ENTREVISTA CON ALFREDO VIVARELLI

El Museo López Claro y su propuesta cinematográfica

Alfredo Vivarelli: “Como uno de los programadores del Museo, decidí este año realizar un ciclo retrospectivo de cine británico, entendiéndose por esta generalización al que se realiza en Reino Unido principalmente, y también en Irlanda”.
<
>
Alfredo Vivarelli: “Como uno de los programadores del Museo, decidí este año realizar un ciclo retrospectivo de cine británico, entendiéndose por esta generalización al que se realiza en Reino Unido principalmente, y también en Irlanda”.

Uno de los impulsores de este encuentro expresó a este diario que “el museo, en cuanto espacio de arte y cultura, cumple entonces con otra función desde ya hace cinco años: la proyección de un cine de calidad que no es visible por otros medios”.

Este jueves se inicia el Ciclo de Cine en el Museo López Claro con la proyección de “El Espíritu del ´45” (The Spirit of ´45, año 2013), elegida por Alfredo Vivarelli. Posteriormente se sumará Alain Chedeville con sus películas.

Por tal motivo este diario dialogó con Vivarelli, quien contó aspectos de los filmes, su criterio de selección y qué tienen de particular los filmes que eligió, que es básicamente británico.

 

-¿Qué vamos a mirar este año?

-Como uno de los programadores del Museo, decidí este año realizar un ciclo retrospectivo de cine británico, entendiéndose por esta generalización al que se realiza en Reino Unido principalmente, y también en Irlanda. Son cines que se vieron mucho en Argentina hasta entrados los años 80, para después, ir espaciándose en el tiempo, hasta casi hacerse invisible.

 

-¿Qué tiene de particular este cine?

-Es una de las cinematografías más antiguas y ricas de Occidente, en parte eclipsada por el cine norteamericano, que filma muchas de sus producciones allí por los grandes estudios que posee, siendo uno de los mayores Pinewood. Muchos de los artistas británicos, directores, actores, actrices, técnicos, emigraron a USA y se integraron a su industria, como Charles Chaplin, Alfred Hitchcock, Deborah Kerr, David Niven o Vanessa Redgrave, entre decenas de ellos.

Pero lo interesante es recordar a quienes permanecieron y realizaron su obra allí.

En esta ocasión, tomaremos un amplio período que va desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad y tendremos obras de todos esos años, en general las que se cuentan dentro de las más significativas, y especialmente las que han superado el paso del tiempo y pueden ser consideradas ya como clásicos del cine.

El cine de las islas tuvo desde aquel año una dedicación especial hacia ciertos géneros como el policíaco, el terrorífico, la comedia, y sobre todo el social, dando lugar a películas aun hoy apasionantes. Y es a partir de esta cualidad que considero necesario traerlo a un primer plano.

Es un cine que puede considerarse relegado en relación al de otros países como Francia o Italia, los grandes acaparadores de la atención fuera del continente europeo. Pero es injusta esta realidad teniendo en cuenta la gran calidad de su producción a través de las décadas citadas.

 

-¿Con qué comenzará?

-Comenzaremos con una obra actual: “El Espíritu del ´45” (The Spirit of ´45, año 2013) dirigida por uno de los mayores y mas prolíficos realizadores de UK, Ken Loach, el gran retratista de la realidad social de las últimas décadas. Este film es un documental que reflexiona sobre las consecuencias de la guerra sobre un territorio devastado por la contienda, y como a partir de allí se construyó un entramado socio- político que trajo grandes beneficios para las clases sociales mas abandonadas.

Luego veremos obras de realizadores emblemáticos como David Lean, Carol Reed, Tony Richardson, Jack Clayton, Richard Lester, Stephen Frears o Neil Jordan.

El museo, en cuanto espacio de arte y cultura, cumple entonces con otra función desde ya hace cinco años: la proyección de un cine de calidad que no es visible por otros medios. Cine que aunque de enorme calidad, no encuentra fácil acomodo en las salas comerciales ni en el formato televisivo y el de los videoclubs. Es entonces una gran oportunidad para que los azuleños puedan disfrutar de otra manera de ver cine.

EL DATO

Las proyecciones, como de costumbre, contarán con una presentación sobre la obra a exhibir. Así como la posibilidad al finalizar, de desarrollar una charla entre los espectadores.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *