su totalidad y definitivamente, ya que varias veces cambiaron nombres, cargos y se crearon asesorías que no aparecen en la información que remite el Ejecutivo. De hecho, el Concejo Deliberante ha pedido datos al respecto y aún la gestión no ha respondido a las inquietudes planteadas.

Ahora, en el decreto de modificación de la estructura orgánico funcional de la Municipalidad, el mandatario comunal indica que los cambios se producen “a los efectos de dotar de la dinámica necesaria y optimizar el funcionamiento de la Administración Municipal” y que por eso “se torna necesario suprimir, crear y reforzar diversas áreas que así lo requieren”.

Agrega en otro párrafo que algunas transferencias de Direcciones y Coordinaciones  entre distintas jurisdicciones, tienen por objetivo “fortalecer la gestión municipal”.

Cambios

Las últimas modificaciones que introdujo el Intendente en la Estructura Orgánico Funcional tienen que ver, por un lado, con los cargos de seis de sus funcionarios.

José González Hueso dejó de ser subsecretario Legal y Técnica para pasar a ser Subsecretario de Planificación y Control de Gestión. Quien ocupará el lugar que dejó será Roberto Ávila, que anteriormente era director de Legal y Técnica.

Por su parte, Carlos Peralta era coordinador de las tres Delegaciones Municipales, cargo que se suprimió y pasó a ser ahora Director de Desarrollo Social. Esta última función la cumplía Gisela Fernández, quien a partir de estos cambios pasó a ser coordinadora de Gestión.

A su vez, Paolo Lamouré dejó la Coordinación de Gobierno para asumir la Coordinación de Asuntos Administrativos.

Juan Arruti era subsecretario de Producción, Empleo y Turismo. A partir de los cambios decretados por la gestión desde el 1° de junio, se le suprimió el área de Turismo, por lo que queda con Producción y Empleo.

En ese marco, la Dirección de Turismo y Medio Ambiente -que está a cargo del cuestionado Gustavo Lorusso, denunciado públicamente por empleados por violencia laboral- ya no depende del área de Arruti sino que pasó a estar bajo la órbita de la Subsecretaría de Gobierno, Cultura, Educación y Deportes a cargo de Marcos Turón.

Evidentemente, esta modificación se debe al fuerte entredicho entre ambos funcionarios cuando sucedió el episodio de violencia laboral denunciado por trabajadores. Con esta decisión -que fue adelantada en una nota que Alejandro Vieyra dio a este diario hace unas semanas- está visto que Arruti y Lorusso no podían seguir compartiendo el área.

 Revisando archivos

A fines de noviembre del año pasado, luego de ser electo Intendente, Bertellys dio una nota a este diario en la que se lo consultó por la cantidad de funcionarios que pensaba nombrar, teniendo en cuenta la historia reciente de José Inza que llegó a tener 72.

En ese momento, aseguró que el suyo iba a ser “un Ejecutivo acotado”, y que contaría con cuatro Secretarías.

Esto, en parte, lo cumplió. Hoy tiene 3 secretarías, pero de ellas dependen 48 áreas más, a las que hay que agregar las que están bajo la órbita directa del Intendente, que son cuatro: la Secretaría Privada, la Unidad de Asesoramiento y Coordinación Jurídica, la Unidad de Asesoramiento y Coordinación Técnico Administrativa, y la Subunidad de Asesoramiento y Gestión Administrativa.

A propósito de estas últimas dos Unidades y de la Subunidad, además de que los funcionarios responsables de ellas no están todos los días en Azul porque no son de acá, muy bien no se conoce cuál es el rol concreto que cumplen de cara a la comunidad o hacia dentro del propio Ejecutivo.

Y siguiendo con la revisión de los archivos periodísticos, Bertellys aseguró también -durante la campaña y luego de haber resultado electo- que no tendría ningún funcionario que hubiese pertenecido a la gestión de José Inza.

Esto no lo cumplió. De los 55 funcionarios que tiene su actual organigrama, 10 vienen de la administración anterior. Algunos se fueron un poco antes que otros, y algunos en mejores términos que otros, pero lo cierto es que los 10 formaron parte, en determinado momento, de aquel tristemente recordado “Equipo de José”.

Victoria Martínez, actual directora de Educación, tuvo ese mismo cargo durante la gestión Inza y luego pasó a ser Secretaria de Cultura y Educación; Guillermo Giordano, actual subsecretario de obras y Servicios Públicos, fue coordinador de Eventos y Fiestas Populares; Claudio Ocampo, actual coordinador de Empleo y Capacitación, entre otros cargos que tuvo durante la anterior gestión fue director de Promoción Social; Néstor Martínez, fue y sigue siendo coordinador de Tercera Edad y Discapacidad: Néstor Martínez; Daniel Galizio, actual director de Cultura, entre otros cargos que tuvo fue director General de Comisiones Vecinales; Héctor Comparato, actual director de Enlace de Obra Pública, fue Director de Hidráulica y Pavimentación; Joaquín Propato, actual Coordinador de Derechos Humanos fue director de Empleo y Capacitación; Carlos Caputo, actual subsecretario de Protección Ciudadana y Habilitaciones fue secretario de Desarrollo Económico; Paolo Lamouré es hoy coordinador de Asuntos Administrativos y durante la gestión Inza fue coordinador de Asuntos Legales, renunció y después volvió a asumir como coordinador Técnico del área de Gobierno, mano derecha de Federico “Pieri” Saldaño; y Laura Aloisi que es directora de Finanzas y Presupuesto y que había sido en la administración anterior directora de Finanzas y Control Presupuestario.

Algunas áreas llamativas

Y en ese marco, en la lectura detallada del organigrama dado a conocer por el Ejecutivo, aparecen nombres de áreas que, por lo menos, llaman la atención por lo que significan en sí o porque no se entienden muy bien qué significan o a qué deberían dedicarse. Por ejemplo, hay un coordinador de Automotores; en una mezcla medio rara aparece una Dirección de Inspección General, Defensa Civil y Habilitaciones -Defensa Civil en el medio suena descolgado, para qué negarlo- y también una Coordinación de Puesta en Valor del Patrimonio y Cooperativas… Además hay un coordinador de Intervenciones Urbanas -término amplio si lo hay-; un director de Enlace de Obra Pública -que aún no se sabe muy bien cuál es su función específica-; y una Coordinación de Gestión -que tampoco no se conoce cuál es su rol concreto-.

Más allá de estas observaciones, lo cierto es que la designación de -al menos- 55 funcionarios dista bastante de aquel Ejecutivo austero que una vez planteó el Intendente, y más cuando no se sabe qué tareas específicas cumplen algunos de ellos y teniendo en cuenta, también, la “crítica” situación económica financiera de la comuna.

UNA SUPERSECRETARÍA

Como se indicó, el organigrama municipal cuenta con tres secretarías. Pero una de ellas, la Secretaría de Gobierno -a cargo de Alejandro Vieyra– tiene bajo su órbita 30 áreas. Esto es, concentra más de la mitad de lo que es la estructura comunal y, como no podía ser de otra manera, el abanico de áreas es tan amplio como la misma municipalidad.

De esa secretaría dependen, por ejemplo, las subsecretarías de Obras y Servicios Públicos; la recientemente creada de Planificación y Control de Gestión; la de Producción y Empleo (sin Turismo); la de Gobierno, Cultura, Educación y Deportes (todo junto); y la de Protección Ciudadana y Habilitaciones.

En el medio, Vieyra tiene a su cargo coordinaciones como las de Gestión, de Derechos Humanos, de Automotores, de Protocolo y Ceremonial, de Intervenciones Urbanas; y Direcciones como las de Regularización Dominial, de Educación, de Turismo y Medio Ambiente, de Vialidad, de Seguridad, Control Urbano y Monitoreo; sin olvidar que también dependen de esa Secretaría las Delegaciones Municipales.

Verdaderamente una supersecretaría dentro del organigrama dado a conocer por el Ejecutivo.

OTROS CAMBIOS

A partir del Decreto 794 fechado el 24 de mayo pasado y firmado por el intendente Hernán Bertellys, y los secretarios de Gobierno Alejandro Vieyra, de Hacienda y Administración Adriana Guedes, y de Salud y Desarrollo Social Rodolfo Juárez, se suprimieron áreas y se crearon otras dentro del organigrama municipal, a la vez que se transfirieron algunas de una jurisdicción a otra.

Según se explica en el decreto, estas modificaciones se deben a “fortalecer la gestión municipal”.

Áreas suprimidas:

– Sub-Unidad de Coordinación Técnica y Administrativa. (Si bien en el decreto figura su supresión, sin embargo en los anteriores organigramas dados a conocer por el Ejecutivo, esta área no aparece).

– Subsecretaria de Producción, Empleo y Turismo.

– Coordinación de Delegaciones Municipales.

– Coordinación de Gobierno.

. Dirección de Promoción Social.

Áreas creadas:

– Subsecretaria de Planificación y Control de Gestión.

– Subsecretaria de Empleo y Producción.

– Coordinación de Gestión.

– Coordinación de Asuntos Administrativos.

– Dirección de Desarrollo Social.

 

Organigrama Municipalidad de Azul

  

Intendente Municipal: Federico Hernán Bertellys

 Secretario Privado: Rodolfo Wagner

 Unidad de Asesoramiento y Coordinación Jurídica: Lucrecia Egger

 Unidad de Asesoramiento y Coordinación Técnico Administrativa: Fabián Caro

  • Subunidad de Asesoramiento y Gestión Administrativa: Pablo Goas Atán

 Secretario de Salud y Desarrollo Social: Rodolfo Juárez

  • Director Médico Hospital Dr. Ángel Pintos: Luis Hoursouripé

o Directora Administrativa Hospital Pintos: Andrea Añorga

o Subdirector Médico Hospital Pintos: Mariano Donelli

  • Director Hospital Dr. Horacio Ferro de Chillar: Pedro Ruggieri
  • Director Hospital Dr. Casellas Solá: Diego Salvador.
  • Director de Atención Primaria de la Salud: José Alberto Hourcade.
  • Subsecretaria de Desarrollo Social: –

o Director de Desarrollo Social: Carlos Peralta

o Coordinadora de Emergencia Habitacional: Raquel Lauroua

o Coordinador de Tercera Edad y Discapacidad: Néstor Martínez

o Coordinadora de Economía Social: Jessica Córdoba

 Secretario de Gobierno: Alejandro Vieyra

  • Subsecretario de Planificación y Control de Gestión: José González Hueso

o Director de Regularización Dominial: Ángel Olaechea

o Coordinadora de Gestión: Gisela Fernández

  • Subsecretario de Producción y Empleo: Juan Arruti

o Coordinador de Empleo y Capacitación: Claudio Ocampo

o Coordinador de Parques Industriales: Juan Etchepare

  • Subsecretario de Gobierno, Cultura, Educación y Deportes: Marcos Turón

o Directora de Educación: Victoria Martínez

o Directora de Escuelas Especiales y Municipales: Stella López

o Director de Cultura: Daniel Galizio

o Directora de Deportes: Noelia Gallours Santillán

o Director de Enlace de Obra Pública: Héctor Comparato

o Director de Turismo y Medio Ambiente: Gustavo Lorusso

o Delegado Municipal de Cacharí: Nicolás Cartolano

o Delegado Municipal de Chillar: Horacio Chiarelli

o Delegado Municipal de 16 de Julio: Edberto Vivarelli

o Coordinador de Derechos Humanos: Joaquín Propato

o Coordinadora de Relaciones con la Comunidad, Protocolo y Ceremonial: Silvina Daulerio

o Coordinador de Automotores: Javier Giménez

  • Subsecretario de Obras y Servicios Públicos: Guillermo Giordano

o Director de Servicios Públicos: Héctor Cuatrochio

  • Coordinador de Servicios de Calle: José de Urraza

o Director de Vialidad Rural y Talleres: Luis Díaz

o Director de Vialidad Urbana, Hidráulica y Pavimento: Jorge Sarasola

o Coordinador de Puesta en Valor del Patrimonio y Cooperativas: Gustavo Jalli

o Coordinador de Intervenciones Urbanas: Juan Diorio

o Coordinador de Organizaciones Vecinales: Ernesto Diorio

  • Subsecretario de Protección Ciudadana y Habilitaciones: Carlos Caputo

o Director de Seguridad, Control Urbano y Monitoreo: Agustín Rodríguez

o Director de Inspección General, Defensa Civil y Habilitaciones: Ramiro Azzaro

Secretaria de Hacienda y Administración: Adriana Guedes

  • Subsecretario Legal y Técnica: Roberto Dávila

o Director Legal y Técnica: Facundo Achaga

o Coordinador de Asuntos Administrativos: Paolo Lamouré

  • Director de Recursos Humanos: Walter Surget
  • Director de Sistemas: Mariano Gómez
  • Director de Ingresos Públicos: Juan Ignacio Rampoldi

·          Directora de Finanzas y Presupuesto: Laura Aloisi

¡Deja un Comentario!

2 Comments

  1. Marcos

    junio 12, 2016 at 7:16 pm

    Tenemos una estructura de una Municipalidad de 200.000 habitantes. En ese sentido poco ha cambiado a lo que fue la gestión Inza.

  2. Jose

    junio 13, 2016 at 8:00 am

    Vergonzoso.
    Y que haya funcionarios que no son de acá y ni siquiera se los obligue a cumplir con su trabajo de lunes a viernes, peor todavía.
    Una verdadera vergüenza

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *