PAYASO “TROMPETA”

“El objetivo era sembrar en el corazón de los chicos un mensaje de amor”

Lo señaló el encargado del circo que vino a esta ciudad el pasado sábado y estuvo en el Barrio Pedro Burgos predicando la palabra de Dios a las familias que tuvieron tan buena predisposición. Algunos de los integrantes de la compañía dialogaron con EL TIEMPO. 

El circo “Trompeta y sus amigos” montaron una carpa en el Barrio Pedro Burgos
e hicieron participar a los más chicos, al mismo tiempo que predicaron la palabra de Dios.
Pese a las inclemencias del tiempo, gran cantidad de niños concurrieron a este evento tan ansiado. Para el día siguiente, el domingo se había previsto que la carpa se montara en el Barrio San Francisco pero por factores climáticos no se pudo realizar.
FOTOS NACHO CORREA
<
>
Para el día siguiente, el domingo se había previsto que la carpa se montara en el Barrio San Francisco pero por factores climáticos no se pudo realizar. FOTOS NACHO CORREA

La ONG Sukáh y la Iglesia Bet-el de Azul organizaron un evento solidario que se desarrolló el pasado sábado, cuyo objetivo fue fomentar los valores humanos a los más chicos. Asimismo, el punto de encuentro fue en De Paula y Calle 5 a partir de las 15 horas en el Barrio Pedro Burgos, donde estuvo la agrupación circense de Morón que trajo al payaso “Trompeta” que ya ha estado en Azul –este mismo año- con el mismo objetivo.

EL TIEMPO dialogó con algunos de los integrantes del circo, quienes manifestaron su gratitud por haber estado en la ciudad y traer la palabra de Dios a las familias, sobre todo a los más chicos.

Los payasos destacaron la voluntad de los más pequeños

Hugo, más precisamente el Payaso “Trompeta” afirmó que “hemos vivido una tarde muy linda, vimos muchos papás y adolescentes contentos. Además la alegría por el hecho de haber estado en ese barrio que pudimos ir por primera vez y el objetivo era sembrar en el corazón de los chicos un mensaje de amor”.

Por su parte, una de las payasas, Roxana Rojas contó  también parte de su experiencia en la ciudad, “me llamo ´Pastelito`, hace cinco años que estoy en el circo y hoy estoy en Azul. Es un privilegio haber hecho una función de circo. Vimos muchísima necesidad de ver un espectáculo que fue totalmente gratuito, así que estamos muy contentos todos por haber hecho esta función y quedamos impactados cómo se comportaron todos en el barrio pese a las necesidades que también observamos”.

Ejemplificó “percibimos problemas de adicción, aunque los presentes predispusieron su tiempo y su corazón para esa función. Así que seguramente dará un buen resultado el día de mañana: nuestro paso por esta ciudad”.

También, Aaron Villaba de 11 años e hijo de Trompeta contó que “hago de payaso y malabarista, además de llevar la palabra a los más chicos, es decir les hablo de Dios. Me encantó estar acá, que a pesar del frío los chicos no se fueron y se quedaron hasta el final”.

Oriana Britos de 11 años hace acrobacia en telas “fue una bendición para mí estar acá”.

Daniel Ramos es “Pataflaca”, señaló que “estoy muy contento de ver hoy a los chicos recibiendo a Jesús, sembrar la palabra en ellos. Los noté muy contentos y prestando atención y sentí que recibieron la palabra de Dios. Estoy feliz por eso, así que estoy contento de que nos hayan invitado, fue increíble cómo nos atendieron y el respeto que recibimos, tanto los chicos como los grandes”.

A su turno, Ana María Spossato puntualizó que “soy parte del circo Trompeta, soy ´Pimienta` quiero contarles que esto es algo que lo hago con todo mi corazón: darle mucha alegría a los chicos, ese es mi rol. Estamos en Azul y hoy hicimos un evento precioso en un barrio maravilloso, donde hubo una cantidad tremenda de chicos y vimos cómo estas criaturas se rieron tanto y recibieron un mensaje de Jesús. El hecho de poder transmitirle a los chicos que Jesús los ama, que está preocupado por ellos y quiere estar en sus corazones fue el objetivo fundamental”.

Por último, Gladys Scola, “Salchichón” puntualizó que “en este día estoy muy agradecida por la cantidad de chicos que estuvieron en la función y las manitos levantadas recibiendo al Señor, eso fue de gran bendición para mí”.

De esta manera la Iglesia que está ubicada en Colón y Tiro Federal se propuso un objetivo el cual realizó con mucha responsabilidad y se trató de llevar la palabra de Dios a los chicos del barrio a través del humor y el teatro.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *