EL LUNES SE CONOCERÁ LA PENA PARA UN HOMBRE QUE ASESINÓ A SU ESPOSA

El cadáver de la víctima de este crimen fue hallado en cercanías al Hospital de Bolívar. Tras matarla a puñaladas en el interior de una Ford EcoSport, su marido arrojó el cuerpo de la mujer a la vía pública. ARCHIVO/LA MAÑANA DE BOLÍVAR

El próximo lunes un juez azuleño anunciará la pena que le impone a un albañil que en agosto de 2016 mató de varias puñaladas a su esposa, crimen ocurrido en Bolívar.

Por el caso, durante dos jornadas, hasta ayer martes se estuvo desarrollando un juicio con jurados en la sala de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal que está en el tercer piso del Palacio de Justicia local.

Los doce ciudadanos que intervinieron en este proceso como jurados declararon “culpable” del asesinato al imputado.

Pero al considerarlo autor penalmente responsable de un homicidio agravado por el vinculo en el que mediaron circunstancias extraordinarias de atenuación, la pena que le será impuesta al encausado no será de “prisión perpetua”.

La misma se traducirá en una sanción en los términos que señala el Artículo 79 del Código Penal con relación a un “homicidio simple”, con penas que van desde los ocho a los veinticinco años de prisión.

Después de que ayer, tras deliberar por más de tres horas, el jurado popular declarara “culpable” al albañil encausado, ese mismo día se realizó la audiencia de cesura.
Durante la misma las partes, representadas en este proceso por el fiscal David Carballo y por el abogado Sebastián Barrio, el defensor
Particular del encausado, formularon los respectivos pedidos de pena para el hombre que a puñaladas había asesinado a su esposa -una mujer con la que tenía dos hijos- después de que descubriera que la víctima lo engañaba. Esa fue la situación por la cual los jueces civiles consideraron que en el hecho existieron las ya referidas “circunstancias extraordinarias de atenuación”.
Valorando diferentes atenuantes y agravantes, el representante del Ministerio Público Fiscal en este debate solicitó que el albañil sea condenado a“dieciocho años de prisión”; mientras que el abogado del autor de este homicidio agravado solicitó el mínimo de pena, es decir, ocho años de cárcel.
El lunes que viene será Martín Céspedes, uno de los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de Azul que está interviniendo en este proceso, quien anunciará la pena que le dicta al autor de este asesinato.
Martín Céspedes, juez del TOC 1 local que está interviniendo en este juicio con jurados. El lunes próximo anunciará qué pena le dicta al albañil que mató a su mujer de varias puñaladas. Luego de que fuera declarado “culpable”, un fiscal pidió ayer martes que el hombre sea condenado a dieciocho años de prisión. El abogado del encausado, que esa pena sea sólo de ocho años. NICOLÁS MURCIA/ARCHIVO/EL TIEMPO
 
Asesinó a su esposa y se deshizo del cadáver
 
El hecho convertido en materia de este juicio con jurados, que en un principio era considerado como un femicidio, había ocurrido en Bolívar en horas de la noche del 10 de agosto de 2016.

Aquel día policías hallaron el cadáver de la víctima -que se llamaba Gabriela Iberra y tenía 39 años de edad- en la calle, detrás del Hospital Municipal de Bolívar, en el Barrio San José.

La investigación que en ese entonces se iniciara por lo sucedido arrojó al día siguiente como resultado que ese asesinato tuviera un imputado: un albañil -en ese entonces también de 39 años- que desde hacía 19 años estaba casado con Iberra, con quien había tenido dos hijos.
Según lo informado en ese entonces, el hombre -que se llama Guillermo Adrián Álvarez– se había presentado en sede policial, donde quedó aprehendido y acusado de ser el autor del crimen de su esposa, hecho por el que ayer, en ese juicio con jurados que se hizo en Azul, fue declarado“culpable”.
De acuerdo con lo que se pudo determinar en la instrucción de la causa penal que se inició y con lo que luego fuera reflejado también por diferentes testigos en el debate, en la previa al crimen Álvarez había pasado a buscar a su esposa por el CRIB.
El Centro de Rehabilitación Integral Bolívar tiene sede detrás del hospital municipal de esa ciudad y es el lugar donde la mujer trabajaba.
Aquel día el albañil conducía una Ford EcoSport, el vehículo en el que ambos discutieron por esa infidelidad de su esposa que el hombre había descubierto.
Según se pudo determinar a través de la autopsia al cadáver, fueron un total de doce las puñaladas que Álvarez le aplicó en el interior del rodado a la madre de sus dos hijos, utilizando para agredirla un cuchillo de cocina.
Después de que la mató, arrojó el cuerpo de su esposa a la vía pública, en ese lugar donde después sería encontrado por testigos que aquel 10 de agosto de 2016 dieron cuenta de la presencia del cadáver a la Policía.
En principio, Álvarez se fue desde Bolívar a Olavarría. Y diferentes testimonios escuchados en el juicio, más las pruebas colectadas en la investigación penal, sirvieron para determinar que en la vecina ciudad lavó la EcoSport, con el fin de borrar las huellas de ese crimen que había cometido.
De Olavarría volvió a Bolívar horas más tarde para presentarse en sede policial, acompañado por el mismo abogado que lo está patrocinando en este juicio.
El albañil se entregó en la comisaría de esa ciudad y quedó así formalmente aprehendido por el crimen.
Posteriormente, el vehículo en cuyo interior Álvarez mató a puñaladas a su esposa fue encontrado abandonado en Olavarría, luego de una búsqueda que en ese entonces realizaran policías que intervinieron en lo sucedido.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *