TRABAJADORES MUNICIPALES 

El Intendente dio de baja 95 contratos para “empezar a congelar y ordenar la estructura”

De 670 contratos que había hasta el 31 de diciembre pasado, se renovaron 575 por tres meses y quedaron sin renovar 95. Según indicó ayer Hernán Bertellys, esa es una de las medidas adoptadas para ordenar la situación financiera y estructural del municipio. Explicó que los responsables de cada área fueron quienes argumentaron la renovación o no en cada caso y advirtió que “lógicamente si durante 16 años los ingresos fueron a discreción, en algún momento hay que hacer un reacomodamiento”. 

El intendente Hernán Bertellys acompañado por Walter Surget de Recursos Humanos, José González Hueso de Legal y Técnica, y el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra. NACHO CORREA
<
>
El intendente Hernán Bertellys acompañado por Walter Surget de Recursos Humanos, José González Hueso de Legal y Técnica, y el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra. NACHO CORREA

 

EL DATO:

En cuanto a la situación legal de los contratos que superaron el año, José González Hueso señaló que “los contratos son por un año y caducan el 31 de diciembre. Los que no se iniciaron en enero, es decir en abril, marzo o algunos en octubre, también caducaban el 31. Por eso es que hay que renovarlos o no a partir del nuevo ejercicio”. En ese contexto, dijo que “el Intendente tiene que tomar la determinación de efectuar la renovación de aquellos contratos que sean necesarios para el servicio público municipal, y eso es lo que ha hecho en este caso”.

 

El intendente Hernán Bertellys informó ayer que dio de baja 95 contratos de trabajadores comunales que vencieron el 31 de diciembre pasado porque, según indicó en conferencia de prensa, la mayoría de ellos no cumplía sus tareas. La medida, dijo, se tomó para ordenar la situación del municipio.

De acuerdo a los números que dio a conocer, en el municipio hay 670 contratados. De ellos, renovó 575 contratos por tres meses y los 95 restantes son los que no seguirán. Señaló asimismo que eso significará un ahorro de 15 millones de pesos anuales que se destinarán al área de salud.

Al tomar contacto con los medios, el jefe comunal estuvo acompañado por el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra, el subsecretario de Legal y Técnica José González Hueso y el director de Recursos Humanos Walter Surget.

La baja de contratos  

En un principio, Bertellys indicó que “estamos arribando a una situación lógica y esperada. Después de 16 años de ingresos a discreción al municipio, en algún momento hay que empezar a congelar y ordenar la estructura”. 

En ese marco, detalló que en 2011 había 1500 empleados municipales, cuyos sueldos insumían el 50 por ciento del presupuesto; mientras que en 2015, hubo 1886 agentes que representaban el 75 por ciento del presupuesto; es decir 14 millones de pesos mensuales.

Luego indicó que actualmente la planta de trabajadores contratados es de 670, de los cuales se renovaron 575 por tres meses y los 95 restantes fueron los que decidió dar de baja.

En cuanto a los que se renovaron, aseguró que se hizo con un criterio de “antigüedad”, ya que son empleados que entraron hasta 2013 inclusive, y que los responsables de cada área del municipio “argumentaron la renovación de cada contrato”.

Sobre los que se dieron de baja -que también fueron decididos por los titulares de cada área y habían ingresado entre 2014 y 2015- advirtió que representan alrededor de 15 millones de pesos anuales que serán destinados “al Hospital, para salvar vidas, que es una de nuestras prioridades”.

Consultado por los criterios utilizados, el jefe comunal apuntó que “de muchos de los que no se renuevan, no tenemos noticias que hayan ido a trabajar, no los han podido encontrar y el compañero de trabajo, por ejemplo, no lo conoce. Hay otros que han faltado mucho, porque venimos de un descontrol”.

Añadió que “esta es una situación hasta lógica de la que hablábamos todos los candidatos en la campaña. Lógicamente que si durante 16 años los ingresos fueron a discreción, en algún momento hay que hacer un reacomodamiento”.

Ante la consulta de si hay ingreso de nuevos contratados para reemplazar alguna función, sostuvo que “no por el momento. Si fuera necesario, se va a evaluar dentro de los que se están dando de baja”.

Herramientas de gestión    

Al hacer referencia al contexto económico financiero, Bertellys señaló que “hace dos días firmé un descubierto de 8 millones y medio para pagar los sueldos de diciembre y sabemos que el miércoles cuando haya que devolverlo, no vamos a poder cumplir; pero los sueldos había que pagarlos”.

Dijo luego que para encontrar soluciones a las restricciones financieras del municipio, además de la renovación de los contratos, se redujo en un 80 por ciento el gasto en combustible, como así también las horas extras y no se considerarán por el momento nuevos ingresos a la planta.

Advirtió que “igual no alcanza. Nosotros vamos a necesitar asistencia cuatro o cinco meses más, según lo está determinando la Secretaria de Hacienda” y marcó que si bien ya tuvo ayuda para el pago de los aguinaldos, la misma no se repitió porque “no tenemos presupuesto ni proyección de recaudación” ya que el Concejo Deliberante aún no ha tratado “estas herramientas fundamentales”.

Agregó que  “recibimos un municipio quebrado, porque pasaron menos de 30 días y parece que algunos se han olvidado de esto. Nos hacemos cargo y trabajamos día a día para salir del descalabro económico, estructural y funcional” y luego remarcó que “en una situación especial necesitamos medidas especiales porque si no seguimos con el Azul de hasta ahora. La gente eligió un cambio”. 

En otro tramo, apuntó que “estamos abocados a tener las herramientas para poder sacar adelante a Azul sin la asistencia de la Provincia y la Nación. Reitero: tomamos un municipio quebrado. No nos olvidemos de dónde venimos porque si no, no sabemos a dónde vamos, cómo vamos y quiénes somos los que tenemos que empujar”.

Añadió que “acá estamos los 65.000 azuleños arriba de un barco, lo tenemos que hacer flotar sin dejar de remar. Acá hay algunos en el Concejo Deliberante que están haciendo el amague como que dejan de remar. No nos hagamos los distraídos”.

Por último, y en relación a la baja de los contratos, el Intendente anunció que la próxima semana se reunirá con los gremios municipales que pidieron audiencia.

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *