INICIO DEL AÑO

El Hipódromo local retoma su actividad el 4 de febrero

En dialogo con este medio, y ante distintas versiones surgidas respecto a la continuidad de la actividad hípica en esta ciudad, Santiago Zaffora, Secretario de la comisión directiva del Jockey Club Azul, brindó detalles de la actualidad que vive dicha institución y las expectativas  para el 2018.


El hipódromo de Azul retomará su actividad oficial el próximo 4 de febrero. ARCHIVO/NACHO CORREA


Ante distintas versiones surgidas respecto a la continuidad de la actividad hípica que se desarrolla en esta ciudad, EL TIEMPO dialogo con Santiago Zaffora, secretario de la comisión directiva del Jockey Club Azul, quien brindó precisiones sobre el tema. Por un lado, abordó la modificación que se busca aplicar al porcentaje de los fondos que reciben los hipódromos de la provincia de Buenos Aires por parte del Instituto de Loterías y Casinos. En otro sentido, también se refirió al atraso en el giro de dichos recursos por el ente provincial, que generó la suspensión de la reunión que debía realizarse en el mes de Enero. Cabe recordar además, que la comisión directiva local, también administra el circo hípico de la ciudad de Tandil.
Financiamiento a la actividad del turf
La actividad hípica se financia fundamentalmente con un fondo de reparación que se creó hace más de diez años mediante una ley aprobada por las cámaras de diputados y senadores de la provincia de Buenos Aires.  La misma permite obtener recursos propios para la actividad.
La legislación, declara de interés provincial la cría del SPC, su entrenamiento y las competencias oficiales, y confiere al turf recursos derivados de trasladarle a la industria entre el 9 y el 15 % de lo que el Estado obtiene como ganancia por las tragamonedas que funcionan en los bingos y casinos provinciales.
Este recurso se reparte en todos los hipódromos de la provincia de Buenos Aires, entre los que se encuentran  Azul, Tandil, Dolores, La Plata y San Isidro. “Es un dinero que gira Loterías y Casinos, y que es bueno aclarar que no sale de un aporte especial de los contribuyentes bonaerenses ni del pago de  impuestos, sino que se obtiene de un porcentaje que se les retiene a las máquinas tragamonedas” explicó Zaffora.
La hípica genera trabajo en forma directa e indirecta siendo además un dinamizador de la economía regional. “Hoy, esta actividad en el mundo es deficitaria. Lo que se hizo en su momento, fue copiar un sistema de financiamiento de otros países para darle sustentabilidad, teniendo en cuenta todo lo que fomenta esta industria y la mano de obra que genera. De por sí, no se producen ingresos suficientes para que la actividad sea rentable. Es decir, hay premios que afrontar, a cada jockey que corre se le paga una monta perdida, al cuidador se le abona un monto fijo por anotar el caballo y se suman otros gastos de seguro, mantenimiento del lugar, etc”.
La institución ha buscado en estos años de gestión fomentar y hacer crecer esta propuesta. Entre las decisiones adoptadas, se consolidó la entrega de mejores y más atractivos premios para los competidores, se puso en valor el lugar y se generó además de lo relacionado netamente con el turf,  actividades sociales con la inclusión de puestos gastronómicos, feriantes y propuestas culturales. Sobre el financiamiento, Zaffora mencionó que “el nivel de gastos que se tiene no es proporcional al de los ingresos por eso se generó este fondo de ayuda para fomentar la actividad. En nuestro caso, la administración de los recursos también nos permitió sumar otros aspectos que no sean solo la organización de las carreras, sino rescatar el patrimonio y darle a cada encuentro un perfil comunitario.
En las comunidades como la nuestra, y así se ha planteado desde la comisión, la actividad excede lo hípico. Nos vinculamos con lo artístico, cultural, la puesta en valor del lugar para que pueda ser utilizado no solo el día de la competencia, sino que durante la semana haya diferentes propuestas. Además, también se abordan aspectos sociales que fueron posicionando el lugar. Esto se generó con un esfuerzo muy grande desde la comisión, “un logro concreto que nos llena de orgullo. La intención es mantener este nivel de desarrollo”.

Santiago Zaffora, secretario de la comisión directiva del Jockey Club Azul, brindó detalles de la actividad del turf en Azul.


El fondo girado por el Instituto de Loterías y Casinos según la ley, contempla entre un 9 y 15 % de lo recaudado en las tragamonedas -actualmente se gira el 13% para todos los hipódromos oficiales de la provincia. La modificación del porcentaje del que se habla,  llevaría a que el mismo sea del 9%, el más bajo planteado en la norma. “Esto generaría que al tener menos ingresos haya que replantear algunos aspectos de la actividad” comento el dirigente.
“Hasta el momento no hay información oficial que esto sea así –aseguró Zaffora – pero hay datos extra oficiales que indican que el porcentaje que se gira sería menor. Esta semana estaremos manteniendo una reunión en la ciudad de La Plata para conocer los pormenores del tema. De ser así, estaríamos recibiendo entre un 25% a 30% menos de lo que percibíamos, por lo cual es un cimbronazo importante a la hora de mantener el nivel de profesionalismo que veníamos teniendo”.
Sobre el impacto que la actividad económica tiene en nuestro medio contó que “estimamos que por reunión hay  entre cinco mil a siete mil personas. Esto marca sin dudas que es una de las actividades más importantes que se desarrollan en la ciudad todos los meses. Ese componente de espectadores, no solo se genera con vecinos de  Azul, sino que viene gente de toda la región y la provincia. Esto dinamiza y provoca un movimiento de recursos que repercuten directamente en la ciudad. Además se suma el personal ligado al lugar, cuidadores, jockey, veterinarios, transporte, alimentación, junto  a otros recursos que se generan como propuestas culturales,  puestos gastronómicos, feriantes y todas las personas que trabajan durante la jornada en pista, boleterías y seguridad. A su vez, también hay una nómina de proveedores locales  que van desde oficios para el mantenimiento del predio y mejoras en lo edilicio como el aspecto comercial”.
En este tiempo, se hicieron notorias mejoras en el sistema eléctrico, sanitarios, zona perimetral y arreglos de las calles internas del lugar,  todo con mano de obra y proveedores locales. “Directa e indirectamente hay entre trescientos cincuenta y cuatrocientas  familias que viven o tienen vinculación con lo que genera el turf, lo cual es muy importante para el desarrollo económico de la comunidad” sostuvo.
Atraso en el giro de los fondos
Otra situación que se dio en los últimos meses del año, fue el atraso en el giro de los recursos económicos por parte de la provincia. Esto motivo la suspensión de la reunión que estaba prevista realizar en el mes de enero.
“Teníamos demorado el pago del mes de noviembre y diciembre por eso se decidió en forma preventiva, hacer un corte en la actividad tanto en Azul como en Tandil hasta regularizar la misma. No queríamos asumir un compromiso y poner en riesgo la economía del club”. La situación del mes de noviembre, según dijo Zaffora, ya está solucionada y lo que es diciembre se estaría resolviendo en los próximos días.  “En la medida que esto tenga continuidad y no se corte, nos permitirá seguir desarrollando los programas mensuales. Cuando se genera un corte abrupto, hay este tipo de problemas. Sabemos que esto se mantiene con el acompañamiento y el aporte que realiza la provincia. Hay compromisos que se deben asumir y es por eso que se decidió en su momento suspender la reunión del mes de enero. No íbamos a poner en riesgo el patrimonio del club, pero ya está en vías de solución”.
Así anticipó que “el 4 de febrero se retomará la actividad y se ha reprogramado el resto del calendario para lo que es el 2018”. Esta situación “ha generado un cambio en el programa original que ya se tenía. Hoy, si nos confirman que contaremos  con menos recursos, habrá que establecer prioridades y en base a ello se rearmará la actividad y se revisaran cuestiones presupuestarias”.
De no mediar ningún otro problema “la actividad se desarrollará como hasta ahora. Todo dependerá del circuito de flujo de fondos, pero seguiremos realizando todo el esfuerzo y las gestiones necesarias para que continuar trabajando con normalidad. Vamos en esa línea, hay un buen dialogo con la gente de Loterías y Casinos a quienes le hemos transmitido todo lo que significa el turf para el interior,  y esperamos que en el año se pueda seguir desarrollando normalmente” finalizó.
 
 

¡Deja un Comentario!

3 Comments

  1. Pablo

    17 de enero de 2018 at 5:58 am

    En definitiva,se le da dinero que son de las arcas del estado,para mantener caballos de carrerara. Que solo le gustan a un pequeño sector de la poblacion. Mejor utilizados estarian estos recursos, en dar alimentacion y salud a sectores carenciados. Si bien se quiere enmascarar el subsidio,con que es dinero de tragamonedas,en definitiva es plata del estado malgastada.

  2. Marcos

    17 de enero de 2018 at 10:15 am

    En Azul todo parece ser financiado por el Estado. Nada de aportes privados. Es todo artificial y da una falsa sensación de progreso.
    No aprendemos más.

    • Yoli

      17 de enero de 2018 at 11:41 am

      Sigan votando payasos…No alcanzó con Onza.pusieron a otro peor.Azul progresa, decía la campaña.en chorros!como Lorusso

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *