RUGBY DE PRIMERA DIVISIÓN 

El nuevo torneo de UROBA, la nueva oportunidad borraja

El sábado comienza el segundo certamen oficial organizado por la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires y Azul Rugby Club buscará definitivamente deslindarse de la colección de resultados adversos a la que dio forma en el campeonato antecesor. Por otra parte, el Molteni fue epicentro de un festival juvenil junto con Ferro y Estudiantes.

Semillero repleto de semillas: desde la izquierda, Juan Carmona, Felipe Perdomo, Gonzalo Giggi  y Didier Montínez.
FOTOS ARC
<
>
Semillero repleto de semillas: desde la izquierda, Juan Carmona, Felipe Perdomo, Gonzalo Giggi y Didier Montínez. FOTOS ARC

Huele a nueva e imperiosa oportunidad, se palpita ya como un necesario nuevo punto de partida que deje por detrás (y muy lejos) los desaires del certamen anterior. Eso sí, después de haberlos mascullado bien para sacar de ellos, aunque con amargura, algún tipo de aprendizaje. La Primera División de rugby del Azul Rugby Club volverá al ruedo en el certamen oficial de la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires, envalentonados sus jugadores pese a los antecedentes más inmediatos.
La UROBA ya definió las fechas y Azul Rugby –de local– jugará el próximo sábado a partir de las 15 horas ante Saladillo, determinando este cruce el comienzo del segundo torneo de la temporada.

Tiene algunos condimentos especiales esta nueva aventura deportiva para el plantel borraja, que viene intensificando su puesta a punto de cara al reinicio del juego en el ámbito de la Unión. Por un lado la necesidad de revertir los resultados logrados en el primer semestre, la mayoría derrotas, las cuales condicionaron al equipo a habitar en el sótano de la tabla. Por otra parte, el hecho de que tanto club de Remo como Estudiantes de Olavarría vayan a estar ausentes (determinados para disputar otro torneo), lleva a que ambos partidos tan especiales –lógicamente que mucho más el clásico– no se consideren en el devenir deportivo, pero tampoco en el emocional. Queda por ver si funciona a nivel alivio o por el contrario, atenta contra la cantidad de estímulos para afrontar la competencia.

Triangular juvenil en el Molteni 

Durante la tarde del domingo pasado, el Ricardo Molteni se mezcló en colores, oportunidad en la que las categorías M14, M16 y M18 enfrentaron a los equipos de Olavarría Ferro y Estudiantes.

Fueron los más chicos, dirigidos por Minvielle, los que dieron el pique inicial para lo que sería el encuentro contra Estudiantes (B), en un partido donde el juego de manos y el choque de “gordos” dio que hablar. La diferencia fue mínima para la visita (24 a 19). Los trys de Azul los convirtieron Alex Violante, Facundo Carozzi, Santiago Porfiti y Tomas Latronica.

Luego, los mismos chicos jugaron contra Ferro. Fue derrota, casi por el mismo marcador, 25 a 20 (los mismos jugadores convirtieron para el local).

Salió al campo la M 16, plantel que mantiene las chances intactas de jugar el repechaje. Azul Rugby pudo hacer valer su condición de anfitrión ante el bataraz con un partido de ida y vuelta, donde los penales y los trys se iban repartiendo. En ambos tiempos la paridad fue tal que llegaron en pardas 22 a poco del final, hasta que la borraja dio su último aliento y convirtió el try de la ventaja definitiva. De esta manera concretó una muy buena victoria por 27 a 22, y si los resultados siguen acompañando a los dirigidos por Ciuffo, este gran equipo podrá demostrar a qué aspira. Los trys fueron de Didier Montínez (dio forma a un partidazo), Matías Rampoldi, Tomas Schmit y Felipe Perdomo, quien también anotó dos conversiones y un penal.

Finalmente, el “rugby champagne” lo sirvió la M18 local, a través de un partidazo sin errores ante Ferro. Aquí los trys corrieron por cuenta de Gonzalo Giggi –3-, Juan Carmona y Nico Sánchez –2–, y de Yago Pérez, Bernardo Guzmán y Felipe Perdomo –uno cada uno– (éste marcó además cinco conversiones).

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *