UNA NUEVA EDICIÓN DEL CICLO

El Nueve Molinos ofreció música, juegos y recreación para toda la familia

La Plaza Florentino Ameghino fue el espacio donde se desarrolló esta propuesta impulsada por la Asociación Empleados de Comercio del Azul. Variedad para todas las edades y preferencias.    

Grandes y chicos, todos disfrutaron de la propuesta de la AECA. 
PRENSA AECA
<
>
Grandes y chicos, todos disfrutaron de la propuesta de la AECA. PRENSA AECA

Ayer por la tarde la Plaza Ameghino fue escenario de una nueva edición del Nueve Molinos, la propuesta de actividades diversas para toda la familia que desde hace algunos años ofrece la Asociación Empleados de Comercio del Azul.

Desde las primeras horas de la tarde, el espacio público se colmó de vecinos que se acercaron a disfrutar del ciclo de arte recreativo de la AECA.

La oferta fue variada e incluyó actividades para todas las edades. En este marco, los niños tuvieron varias opciones, entre ellas pintura, básquet y globología. Para los más grandes, hubo música y danza.

En este sentido, Bethania Cuevas –quien tiene a su cargo el taller de pintura “El baúl de los colores- encabezó el espacio de producción de mandalas para el público infantil; así una gran cantidad de niños optaron por participar de la actividad que invitaba a la creatividad y al uso de materiales diversos, según el gusto de cada uno de los pequeños.

Además, Rodrigo Villanueva hizo globología para los chicos y regaló numerosas figuras hechas con globos.

Por su parte, el profesor Emiliano Echarri de la Escuela de Básquet Infantil del Club Velocidad y Resistencia, propuso básquet y minibásquet e invitó a todos los interesados a realizar tiros al aro o a sumarse a algún partido.

Mientras la tarde avanzaba, llegaron más familias a participar del Nueve Molinos, muchos con reposeras y mantas para disfrutar con comodidad de las diversas iniciativas.

En este contexto, el puesto de los alumnos de la promoción del Colegio Mariano Moreno fue una opción para quienes querían acompañar el mate. Los chicos de sexto año turno mañana ofrecieron distintos productos dulces y salados.

Asimismo, en el marco de la celebración de los 87° años de la entidad gremial que se conmemoraron el pasado 18 de abril, las subcomisiones de la Mujer y de Jubilados realizaron una gran torta de cumpleaños para compartir con los presentes.

Durante el evento recreativo también se presentaron los talleres 2017 de la Casa Cultural Empleados de Comercio, cuya inscripción comenzó días atrás. De esta manera, se informó acerca de las ofertas de Pintura, Salsa infantil, Diseño para niñas, Bordado, Arte en cuero, Literatura, Expresión corporal, Telar, Biocreatividad y Chino.

Música y danza

 

El Nueve Molinos fue pensado como una jornada de esparcimiento, participación y encuentro, tanto para el disfrute de la familia mercantil como de toda la comunidad.

Al respecto, la música fue una de las opciones de la tarde y el folclore en particular estuvo presente de la mano de Juan “Tata” Gederlini, quien con la destreza y habilidad propias del gran intérprete musical que es este artista local, ofreció canciones populares, entre las que sobresalieron El cóndor pasa, El vuelo del colibrí o De la prima a la bordona.

Fue Gederlini quien además interpretó el feliz cumpleaños que se entonó como fondo para apagar las velas de la torta por los 87 años de la AECA que luego se compartió entre los presentes.

Por su parte, el grupo Moye Reggae Band también subió al escenario. En su caso, presentó su nuevo disco Jah Love, grabado en Azul en los estudios Willy Rec. Los músicos cantaron y tocaron varios temas que fueron muy aplaudidos por el público reunido en la Plaza Ameghino.

Finalmente, fue el turno de la danza ya que desde la Subcomisión de Jubilados se invitó a los vecinos a bailar folclore y varias parejas se animaron a hacerlo. De esta manera, finalizó con gran participación comunitaria el Nueve Molinos de la AECA.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *