El impacto económico del fin de semana largo percibido por comerciantes azuleños

EL TIEMPO realizó un recorrido por restaurantes, pubs céntricos, estaciones de servicio, y despensas ubicadas en la zona del Balneario y el Camping Municipal luego de los encuentros de Citröen y Mototurístico, y de la llegada de turistas que hicieron base en hoteles locales pero que fueron a Tandil a celebrar la Semana Santa.
   
El XIX Encuentro Mototurístico; el noveno encuentro de Citröen; Semana Santa en Tandil con el tradicional Vía Crucis y las feria de emprendedores y de artesanos en Azul, entre otras alternativas, generó un movimiento importante en esta ciudad durante el fin de semana “extra large”. EL TIEMPO hizo un relevamiento y, en ese sentido, dialogó con encargados y empleados de estaciones de servicio, pubs céntricos, restaurantes y despensas ubicadas en el acceso al Balneario y el Camping Municipal.
Hubo mayormente coincidencias en cuanto a que hacía mucho que no se vivía un fin de semana con tantas ventas; con locales nocturnos con una afluencia destacada y otros que, por el contrario, no tuvieron una concurrencia fuera de lo común comparado con otros fines de semana.
Por su lado, el subsecretario de Turismo y Desarrollo Sostenible del Municipio, Gustavo Lorusso, ofreció detalles sobre el alojamiento de las visitas que recibió Azul.

Los comerciantes opinan que…
Carlos Ortigoza, encargado de un pub gastronómico céntrico, mencionó que “nos fue muy bien este fin de semana; vino un poco más de gente que lo normal, aunque no muchísima cantidad. En su mayoría llegó gente de afuera, no solamente los moteros, sino otros que hacen de Azul una ciudad turística”.
Mencionó que “vino mucha gente a almorzar o a cenar algo rápido para después continuar con sus actividades. Pero no es que nos desbordó; no nos quedamos sin mesa. Los días que más se trabajó fueron el viernes y sábado, ya el domingo menguó con la lluvia”.
Insistió en que “sí es cierto que hacía rato que no se trabajaba tanto como éste fin de semana; desde la Fiesta de la Miel, cuando tocó Abel Pintos. Eso sí nos desbordó”.
En tanto el conserje del Gran Hotel Azul, Tadeo Carmona, contó que “para Semana Santa siempre se llena con gente de la zona; mucho de Gran Buenos Aires, Capital Federal y algún que otro extranjero. Además vino un grupo de Quilmes; es una agencia de turismo que hace base acá y va a Tandil. Ellos vienen hace muchos años porque la última vez que fueron a Tandil, como se considera temporada alta, les cobraban mucho la tarifa y decidieron parar acá. Muchísima es la gente que viene a Azul para ir a Tandil. Eso ocurre porque la vecina ciudad se queda sin capacidad hotelera ni gastronómica”.
En cuanto a los moteros, informó que “pese a que vinieron más cantidad de motos que otros años, a este lugar no llegaron tantas; aproximadamente cubrieron 15 habitaciones”.
Agregó que “en Olavarría tampoco había lugar porque vino gente de Sierra de la Ventana que no encontró alojamiento allá”.
Sobre los precios, Carmona apuntó que “acá, en este hotel, no variaron; en otros lugares sí porque se considera temporada alta pero hacía muy poco que aumentaron los valores. El 95 por ciento de la capacidad estuvo cubierta; el otro 5 por ciento, está supeditada a remodelaciones, pero esta vez no estaba colmado”.
“Nos fue muy bien”
Nélida Fuchs, a cargo de la despensa “La Frontera”, que está ubicada en uno de los principales accesos al Balneario por Avenida Pellegrini, contó que “tenemos abierto el espacio todos los fines de semana porque es nuestro fuerte, ya que los supermercados están cerrados”.
Sobre el último fin de semana sostuvo que “desde lo comercial nos fue muy bien. Con respecto al año pasado, un poquito menos porque la gente va cambiando. La  gente de Azul, mis clientes, se fueron casi todos de viaje”.
“A veces sorprende la gente de afuera que viene a buscar un poco de tranquilidad a Azul; no sólo en Semana Santa  sino verano, invierno”, agregó.
Acerca de los moteros, precisó que “se quedaron en casas de familias, amigos, cabañas; donde pudieron”.
Consultada sobre su propio balance de las ventas del fin de semana largo, señaló. “Sí, desde fin de año. Pasa que estamos frente al Balneario y eso nos ayuda durante el verano. El resto del año trabajo con mis clientes habituales”.
Planteó, como problemática, que en esa zona de la ciudad hacen falta farmacias, estaciones de servicio e información turística. “En verano viene mucha gente preguntando dónde pasear, dónde alojarse, y no hay una oficina cerca o algo por el estilo donde los puedan ayudar”.
Recordó que “en un recital grande en Azul coincidieron en esta ciudad turistas que provenían desde Usuahia a Salta. La comunidad se sorprendería si supiera la cantidad de turistas que vienen a Azul”.
César Otero, titular de una carnicería con siete años de trayectoria, explicó que desde el jueves realizó un horario de atención especial, de 6 a 23 horas. “Se trabajó muy bien el fin de semana, pero no en comparación con años anteriores circuló menos plata porque, por ejemplo, los moteros antes compraban un costillar entero; este año se redujo la parrillada y se llevaban más chorizos y pollo. Se nota que está dura la calle”.
“Vendimos un 30 o 40 por ciento más” 

Roberto Bordawkicz, quien regentea una despensa con tres años de antigüedad cerca del Balneario, mencionó que “nos fue muy bien”. “Vendimos un 30 ó 40 por ciento más que el Semana Santa del año pasado. La mayoría que vino a comprar era gente de afuera, moteros; muchas bebidas se vendieron. Hace unos días tuvimos el encuentro de Hot Rod, así que las ventas también fueron buenas. Cualquier evento que se haga en el Balneario nos beneficia”.
Uno de los empleados de una estación de servicio contó que “las ventas aumentaron por las motos, o sea la gente que llegó al lugar vino de afuera aunque no nos quedamos sin combustible”.
Carlos Senra, quien estaba al frente de una estación de servicio del microcentro, especificó que “trabajamos muchísimo el fin de semana”. “El viernes y el sábado en su mayoría, y el domingo también, pero con menos cantidad de motos. Los vehículos que cargaban nafta eran motos; fue impresionante la cantidad de moteros que pasaron por este lugar. Como venta hemos tenido más otros fines de semana. No este año y nos damos cuenta por la cantidad de volumen de litros pero de lo que va del año, este debe haber sido el fin de semana más movido”, explicó.

EL DATO
La estación de servicio YPF situada en uno de los accesos a la localidad de Hinojo superó el lunes los 1.000 vehículos despachados con combustible.

DATOS OFICIALES
Por su parte el subsecretario de Desarrollo Sostenible Gustavo Lorusso informó a EL TIEMPO que “aproximadamente 3 cabañas trabajaron en un 85 ó 90%, el resto tuvo ocupación en su totalidad”. Sobre los turistas, “un 50 por ciento de ellos, la gran mayoría de los que llegaron, son de Capital Federal. Vinieron a la ciudad en busca de tranquilidad y a descansar el fin de semana largo”. Además, consignó que se produjo un “rebote” ante el desborde que tuvieron Tandil y Olavarría con las plazas hoteleras. De acuerdo con Lorusso, en esta edición hubo un “30 por ciento más” de moteros que participaron del encuentro de Semana Santa.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *