El “Lobo” le sopló el triunfo a Piazza  

El equipo azuleño superó notoriamente a Gimnasia, estuvo dos veces en ventaja y debió sufrir, como ante Velense pero ahora jugando bien, que le arrebaten la suma de a tres a muy poco de final. Agustín Parodi anotó sendos goles villeros en esta segunda fecha del Grupo 6.

En el amanecer del partido, en el atardecer el domingo. Agustín Parodi convierte el primer gol de Piazza frente a Gimnasia en Tandil.
NICOLÁS MURCIA


 
Escribe: Silvio Randazzo, de la Redacción de EL TIEMPO
Otro tipo de bronca, otro tipo de desazón. Al menos su raíz, la motivación más básica. Ante Velense, una semana atrás, el desasosiego industrial era la consecuencia de un rendimiento malo, de la frustración enraizada en el ánimo luego que los planes y los hechos transitaran por senderos diferentes durante muchos de los noventa minutos. Esa fue la desazón de Piazza luego del debut. La de ayer, la que seguramente hoy todavía ande callejeando por las entrañas de los villeros, es de otra estirpe, aunque desazón al fin: en Tandil, el elenco azuleño fue claramente el mejor de los dos, asumió el protagonismo, hizo el gasto, asumió la administración de la pelota. Pero algunas distracciones en instantes y lugares clave y la falta de profundidad lo dejaron con un punto en el haber y esa bastante cruenta sensación al decir “si no fue hoy, cuándo”. Este empate en el General San Martín, a Piazza le duele por otras razones, razones que incluso son positivas (como, por ejemplo, haber superado al rival), y por esa punta de ovillo es que debe buscar motivaciones para seguir optimizando su juego.
Gimnasia, ese que venía de apabullar con goles a Excursionistas, ayer presentó una versión deslucida, con una ambición módica basada en ceder la tenencia y esperar el yerro rival. Así como ante el actual campeón tandilense, el “Lobo” acomodó tempranamente el cotejo, con esa moneda le pagó el conjunto piazzista ayer: a los 6’, Agustín Parodi, por derecha, llegando al fondo, en una acción con dos instancias: su primer remate halló una buena respuesta de Viera; el segundo, ya debajo del travesaño, fue sentencia de gol. “Choni” llamó la atención por lo inmediato de su gravitación en el juego, no sólo por marcar, sino por todo lo que comenzó a construir para derruir al confundido y sorprendido fondo local. Por la arista derecha, el delantero rompía el partido y marcaba pautas.
Por delante de “Chiky” Borda y a las espaldas de Valdez (por delinear imaginariamente una zona), de lateral a lateral, Piazza diagramaba  una manera avanzar, de propiciar espacios, basada en la rotación permanente respecto a las zonas de ataque, mucho pase cortito, lateralizado que fortificaba la identidad visitante y comenzaba a inquietar notoriamente a Gimnasia. Era un todo que transcurría muy escasos lapsos de segundos sin la pelota. En ese entonces generaba variantes en el conjunto de Peralta la sincronía de dos movimientos grupales: Parodi y Lamardo se acercaban a Valdez, frontales a Borda; Bedoya (quien levantó su nivel) y Lapalma se desplegaban hacia los costados y alternaban los movimientos de ataque con los laterales –Miglino por derecha y Mariano Borda por el opuesto–. Gimnasia resignaba la tenencia, se abroquelaba muy atrás y corría demasiado, de lado a lado. Se repite infracciones, el juego se tornaba cortado y la reacción no se cristalizaba. El conjunto tandilense pareciera no comprender por qué actuaba tan a contramano del partido; de momentos albergaba una posibilidad cerca de Barbieri merced a cierta desprolijidad defensiva de su oponente (a Iztueta no se lo nota cómodo). La reacción de Murrone, golpeando a Parodi de manera innecesaria dentro del círculo y ganándose la roja directa, denunciaba el sentir del equipo.
Con el devenir del cotejo, Piazza sacaba mayor provecho cuando optaba por el ataque abierto, ya lanzado desde zona media, que al centralizar y hacer la parada obligada en Valdez. En ocasiones porque Sergio se hallaba muy solo y debía demorar la avanzada (algo que sabe hacer con creces pero que resulta cuando se lo acompaña); y en otras, porque los volantes no lucían presición en los pases internos, resignando el ataque y facilitando la contra.
En algunas de esas reacciones del “Lobo” (que no tenía conexión ni cambio de ritmo) comenzaba a vislumbrarse (sobre el cierre de la etapa) que tanto Bedoya como Lapalma empezaban a perder resto físico, siendo ellos los que auxilian, fundamentalmente sobre los costados, a la defensa, que perdía protección ante el dificultoso retroceso. Al finalizar el primer tiempo, una atmósfera sobrevolaba el gran estadio de Tandil: Piazza no había usufructuado todo lo bueno que había producido.
No había agotado su primer minuto el complemento cuando un pase fallido de Mariano Borda le permitió a Gimnasia ir contra un fondo mal parado, al cual Rodrigo Quintas dejó atrás en su carrera, antes de facturar un hermoso gol mediante un disparo alto, bien al ángulo superior derecho de Barbieri. Un acertado pase profundo, una hermosura del 9 y una distracción grande de la visita; con poquito Piazza comenzaba a pagar su falta de relevancia ofensiva.
Esto no lo notaría inmediatamente, dado que exactamente una hora después de su primer festejo, Parodi celebró por segunda vez, ya con la noche sobre Tandil. Lamardo ahora sí estuvo fino para habilitar, con un estupendo pase de costado a costado (sentido derecha-izquierda) a Mariano Borda; éste controló en el ingreso al área y cruzó, por lo bajo, un balón que no pudo ser dominado por Viera. Ahí estaba “Choni”, para que el rebote sea una “asistencia” bien usufructuada. En el momento justo, cuando las ilusiones de Gimnasia parecían alumbrarse, Piazza golpeaba y volvía todo a la normalidad del primer tiempo.
El control excesivo, la tenencia por parte de Piazza cumplía con el propósito de descascarar el físico del adversario (al menos eso parecía entonces) y le permitía una atinada protección del status quo del encuentro. Escaseaba el pase vertical, el cambio de fase, el aumento de revoluciones en tres cuartos y, a veces, hasta el propio Piazza se distraía en su dominio. Esa circunstancia y la expulsión de Iztueta por doble amarilla, al conjunto del “Vasco” Aramburu le llevaron a creer que había que ejercitar el sentido de la oportunidad. El “Lobo” espiaba de lejos, quizá palpitando, hambriento, los posibles yerros de un rival que lo sujetaba pero no le apagaba el generador de ilusiones. Aislaba a Quintas contra el fondo villero y por lo demás, esperaba en su campo con dos líneas de cuatro que no tenían como premisa debatir el balón muy cerca de Barbieri.
Tal vez siguiendo una corazonada, propulsado con un plus físico que uno imaginó correspondería por cómo había administrado el encuentro, durante la última decena de minutos del partido, Gimnasia fue por Piazza, lo obligó al resguardo. Esa reacción preocupaba al villero, pese a no clarificarse manifestaciones sonantes en ofensiva. Tampoco parecía una manifestación sonante el tiro libre que, a los 43 minutos, ejecutó, con pierna derecha, Mohuapé desde la izquierda. Los jugadores de Piazza se aglomeraron contra su arquero, los de Gimnasia aprovecharon la posibilidad de estar habilitados contra el arco y, entre todos, dieron forma a un impedimento para que Barbieri reaccionara adecuadamente. El esférico fue directo al arco, el 1 apenas si intentó arrodillarse y el empate, el inesperado (durante la mayoría del encuentro) empate llegaba a los 43 minutos. El “Lobo” (y no es cuento ni hay chanchitos) le soplaba el triunfo al industrial, lo sumía en una nueva desazón y le dejaba un interrogante: ¿Cómo se cierra un partido?

 
LA FIGURA 
 
Agustín Parodi
“Choni” jugó su primer oficial del año y descolló en Tandil. Parodi hizo los dos goles de Piazza, pero sus aportes no se agotaron en eso. Desde el inicio complicó a un fondo que no acertaba con su marca. También, el delantero colaboró en la gestión del juego y se plegó a los volantes para marcar.
TORNEO FEDERAL C  
Región Pampeana Sur   
POSICIONES – ZONA 6  
Pts.    J        G       E       P          GF    GC
Gimnasia     4        2        1        1        0          5        2
Piazza          2        2        0        2        0          3        3
Velense       2        2        0        2        0          1        1
Excursionistas                 1        2        0          1        1        0        4
 
PRÓXIMA FECHA
Excursionistas vs. Piazza
Gimnasia vs. Velense

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *