A MODO DE BALANCE

El operativo policial realizado durante el encuentro de motos

 

Efectivos del Destacamento Balneario y de otras seccionales estuvieron abocados a la realización de un operativo que contó con apoyo de personal municipal de Control Urbano. Se incautaron varios rodados y también se iniciaron actuaciones penales y contravencionales por diferentes hechos.

 

Una moto que figuraba como robada había sido incautada por la Policía. También, varios vehículos más que presentaban diferentes irregularidades.
FOTOS: NACHO CORREA

 

Un total de 33 infracciones de tránsito se labraron durante el pasado fin de Semana Santa en Azul, en el marco del motoencuentro que año tras año para esa fecha se realiza. A eso se sumó, según lo informado por voceros policiales, que se secuestraron 21 motos y un auto, por diferentes irregularidades relacionadas con la Ley de Tránsito, situaciones que dieron lugar al inicio de actuaciones en las que después intervino el Juzgado de Faltas de la comuna.

Las más de 2.500 motos que se sumaron al encuentro implicaron que desde la Policía, y contando con apoyo de la Municipalidad de Azul, se realizara un operativo especial durante los días en que duró el evento.

De esa manera, policías del Destacamento Balneario, del Destacamento de Seguridad Vial, de la Seccional Primera y de la Local fueron especialmente destinados a ese operativo.

Según un vocero señaló ayer, por turnos trabajaron una treintena de efectivos de seguridad. “Y esa cifra se incrementó durante lo que fueron determinados momentos del encuentro de motos”, agregó la fuente policial consultada por EL TIEMPO.

En detalle

Las actuaciones llevadas a cabo por los efectivos de seguridad implicaron que también se iniciaran causas penales por diferentes ilícitos.

Uno de los hechos sucedidos en la zona del Balneario Municipal durante el encuentro de motos ya había sido informado en la edición del pasado domingo de EL TIEMPO.

Tuvo que ver con las lesiones sufridas por una policía de la Local, que fue atropellada por un menor que circulaba en moto y después se dio a la fuga.

El adolescente implicado en lo sucedido luego pudo ser identificado por los investigadores, tratándose de un joven que tiene 17 años, quien quedó acusado de los delitos de lesiones y desobediencia, en concurso real.

La policía de la Local que resultara herida al ser atropellada por el menor cuando iba en moto, hecho ocurrido en Urioste y Burgos durante las primeras horas del sábado que pasó, sufrió un traumatismo en la cabeza.

Una vez trasladada al Hospital Pintos, ese golpe y lesión cortante en la frente se tradujo en que resultara con lesiones graves, ya que le había sido detectada una fisura en el cráneo, según un vocero policial había informado a este diario.

En el marco de otro de los hechos ocurridos durante el encuentro de motos, policías del Destacamento Balneario -contando con apoyo de efectivos del Destacamento de Seguridad Vial- habían incautado una motocicleta, al comprobarse que era de procedencia ilícita, lo que derivó en el inicio de una causa penal y en la aprehensión del hombre que la conducía en ese entonces, que después recuperó la libertad.

Ese hecho se produjo en horas de la tarde del viernes que pasó en el Barrio Santa Elena, a la altura de las calles Ituarte y De Paula.

El hombre que guiaba esa moto que le fuera incautada no registraba impedimento legal alguno.

Identificado por voceros policiales como Marcelo Alejandro Gustavo Reyno y de 31 años de edad, fue notificado de la formación de una causa penal caratulada como encubrimiento, con intervención de la UFI 2 a cargo de la fiscal Laura Margaretic.

La moto secuestrada es marca Honda, modelo “Tornado” y de 250 cc. Poseía un “pedido de secuestro activo” desde abril del año 2015, en una causa caratulada como robo que se instruye desde el Juzgado Nacional de Instrucción en lo Comercial N° 25, dijeron los voceros policiales.

En la Fiscalía ya mencionada se inició otra causa penal con relación a un hecho donde había sido aprehendido un varón llamado Pablo Damián Silva. Ese expediente está caratulado como daño in fraganti delito.

Además, un hombre identificado como Carlos Abel Pardo fue arrestado por personal policial, ya que registraba un pedido de captura ordenado desde un Juzgado de Garantías con sede en los Tribunales de Azul.

El dato

También la Policía informó que se le inició un sumario contravencional, por una infracción al inciso “f” del artículo 43, a un joven llamado Joaquín Planes Olguín, actuaciones que se tramitan a través del Juzgado Correccional número 1 que también tiene sede en el Palacio de Justicia local.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *