GANADERÍA

El IPCVA renueva convenio con la Universidad del Centro

Los parásitos internos que afectan a los vacunos jóvenes en los sistemas pastoriles de producción generan mermas significativas en la ganancia de peso de los animales cuando los programas de control son deficientes.
<
>
Los parásitos internos que afectan a los vacunos jóvenes en los sistemas pastoriles de producción generan mermas significativas en la ganancia de peso de los animales cuando los programas de control son deficientes.

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina volverá a auspiciar y apoyar económicamente el programa Control Parasitario Sustentable (CPS) desarrollado por el Área de Parasitología desde 2012, por la gran importancia que tiene para atender el estado sanitario de los vacunos. –

BUENOS AIRES – El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) renovó para el 2016 el convenio con la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil, dependiente de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, para auspiciar y apoyar económicamente el programa Control Parasitario Sustentable (CPS) desarrollado por el Área de Parasitología desde 2012, por la gran importancia que tiene para atender el estado sanitario de los vacunos.

Los parásitos internos que afectan a los vacunos jóvenes en los sistemas pastoriles de producción generan mermas significativas en la ganancia de peso de los animales cuando los programas de control son deficientes.

En los novillos se pueden acumular pérdidas que llegan a los 20-30 k/animal (presentación subclínica) o mayores a 50 K/animal cuando la infectividad por lombrices de las pasturas es elevada y se aprecian síntomas y signos típicos de la gastroenteritis parasitaria (diarrea, enflaquecimiento, edema submandibular, etc.). En las hembras, se generan problemas de desarrollo corporal (óseo y muscular) y fertilidad disminuida.

Los cuadros de parasitosis se agravan cuando la carga animal aumenta en el intento de mejorar la productividad de carne por ha/año. Con este manejo, los niveles de contaminación de las pasturas con huevos de lombrices usualmente incrementan de manera progresiva y al cabo de 3-4 años la eficiencia del sistema de producción cae a niveles incompatibles con la sustentabilidad biológica y económica.

Transferencia y extensión de tecnología

Si bien la enfermedad tiene un comportamiento dinámico muy dependiente de las condiciones climáticas y especialmente de las lluvias, el control basado en la aplicación de antiparasitarios se ha realizado con escaso apoyo en el diagnóstico y asesoramiento profesional en el campo.

Esto ha derivado en tratamientos múltiples y/ o prefijados en la mayoría de los establecimientos ganaderos con escasa rotación de principios activos.

Este fenómeno suma mermas a la producción de carne a pasto (Fiel y col. 2011) y en feedlot (Fazzio y col. 2011) debido a que los remanentes de lombrices resistentes a los tratamientos son muy importantes e interfieren seriamente en la conversión del alimento.

En este contexto, el CPS se constituye como un programa de transferencia y extensión de tecnología destinado a los sectores profesionales y productivos vinculados con la ganadería. Se destaca la necesidad del diagnóstico parasitológico en cada establecimiento para fundamentar las decisiones profesionales que deben orientarse al control racional de las parasitosis y la producción de carne libre de residuos químicos.

Baja de línea a los productores

Desde 2012 el CPS ha desarrollado 38 cursos de actualización profesional con la participación de 2000 veterinarios, 6 cursos de diagnóstico para 48 laboratorios privados y públicos del país. Además, 37 jornadas técnicas para aproximadamente 1700 ganaderos en las diferentes regiones productivas de Argentina. Se ha elaborado material técnico de consulta para profesionales y productores ganaderos.

A partir de 2015 y a través de veterinarios asesores, se incluyó al programa la actividad tutorial para establecimientos ganaderos comprometidos por el problema de resistencia a los antiparasitarios. La misma surge como respuesta a la frecuente dificultad en la aplicación integral de los nuevos conceptos técnicos vertidos en los cursos.

En ese sentido, se incorporó con singular éxito, la figura del “Diagnóstico de Precisión”, que consiste en una jornada de auditoría técnica en la que se realiza el análisis del programa de control parasitario del establecimiento, la caracterización del riesgo de las pasturas, el diagnóstico de situación de los rodeos y la elaboración de un informe final.

Asimismo, se vuelcan las sugerencias de manejo a futuro incluyendo el diagnóstico de resistencia, las estrategias de control parasitario, la utilización racional de principios activos y las alternativas de manejo complementarias que contribuyan a la utilización eficiente de los antiparasitarios. (Noticias AgroPecuarias).

EL DATO

Contactos: Dr. César Fiel ( cfiel@vet.unicen.edu.ar); Dr. Pedro Steffan ( steffan@vet.unicen.edu.ar); Dra. Lloberas Mercedes ( lloberas.maria@inta.gob.ar)

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *