UNA CONJUNCIÓN DE ACTIVIDADES QUE EXCEDEN AL TURF

El hipódromo de Azul y su lucha por permanecer

Ayer, en el circo hípico local, caballos con la monta de avezados jinetes volvieron a correr; hubo juegos gratuitos para los chicos; instituciones locales tuvieron la posibilidad de hacer colectas y los responsables de fund truck, de generarse ingresos genuinos por la venta de bebidas y comidas al paso; y centenares de familias de Azul y de la zona disfrutaron de una tarde otoñal ideal para estar al aire libre, en un predio al que se accede en forma gratuita. Nada de esto tiene la continuidad garantizada, según confió a EL TIEMPO el presidente del Jockey Club de Azul, a partir del recorte total de subsidios que pretende hacer la gobernadora María Eugenia Vidal.

Ayer se realizó la segunda cita hípica en el hipódromo de nuestra ciudad.FOTOS PRENSA JOCKEY CLUB/HÉCTOR GARCÍA


 
Por Augusto Meyer
ameyer@diarioeltiempo.com.ar
 
La “maquinaria” se volvió a encender en el Hipódromo local, que desde hace poco más de dos años gerencia el Jockey Club de Azul. La “industria” en torno del turf empezó nuevamente a rodar y ayer, ante un importante marco de público, la tarea que durante la semana realizan veterinarios, jinetes, vareadores, cuidadores y los responsables de un sinfín de actividades brilló en la segunda cita hípica del año, en ocasión de rendírsele homenaje a los héroes de la guerra de las Islas Malvinas. Lamentablemente, la alegría no es completa. Hay preocupación entre los dirigentes del JCA por lo que pueda ocurrir de avanzar la gobernadora María Eugenia Vidal con el recorte del subsidio estatal a la actividad. Esta sensación agridulce surgió de boca del presidente del Jockey, Javier Fay, en la charla que mantuvo con EL TIEMPO. “Gracias a Dios, después de un parate lamentable que nos puso triste a todos, se empezó un poco a regularizar el tema del atraso del pago del subsidio. Nos pagaron una parte de la deuda más vieja, que era lo de diciembre, y se comprometieron a que la semana próxima se pondrán al día con enero y febrero. Eso nos permite poner todo en marcha y la reunión de hoy (por ayer) aglutinó a mucha gente”, expresó, más allá que hubo una merma en la cantidad de equinos participantes por un virus que afecta a los animales e igualmente “se pudieron realizar lindas carreras”.
Impacto regional
La charla con Fay giró, básicamente, en torno de la importancia para Azul y la región del reinicio de la actividad turfística y las consecuencias que generaría el no recibir más subsidios estatales.
“Es notable cuando se produjo esto (el retraso en el envío de fondos) el impacto en 150 kilómetros a la redonda. Hubo un resentimiento y no sólo en Azul. La gente nos para por la calle para preguntarnos si esto se reactiva o no. Se nota muchísimo la preocupación y de cómo la economía también merma porque dejan de invertir, de comprar remedios, de herrar (acción de colocar herraduras), de contratar veterinarios, de usar los transportes, comida y camas de viruta. El tema se normalizó pero la decisión de la Gobernadora de hacer el recorte sigue en pie. Retomamos la actividad con todas las energías y las ganas pero si la decisión se mantiene, en un corto o mediano plazo, se va a volver a resentir”, señaló.
Orden de prioridades
El presidente del JCA resaltó que, a partir de la cantidad de obras de infraestructura realizadas en los primeros dos años de gestión, no descartan tener que desacelerar esa cuestión para establecer prioridades. “Gracias a Dios en el momento que había que hacerlo lo hicimos y pusimos en valor los dos hipódromos: el de Azul y el de Tandil. Si tenemos que levantar un poco la intensidad en las obras lo podemos hacer, a fin de dedicarnos sólo a hacer carreras, instituir los premios y mantener lo que está. De todos modos, si la Gobernadora termina haciendo lo que tiene pensado, esto inevitablemente se va a terminar resintiendo”, advirtió.
El entrevistado sostuvo que, para mantener “andando” la industria turfística es vital contar con aporte estatal, tal como ocurre hasta la actualidad. “Por más que esto esté funcionando y brille como brilla, no es compatible seguir trabajando sin la ayuda que hemos tenido hasta ahora porque los números no dan. En estos últimos dos meses hicimos innumerables viajes a La Plata y a Buenos Aires; nos contactamos con otros hipódromos y con profesionales de la actividad de otros lugares; con políticos; con gente del Gobierno nacional. Se trabaja mucho para revertir esto pero a la Gobernadora, según palabras del Director de Loterías, es imposible ‘torcerle el brazo’”, indicó.
Aferrándose casi instintivamente a la máxima que señala que, de una crisis, surgen oportunidades, Fay afirmó: “Debemos  trabajar para ver cómo podemos hacer para encontrar alternativas que nos permitan generar un ingreso que reemplace los recursos que tenemos hoy para poder seguir adelante con esto”.
En ese sentido se esperanzó: “El Gobierno municipal también entendió la importancia de seguir funcionando y está gestionando a la par nuestra, con la idea de hacer lo posible para que esto se revierta”. “Es muy difícil (seguir recibiendo el subsidio) porque la Gobernadora está muy obstinada. Creo que pierde de vista lo que va a perjudicar y dejar caer en esta industria si toma la decisión y la ejecuta. No tiene la más mínima idea de la cascada que va a desencadenar hacia abajo si toma la decisión que está por tomar. Ahora hay que ‘jugar políticamente’ con diputados y senadores porque la intención de ella es que este mes o el próximo, el tema esté en ambas Cámaras”, subrayó.

Buen marco de público tuvo la convocatoria de ayer en el predio de la Avenida Mujica.


 Al borde del abismo
El presidente del JCA puntualizó que, “con los números arriba de la mesa”, cae por su propio peso la imposibilidad de mantener con vida la actividad sin el aporte estatal. “Estamos felices de volver como volvimos hoy (por ayer), con los ‘tapones de punta’; de tener una reunión hípica como la que tuvimos, con un clima que acompañó y un marco de gente espectacular; la felicidad sería completa si tuviésemos la certeza de que en un futuro no estaríamos por colapsar por una decisión mal tomada por parte del Gobierno. Vamos a seguir dando lucha; a trabajar para demostrar que esto que generamos desde Azul es el futuro del turf; el turf tiene que ser una fiesta para la familia”, manifestó Fay.
El dirigente se refirió al “cambio de clima” que experimentó el circo hípico local desde que la comisión directiva del Jockey se hizo cargo del gerenciamiento del espacio. “Acá no hay diferencias de estratos sociales; todo el mundo viene y nadie es diferente a nadie. Nosotros tenemos que servir de modelo para que el turf haga una autocrítica de cosas que se han hecho mal durante años en los grandes hipódromos y empezar a cambiarlas para no darle oportunidad a los políticos de que tomen revancha con estas cosas”, concluyó.

EL DATO
En próximas ediciones se le dará amplio desarrollo al resultado que tuvieron las ocho carreras disputadas en el circo hípico local.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    16 de abril de 2018 at 10:19 pm

    Busquen sponsors privados. Basta de vivir de subsidios. Que el Estado se ocupe de lo importante.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *