PARO DEL 6 DE ABRIL

“El movimiento obrero lo único que quiere es que haya trabajo y estabilidad laboral”

Lo expresó el titular del sindicato bancario en el nivel local al referirse al próximo paro general decretado por la CGT. Se trata de un gremio que ya cerró su paritaria, pero no obstante consideran que “este modelo no solamente está hiriendo de muerte al trabajo, sino a la industria nacional y las pymes” y por eso adherirán a la medida de fuerza.

El secretario General de La Bancaria en el nivel local, José Luis Iturralde, habló con este diario sobre el paro del 6 de abril. JOSÉ BERGER
<
>
El secretario General de La Bancaria en el nivel local, José Luis Iturralde, habló con este diario sobre el paro del 6 de abril. JOSÉ BERGER

 

EL DATO:

José Luis Iturralde aprovechó la oportunidad para expresar su apoyo a que Sergio Palazzo sea candidato a conducir la CGT como se produzca la renovación, en coincidencia con lo manifestado por Facundo Moyano y otros dirigentes

 

 

La CGT anunció un paro nacional para el 6 de abril. La medida de fuerza fue anunciada por el triunvirato que conduce la central obrera.

Por unanimidad, su consejo directivo eligió realizar un paro nacional en todo el país por 24 horas.

Uno de los gremios que ya anunciaron su adhesión fue La Bancaria.

Los bancarios son el único gremio que ha cerrado paritarias y aun así se plegaron a esta medida de fuerza nacional.

El secretario general de La Bancaria en Azul, José Luis Iturralde, ante la consulta realizada por este diario, afirmó que “como bancarios no podemos mirar para otro lado cuando hay cantidad de compañeros y compañeras de otros rubros en lucha”.

Llegaron a esta instancia siendo el único gremio que resolvió su paritaria y “somos el ejemplo que se resuelven las cosas en base a la lucha”.

Además, entendió que “esto a la larga también nos va a afectar a nosotros, al sistema financiero, porque van por todo: por la precariedad laboral, por los sectores que tienen menos rentabilidad, y a la larga, si baja la economía, baja la demanda y el consumo, cae el sistema financiero”.

No obstante, aclaró que el problema que poseen en la actualidad es que “tenemos en algunos bancos como el Provincia y el Nación la intención de tercerizar algunos sectores y eso quiere decir una seudoprivatización y eso atenta contra con la futura estabilidad de empleados bancarios”.

Un paro tardío   

Como correlato de esta medida de fuerza, recordó que “participamos orgánicamente de  la última movilización del 7 de marzo en un marcha que fue ejemplar de miles y miles de trabajadores argentinos, ahí se pidió una fecha para el paro nacional general”.

Una vez dispuesto el paro, los bancarios adhirieron a la medida de fuerza y el dirigente, incluso, dijo a este diario que “debió haber sido antes”.

Es que sostuvo que “hubo otros momentos con grandes heridas sociales como fue la cantidad de despidos del año 2016 que llegaron a 180 mil en la parte privada”.

Para el titular de La Bancaria en el ámbito local, muchos de estos despidos se hubieran evitado con la lucha.

“Cuando se sancionó la Ley antidespidos, el Gobierno nacional la vetó y ese era el momento del paro nacional”, aseguró.

Hubo un acuerdo y, según lo especificó Iturralde, “los empresarios no hicieron caso”.

“Para mí la mejor forma de legislar el trabajo, es por ley, es la única forma que no la puedan romper porque quedan en evidencia”, añadió.

“Errores” del modelo actual   

Indicó además que el malestar no es solo de la CGT, “sino también de otros sectores sindicales como son la CTA, los movimientos sociales y novedosamente se ha  incorporado  un sector del empresariado nacional”.

Opinó que “este modelo no solamente está hiriendo de muerte al trabajo, sino a la industria nacional y a las pymes y estamos llegando a un ahogamiento con la apertura tremenda de todas las importaciones, por más que el gobierno lo niegue”.

Sobre lo que se observa en la actualidad, dijo además que “sin mercado interno, no hay desarrollo ni trabajo para todos”.

De esta manera, el dirigente bancario consideró que además de la desocupación que hay en todos los sectores es uno de los tantos “errores” que tiene este  modelo.

En ese contexto inscribió el hecho de que “se entromete en el techo de las paritarias, no aboga por una estabilidad laboral y cuando hay un conflicto con los sectores del trabajo, generalmente se inclina por los empresarios y el Estado tiene que estar siempre inclinándose por el más débil”.

También indicó que “todo cambio que hace es para favorecer a sectores empresarios grandes”.

“La causa es la falta de trabajo”     

Iturralde comentó que justamente las Naciones Unidas en 2017 tiene como slogan: prevención de los conflictos con paz social y trabajo decente.

“Cuando vemos los conflictos no hay que preguntarse quién hace los conflictos y por qué salen a la calle, sino la causa y la causa es la falta de trabajo, muchos planes para cubrir la falta de trabajo en vez de promover que los empresarios generen mano de obra decente”, expresó.

Siguiendo con este razonamiento, el referente sindical opinó que “cuando el sector trabajador está en el calle, más allá de la orientación política de cada uno, significa que quieren el trabajo”.

“A nadie le gusta estar en la calle ni hacer un paro nacional”, remarcó.

“La única forma de dejarlos gobernar es marcándoles los errores. No se les puede dar cuatro años de cheque en blanco y hacer lo que quieran, dejando miles de trabajadores en la calle porque la democracia es para dar trabajo, salud, seguridad y educación”, consideró.

“No se mienta más”    

En cuanto a lo que están reclamando a través de este paro general, aseguró que “el movimiento obrero es amplio, es democrático, trasparente y lo único que quiere es que haya trabajo, estabilidad laboral, que no se mienta más ya que dicen que no hay despidos y sí los hay en forma de goteo en todos los sectores”.

Los Bancarios se plegarán entonces al paro del 6 de abril que es nacional, sin concurrencia a los lugares de trabajo y sin movilización por parte de la CGT.

“El responsable es el Gobierno nacional. No puede hacer oídos sordos de todas sus obligaciones: generar trabajo, evitar despidos, brindar educación, salud y jubilaciones dignas. No se puede desconocer cuanto es el haber jubilatorio mínimo”, expresó Iturralde para finalizar.

UN CASO PARADIGMÁTICO 

La Bancaria fue un caso paradigmático porque arribaron a un acuerdo paritario, que fue homologado por el Ministerio de Trabajo, y luego desde el Gobierno intentaron no cumplirlo.

“El tema nuestro fue un poco el origen de toda una lucha, habíamos llegado con el empresariado nacional a un acuerdo en noviembre, rápidamente y sin conflictos, y la intromisión, siempre ilegal, del Gobierno nacional; que no sé si son o se hacen porque no se pueden meter en una paritaria debido a que la ley es muy clara en ese sentido; no quiso homologar el acuerdo y esto nos llevó a un conflicto”, relató.

Finalmente fueron a la Justicia y falló en su favor y como lo establece la ley.

“La movilización bancaria fue tan grande que hizo que el Gobierno homologara este acuerdo en contra de su voluntad y no se pusiera techo a la paritaria”, apuntó.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *