El Intendente y sus concejales burlan la ley y avasallan al Concejo Deliberante

OPINIÓN

Manuela Arrarás, Nelson Sombra, Omar Norte, Santiago Zaffora, Pablo Zabalza y Claudio Molina, seis de los nueve concejales que junto a María Inés Laurini, Roberto Gayani y Nicolás Cartolano, firmaron el pedido de sesión extraordinaria. ARCHIVO EL TIEMPO/NICOLAS MURCIA

Los concejales que en el transcurso de la semana brindaron una conferencia de prensa para insistir en el pedido de sesión extraordinaria para tratar el aumento de la tasa urbana en terrenos baldíos, enviaron ayer un comunicado en el que en duros términos apuntan directamente al intendente Hernán Bertellys, a sus secretarios de Hacienda y de Gabinete, Agustín Carús y Alejandro Vieyra respectivamente- y también contra nueve de los concejales oficialistas por “faltar el respeto a la Institucionalidad Republicana de la división de poderes”.

El comunicado fue enviado por los concejales Manuela Arrarás, Nelson Sombra, Omar Norte, Santiago Zaffora, Pablo Zabalza y Claudio Molina, quienes junto a María Inés Laurini, Roberto Gayani y Nicolás Cartolano, firmaron el pedido de sesión extraordinaria.

En principio marcaron que “ante el insistente pedido de los contribuyentes, instituciones de la comunidad y nueve concejales que hemos ratificado el posicionamiento esgrimido en oportunidad del tratamiento de la Ordenanza Impositiva 2019 -en lo concerniente a la irregular propuesta del Intendente y posterior sanción por parte de los concejales del oficialismo del demencial aumento de la tasa de servicios referida a los terrenos baldíos- hemos asistido a comprobar estos últimos días la formulación por parte del Intendente Municipal, su secretario de Hacienda y Administración -Agustín Carús- y su secretario Jefe de Gobierno y Gabinete -Alejandro Vieyra- del dictado de dos decretos pretendiendo reglamentar vía modificación del texto de la Ordenanza impositiva vigente, cuestiones que exceden su potestad en la materia”.

Asimismo, indicaron que llama la atención el rol de los concejales oficialistas que, conociendo desde el 8 de enero de 2019 el pedido de sesión extraordinaria que hemos formulado, y después de conocer que el Intendente ha reconocido la falencia técnica jurídica de la Ordenanza sancionada, no se hayan dignado firmar el pedido de sesión mencionado en pos de corregir la evidente mala praxis expuesta en la respectiva Ordenanza o, para al menos, dar el debate sobre la misma”.

En otro párrafo, apuntaron que “si entienden que tal corrección no le compete al Concejo Deliberante, pareciera que están jugando a las escondidas en vez de demostrar de cara a la sociedad que ellos también representan cuál es su postura ante tan exagerado, desproporcionado, irrazonable y en algunos casos confiscatorio incremento tributario”.

Remarcaron a su vez que “ahora resulta ser que mediante el dictado desprolijo y sin sustento jurídico de dos decretos, donde el segundo deroga el anterior y pretende morigerar el aumento de la tasa a los terrenos baldíos, se desconoce y avasalla la potestad tributaria que en la materia le compete al Concejo Deliberante”.

Añadieron en ese sentido que “es materia básica en cuestión Jurídica saber que nunca un Decreto puede modificar en su esencia lo dispuesto por Ordenanza, pues es de jerarquía inferior, y en este caso habría una invasión del Departamento Ejecutivo sobre el Concejo Deliberante. Por lo tanto la necesaria e imperiosa adecuación de la tasa aplicable a los terrenos baldíos por imperio de la Ordenanza N° 4275/18, debe ser determinada por la sanción de una nueva Ordenanza”.

En ese marco, remarcaron que “evidentemente el comportamiento del Intendente Municipal, sus funcionarios arriba mencionados, como así también el silencio cómplice de algunos concejales del oficialismo, dejan al desnudo la falta de respeto a la Institucionalidad  Republicana de la división de poderes”.

Por último, expusieron que “en este sentido, los concejales firmantes de la presente seguiremos bregando por el fiel cumplimiento de las normativas vigentes, para lo cual insistiremos en el pedido de sanción de una nueva Ordenanza que respete el tope de aumento de la tasa de servicios a los terrenos baldíos sobre la base de cálculo de la cuota de diciembre 2018 y no sobre el avalúo fiscal como lo fija la actual Ordenanza”.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Pablo

    21 de enero de 2019 at 12:03 am

    Yd el aumento confiscatorio sobre los inmuebles ya construidos nadie dice nada ?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *