COLUMNA DEL CEDA

El homenaje a un gran dirigente

Adolfo Sabattini formó parte de una dirigencia del Centro Empresario de Azul que realizó aportes hacia adentro y hacia afuera de la institución.
<
>
Adolfo Sabattini formó parte de una dirigencia del Centro Empresario de Azul que realizó aportes hacia adentro y hacia afuera de la institución.

El 4 de mayo despedimos a Adolfo Sabattini, integrante de  un grupo destacado de dirigentes del Centro Empresario de Azul que realizaron aportes hacia adentro y hacia fuera de la institución.

Un empresario audaz identificado en la ciudad por dos de sus empresas más importantes, Casa Sabattini y Azul Gas SA. quien, además, integró la entidad en varios puestos, hasta llegar a la presidencia.

En su período como conductor, tomó el compromiso de actualizar el Estatuto Social, que según sus propias palabras “permitieron la apertura y la propuesta de renovación permanente de la entidad”.  En ese sentido, Sabattini consideró que esta fue una de sus medidas más oportunas, siendo la historia la que le ha permitido confirmar que esa iniciativa era necesaria.

Otras de las acciones que impulsó en su época fue la instalación de la Oficina del Resguardo Aduanero, servicio dependiente de la región Mar del Plata. También, dieron los primeros pasos, de la mano del contador Julio Zaffora, con Fundación Ceda, con el fin de integrar instituciones con empresas. Y se abrió la posibilidad de contar en la sede de la cámara con el Centro IDEB, organismo que apuntaba a la capacitación y asesoramiento de las Pymes, en la gobernación de Eduardo Duhalde.

Con motivo de cumplirse en 2007, los 90 años del CEDA, se lo homenajeó en vida como ex presidente, se tomó como referencia su experiencia de gestión para muchas de las acciones  posteriores que el resto de las conducciones realizaron, y se le reconoció, en todas las formas posibles, su generoso y comprometido voluntariado con la institución.

En nombre de la Comisión Directiva, el actual presidente Dardo López, lo despide de la siguiente manera: “Quienes pasamos por la dirigencia muchas veces lo hacemos sin el conocimiento pleno de la tarea, pero en todos los casos somos fieles continuadores de gestiones anteriores que nos permitieron con su generosidad el aprendizaje y la adaptación de experiencias pasadas a la actualidad. Esta entidad y sus adherentes agradecen tus aportes. Hasta siempre Adolfo…

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *