HOSPITAL HORACIO FERRO

“El hospital quedó arado luego de la gestión anterior, fueron años de desidia”

Así lo expresó, en diálogo con este diario, el director del centro de salud de la vecina localidad, el doctor Osvaldo Pedro Ruggieri. “La gestión anterior ignoró a Chillar”, afirmó y mencionó que esa circunstancia es una de las causas por las cuales “hoy me faltan médicos en la guardia”. Expresó, además, la necesidad de “reconstruir el plantel, en lo que son especialidades ya que los contratos anteriores vencieron el 31 de diciembre de 2015” y a los profesionales “no les han pagado de hace 9 meses”.

El Hospital Municipal “Dr. Horacio Ferro de Chillar” necesita del trabajo mancomunado de todos sus componentes para recuperarse de la difícil situación por la que atraviesa. ARCHIVO/EL TIEMPO El director del Hospital Municipal de Chillar, Dr. Osvaldo Pedro Ruggieri habló de la actualidad del centro de salud a su cargo. AGENCIA CHILLAR/SILVIA PARRA
<
>
El Hospital Municipal “Dr. Horacio Ferro de Chillar” necesita del trabajo mancomunado de todos sus componentes para recuperarse de la difícil situación por la que atraviesa. ARCHIVO/EL TIEMPO

 

CHILLAR (De nuestro corresponsal). En la mañana del viernes 22, EL TIEMPO mantuvo una charla con el doctor Osvaldo Pedro Ruggieri, director del Hospital “Dr. Horacio Ferro”, de Chillar.

El profesional, especialista en Otorrinolaringología, manifestó en primer lugar y para que quede bien claro, su actuación independiente de cualquier política partidaria, tanto con colegas, cooperadora, personal del Hospital y, obviamente, con pacientes. No obstante dijo que “el hospital quedó arado luego de la gestión anterior, todos eran caciques”. Ante la difícil situación del nosocomio, tiene diferentes frentes abiertos, reconociendo el papel que juega en nuestra localidad esta institución. “La gestión anterior ignoró a Chillar, hoy me faltan médicos en la guardia y las razones son económicas”, contó y agregó en tal sentido que “hay que reconstruir el plantel médico, en lo que son especialidades ya que los contratos anteriores vencieron el 31 de diciembre de 2015 y no les han pagado de hace 9 meses. En este momento hay un urólogo, un traumatólogo y una ecografista”.

“La queja boca a boca conmigo no va” 

En otro orden de cosas tiene dentro de sus planes una reunión con el Delegado Municipal y con el Subcomisario por el descontrol en el tema tránsito de motos y autos “sin que haya hijos ni entenados” según sus palabras.

En la sala de espera, el doctor Ruggieri, piensa colocar un libro de quejas y un libro de visitas, como una nueva forma de control, aunque pretende, por sobre todas las cosas, que quien tenga algo que decir lo manifieste por escrito. “La queja boca a boca conmigo no va, tiene que ser formal, o sea con nombre y número de documento”.

“Hay 26 personas sin criterio de internación” 

Uno de los temas que quiere regularizar es la habilitación del sector de geriatría, en cuya entrada habrá una persona las 24 horas y la habilitación permitirá cobrar un dinero muy necesario para las arcas del hospital. “Hay 26 personas sin criterio de internación, esto viene desde la época de Gómez Romero y es un problema social. Acá se les da de comer, se les lava la ropa, se los atiende y contiene”, comentó, a la vez que definió como urgente que cada cuidadora particular que ingresa tenga al día la inscripción en una Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART), para deslindar las responsabilidades del hospital.

En materia edilicia también es mucho lo que hay que hacer. En este momento se están arreglando y nivelando los desagües para, posteriormente, comenzar con la colocación de membrana en el techo.

Tanto el material como la mano de obra fueron pagadas por la Municipalidad. Ante expresiones manifestadas en otro medio por algún miembro de la Cooperadora, el director del hospital expresó que “la gente que esta viniendo todos los días es mano de obra calificada”, y nombró al “arquitecto Julio Toscano, el maestro mayor de obras Ruben Dátola y el jefe de cuadrilla Juan Diorio”.

En cuanto a proyectos luego del techo que es primordial finalizarlo, comentó que “el intendente Bertellys (Hernán) me ha pedido ‘meter pata’ con el tema de todo el tendido eléctrico en cuyo proyecto se está trabajando y luego sí seguir con el arreglo de la mampostería interior y pintura”.

“AHORA VAMOS POR UNA CRUZADA POR EL HOSPÌTAL” 

Con respecto a la relación entre la Cooperadora y el Hospital Municipal, el doctor Pedro Ruggieri dijo a este diario que su intención es “hacer más fluida la relación del Hospital con la Cooperadora” y remarcó que la Cooperadora coopera, no cogobierna”. Según el reglamento “el Director es el asesor de la cooperadora y esta no puede pedir una audiencia con el Intendente sin la anuencia del primero”, explicó.

“Quiero informar también que el Intendente tiene muy presente el anhelo de la Cooperadora de contar con el techo de chapa., pero en principio hay que solucionar el problema”, continuó el otorrinolaringólogo y agradeció por último a toda la gente que colabora y a los proveedores que están aguantando. “Ahora vamos por una cruzada por el Hospìtal”, cerró.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *