Entre pedidos de condena y uno de absolución

EL JUICIO A GRISELDA ALTAMIRANO Y SU PAREJA

Las tomas de unos terrenos en un predio de Tandil y del edificio de la Municipalidad de Azul, hechos respectivamente ocurridos en septiembre de 2015 y mayo de 2017, son dos de los delitos que les están imputando en este juicio a los principales referentes del Movimiento “1° de Octubre”. Por esos hechos, ayer la parte acusatoria pidió penas de prisión a cumplir de tres y de dos años para los encausados. El abogado de la pareja, que los absuelvan a ambos. El próximo lunes 25 del corriente mes se conocerá el fallo.

FOTO: NACHO CORREA

Griselda Altamirano y su pareja Jorge Lezica, principales referentes del Movimiento “1° de Octubre”, deberán aguardar hasta el próximo lunes 25 del corriente mes para saber si son absueltos o condenados por las tomas de la Municipalidad de Azul y de unos terrenos en Tandil, dos de los ilícitos por los cuales están siendo juzgados en el Palacio de Justicia local.

Así quedó establecido ayer, cuando el magistrado Héctor Torrens, titular del Juzgado Correccional 2, anunció que ese día dará a conocer sus conclusiones en torno a las responsabilidades penales que por ambas usurpaciones les atribuyen a los dirigentes sociales dos fiscales y un abogado que como Particular Damnificado está participando en este debate.

El anuncio de la fecha en que se conocerá el veredicto de este juicio oral fue el corolario de la quinta de las jornadas del proceso, que desde el lunes que pasó está desarrollándose en una de las salas de debate ubicadas en el segundo piso del edificio de Tribunales.

La jornada de ayer, después de que se escucharon las declaraciones de los testigos que faltaban comparecer con relación a una de las causas que se están tratando, estuvo dedicada a que las partes anunciaran sus alegatos.

Desde la Acusación, a través de los fiscales Laura Margaretic y Luis Piotti y del abogado Eduardo Carbonetti, esos pedidos fueron de condenas, tanto para Altamirano como para Lezica. Y en ambos casos a penas de efectivo cumplimiento, consistentes –respectivamente- en tres años y dos años de prisión.

En contrapartida Ariel Pellegrino, el abogado que patrocina a los dirigentes del Movimiento “1° de Octubre”, pidió las absoluciones de sus defendidos.

“Villa Cordobita” y el Palacio Comunal de Azul

Los dos hechos más graves que involucran a los líderes del Movimiento “1° de Octubre” tienen que ver con esos casos de usurpación ya referidos.

El primero de ellos se produjo en Tandil el 11 de septiembre del año 2015.

Aquel día, señaló el fiscal Piotti en su alegato, la pareja y un centenar de integrantes de la agrupación social conducida por ambos tomaron unos lotes ubicados en una zona de la ciudad serrana conocida como “Villa Cordobita”.

La ocupación se prolongó hasta el mes de diciembre de ese año, cuando finalmente -intervención judicial y policial mediante- en forma pacífica los terrenos fueron desalojados.

Laura Margaretic, que también le tocó instruir la causa penal, tuvo a su cargo referirse a lo que fue la toma del edificio de la Municipalidad de Azul. Un hecho al que consideró en su alegato de ayer bajo la figura penal del delito de “usurpación” y que en carácter de coautores les atribuyó a Altamirano y Lezica.

La toma del edificio comunal por parte de los integrantes del Movimiento “1° de Octubre” se había iniciado en horas del mediodía y se extendió hasta el día siguiente.

Luego de varios encuentros entre el intendente Hernán Bertellys y los manifestantes, de los cuales participó también la fiscal Margaretic, al día siguiente quienes habían llevado a cabo aquella ocupación fueron desalojados.

Para eso se contó con una orden judicial y con la intervención de personal policial, en medio de escenas cargadas de forcejeos que, de acuerdo con lo sostenido desde la Acusación, implicaron que se registraran algunos destrozos y que policías resultaran con lesiones.

En aquella oportunidad Griselda Altamirano y algunos manifestantes resultaron aprehendidos, llegando la líder de la agrupación social a permanecer detenida algunos días por ese hecho ocurrido el 22 de mayo de 2017.

Absoluciones

Sobre ambas situaciones, y un caso de “agresión en riña” que también le están imputando a la pareja sometida a este juicio oral, el enfoque del abogado defensor fue totalmente distinto al de los representantes de la parte acusatoria.

Desde el punto de vista de Ariel Pellegrino, no puede atribuírseles a sus defendidos reproche penal alguno en esos hechos, surgidos en el marco de protestas sociales consideradas “un derecho supremo del ser humano”.

“Fue un reclamo social y por lo tanto no es punible”, sostuvo el abogado en busca de un veredicto absolutorio para la pareja.

Desde su punto de vista, una condena para ambos dirigentes sociales significaría un “amedrentamiento e impedimento de la protesta social”, algo que a su entender los integrantes de la agrupación hicieron en ambas tomas, sin que ello implicara la comisión de delito alguno.

De manera subsidiaria, otro pedido del abogado de los encausados consistió en que a ambos, de resultar condenados, el juez les imponga penas de prisión en suspenso y en los montos mínimos que establecen esos delitos por los que han sido procesados.

Al final de la audiencia, del mismo modo que lo había hecho cuando el juicio se inició el lunes, Griselda Altamirano volvió a hacer uso de la palabra.

Su extensa alocución apuntó a defender el accionar de la agrupación que lidera y a afirmar, entre otras muchas cosas que dijo: “Es lamentable que se intente seguir criminalizando la protesta”.

De fondo, como ha sucedido a lo largo de todo el proceso, se escuchaba ayer a la tarde el ruido de los tambores, surgidos de la presencia de varios integrantes del Movimiento “1° de Octubre”, quienes en la puerta del edificio de Tribunales han estado desde que este juicio comenzó y volverán a estar cuando el ya referido lunes 25 se anuncie el fallo.

El dato

Después de los alegatos de la parte acusatoria, se le solicitó ayer al juez Torrens un cuarto intermedio desde la Defensa de los imputados. Ese pedido obedeció a que Griselda Altamirano tenía que amamantar a su pequeño hijo de siete meses, con quien en varios de los tramos de este debate se la ha visto teniéndolo entre sus brazos.

¡Deja un Comentario!

2 Comments

  1. car10

    16 de febrero de 2019 at 9:19 am

    como se puede entender q por este motivo corten la calle todo el dia.. quuen carajo son estos negros cabeza de termo para impedirnos circular libremente y el q lo iva a defender o a appyar ante el minimo disturvio patruyero y preso.. pero claro estamos en argentina q podemos esperar si lo q estaban afuera son tan impresentables como los q estaban en el banco de acusasos esi estamos otro ej mas de q tenemos el pais q nos merecemos penoso lamentable

  2. luis bassi

    17 de febrero de 2019 at 12:03 pm

    verguenza ajena dan estos personajes..!! no han echo una m.. de sus vidas y quieren casa, planes, y beneficios..!! anda agarrar la pala manga de parasitos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *