SE APROBÓ EL ACUERDO CON LOS HOLDOUTS

El gobierno sorteó el primer obstáculo y dejó en evidencia la crisis kirchnerista

 

 

Máximo Kirchner, bien despierto, defendió la posición de un sector del Frente para la Victoria. DYN La extensa sesión en la Cámara Baja terminó con algunos de los legisladores que se entregaron mansamente a una imprevista “siesta”.
<
>
La extensa sesión en la Cámara Baja terminó con algunos de los legisladores que se entregaron mansamente a una imprevista “siesta”.

Por Walter Schmidt / Agencia DyN

Durante la extensa sesión que finalizó en la mañana de ayer y que comenzó en el mediodía del martes en la Cámara Baja, el Frente para la Victoria volvió a fracasar en su intento por postergar el debate del proyecto. Según el autor de esta nota, fue Miguel Ángel Pichetto quien se opuso a aquella idea de los K de que los legisladores rechacen la iniciativa de la Casa Rosada sobre los holdouts.

BUENOS AIRES – El gobierno superó el primer escollo en el Congreso Nacional, al aprobar en Diputados el paquete legislativo que avanza en un acuerdo con los holdouts, y dejó en evidencia el paulatino retroceso del kirchnerismo, que defendió infructuosamente, con una importante sangría interna, el relato épico de “Patria o Buitre”, cuando en verdad fue un conflicto que no supo resolver la administración de Cristina Fernández.

El inicio de la retirada del kirchnerismo había comenzado cuando unos 13 diputados nacionales abandonaron el bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados para formar el Bloque Justicialista, un grupo que votó a favor del proyecto del Ejecutivo derogando la Ley cerrojo y la de Pago Soberano.

Luego intentó, en vano, en el Congreso Nacional del PJ, obligar a los diputados y senadores del espacio que rechazaran votar a favor de la iniciativa del presidente Mauricio Macri.

Rechazo a una moción de orden

Durante la extensa sesión que finalizó en la mañana de ayer y que comenzó en el mediodía del martes en la Cámara Baja, el kirchnerismo volvió a fracasar en su intento por postergar el debate del proyecto.

El jefe del bloque del FPV, Héctor Recalde, presentó una moción de orden, que luego fue votada, con un claro rechazo: el resultado fue de 165 votos en contra y 84 a favor.

Pero además, el kirchnerismo -que debería empezar a dividir aguas porque en el FPV no todos piensan como los camporistas Máximo Kirchner o Andrés “Cuervo” Larroque- perdió al menos seis diputados más que votaron a favor del proyecto del gobierno.

Así lo hicieron los misioneros Mauricie Closs, Silvia Risko y Jorge Franco; la tucumana Miriam Gallardo y la sanjuanina Graciela Caselles. Todos del FPV-PJ.

El sábado, encuentro “K”

Sin embargo, la situación es muy diferente en el Senado. Allí el bloque PJ-FPV (con el cambio de gobierno, invirtieron las siglas que antes eran FPV-PJ) es manejado a gusto y piaccere por Miguel Angel Pichetto, convertido no sólo en un referente del peronismo sino también en el representante de los gobernadores peronistas en el Senado, ante el gobierno macrista.

Fue el mismo Pichetto el que se opuso a aquella idea de los K de que los legisladores rechacen la iniciativa de la Casa Rosada sobre los holdouts.

Pichetto, que no olvida que gracias a la falta de apoyo del matrimonio Kirchner no fue gobernador de Río Negro en el 2011, no es ajeno al nuevo armado en el Peronismo que está realizando el salteño Juan Manuel Urtubey, con el acompañamiento de los mandatarios provinciales del PJ.

En ese contexto, el sábado el kirchnerismo organiza un encuentro para discutir el estado de situación del FPV. Algunos optimistas aspiran a que se ratifique el liderazgo de Cristina Fernández. Difícil.

Un líder se pone a la cabeza de los reclamos y protestas como las que ha promovido el kirchnerismo en contra de la política económica, los despidos de muchos camporistas y militantes, etc, etc. Pero Cristina, transita su vida en El Calafate sin hacer declaraciones políticas como una ex presidenta y ex líder de una corriente que lucha por sobrevivir.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *