TESTIMONIO

“Él no puede identificar a los que lo lastimaron”

 

Una hermana del joven que el miércoles había sido herido de varias puñaladas habló ayer sobre lo sucedido. La víctima, llamada Diego Anselmo Barrera, continuaba anoche internada en el Hospital Pintos. En el centro asistencial el joven fue operado, ya que una de esas heridas afectó a su pulmón izquierdo. “Sus amigos me contaron que él estaba con ellos y que se armó una pelea. Mi hermano se metió a defender a uno de sus amigos y fue ahí que la ligó”, señaló Marta Barrera.

“Sus amigos me contaron que él estaba con ellos y que se armó una pelea. Mi hermano se metió a defender a uno de sus amigos y fue ahí que la ligó”.

Marta, una joven de 23 años, habló ayer con este diario con relación a las heridas que su hermano de 28, a quien fuentes policiales identificaron como Diego Anselmo Barrera, había sufrido un día antes.

Por ese hecho -tal lo que ya fuera informado- se está instruyendo un sumario penal caratulado como lesiones graves, episodio por el que el joven que resultara víctima continuaba ayer internado en el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos”.

En la Investigación Penal Preparatoria iniciada por lo sucedido está interviniendo el fiscal Luis Surget, titular de la UFI 6 departamental con sede en los Tribunales de esta ciudad.

Al igual que ayer lo informaron a EL TIEMPO voceros allegados a la instrucción de ese expediente judicial, Marta Barrera señaló que a su hermano ya le había sido tomada una primera declaración en el Pintos por parte de los investigadores, con la finalidad de conocer más detalles de las circunstancias que derivaron en que el miércoles por la tarde resultara lesionado. También,  para poder identificar al agresor.

“A él ya le tomaron una declaración, pero no puede identificar a los que lo lastimaron”, indicó en ese sentido la joven al aludir a lo que su hermano le había expresado.

Del hecho se tomó conocimiento anteayer alrededor de la hora 20, cuando Diego Anselmo Barrera, un joven que ha trabajado como alambrador y ahora está desocupado, fue ingresado en una ambulancia, que lo había ido a buscar hasta su casa ubicada en el Barrio “Alfonsina Storni” de esta ciudad, al centro asistencial municipal donde hasta anoche continuaba internado.

Una vez que policías y personal médico se hicieron presentes en la casa del herido, ubicada en Leyría y Tiro Federal del complejo habitacional conocido también como “120 Viviendas”, se constató que Barrera presentaba tres lesiones que le habían sido provocadas con un arma blanca.

Dos de esas heridas estaban localizadas en la zona del tórax, mientras que la tercera le fue aplicada por el agresor en la espalda.

Marta Barrera contó que fue ella quien llamó a la Policía y al Hospital Pintos para solicitar una ambulancia, después de que su hermano llegó caminando desde el lugar donde había resultado herido hasta esa casa donde viven.

“Mi hermano apareció en mi casa como a las ocho de la noche. Se estaba mojando la cabeza y me contó qué le habían pegado. Cuando me pidió que le sacara la campera ví que tenía mucha sangre en la remera. Al sacársela, me di cuenta que tenía tres puntazos”, contó ayer la joven.

Ni bien fue ingresado al Hospital Pintos el pasado miércoles, Diego Barrera tuvo que ser operado, ya que una de esas heridas de arma blanca que presentaba había afectado a su pulmón izquierdo, lesión que fue considerada “de carácter grave” por el médico de Policía que lo examinó en el centro asistencial municipal.

“Ahora anda bien y por suerte está mejor. Fueron tres puntazos los que le dieron, pero bien cómo pasó todo no lo sé porque ha sido poco y nada lo que ha contado”, indicó también la hermana de Barrera en el diálogo que mantuvo ayer con este diario.

“Dicen que después se vino caminando solo desde la Mitre”, agregó la joven, que indicó también que su hermano no ha mencionado quién fue el sujeto que lo agredió.

“Él siempre estuvo consciente, en todo momento. Y ahora los médicos nos dijeron que un tiempo va a estar internado”, agregó con relación a esas lesiones que su hermano presenta, a quien también, cuando llegó a la casa, le observó que tenía “un golpe en la parte de atrás de la cabeza” producto de los incidentes en los que estuvo implicado y resultó herido.

Las primeras averiguaciones en torno a las circunstancias que derivaron en las lesiones que sufrió Barrera señalan que el pasado miércoles por la tarde el joven estaba con varios amigos suyos en la zona de la Costanera de esta ciudad, en la Plaza Del Quijote.

Fuentes consultadas ayer por este diario ligadas a la investigación del caso señalaron que aparentemente una pelea entre integrantes de dos grupos derivó en que las lesiones más graves de lo que fue ese enfrentamiento las sufriera Diego Barrera.

El dato

Se desconocía todavía ayer si esa pelea entre grupos se produjo en el mismo paseo público donde el joven estaba con sus amigos o en otro sector cercano a esa plaza, el lugar desde donde posteriormente Barrera se fue caminando hasta su casa herido de tres puñaladas.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *