ENFOQUE

El Partido de Azul y la necesidad de implementar un esquema de cartelería de orientación al turista

 

 

El cartel que cruza de vereda a vereda la Avenida Piazza a pocos metros de la Ruta Nacional N° 3. La señalética orientada al turista no tiene una continuidad en el resto de la ciudad. FOTOS NACHO CORREAPara quienes ingresan a la ciudad por Ruta 51, sea desde la autopista 226 o de la vecina ciudad de Tapalqué, las indicaciones de interés turístico son –en el mejor de los casos- insuficientes.El ingreso por Ruta 51, a la altura del barrio Parque Pinasco, no tiene puntos vinculantes con los atractivos turísticos que el Partido tiene para ofrecer.Algunas de las indicaciones están referidas al transporte de cargas. En tanto son inexistentes las alusiones al relevante punto turístico que representa el distrito de Azul. Los carteles en la carretera nacional vinculados con esta ciudad son referidos básicamente a la existencia de reparticiones como la cárcel, la delegación de la Policía Federal o la Guarnición Ejército Azul. En Ruta N° 3, entre Mujica y Piazza, se puede decir que la señalética de Azul provista por Provincia y/o Nación es prácticamente nula.El paso por Avenida Pellegrini, a la altura del Parque Municipal, carece de una señalización sobre la existencia del paseo público. El dato no estaría siendo menor para el caso de quien nos visita y no conoce de antemano la ciudad.
<
>
El paso por Avenida Pellegrini, a la altura del Parque Municipal, carece de una señalización sobre la existencia del paseo público. El dato no estaría siendo menor para el caso de quien nos visita y no conoce de antemano la ciudad.

Escribe: Augusto Meyer

De la Redacción de EL TIEMPO

Es común, especialmente durante los fines de semana o días feriados, que en la calle un automovilista llame nuestra atención preguntando cómo llegar a determinado punto turístico de la ciudad o el distrito.

Por lo general, el interrogante que se plantea pasa por cómo llegar, por ejemplo, desde el Balneario Municipal a la plaza principal o a la Casa Ronco o a la oficina de Turismo.

De la misma forma se consulta por cómo salir de la ciudad en dirección a una u otra ruta.

Más de una vez, la complejidad del recorrido a plantearle a quien  pregunta hace que, a riesgo de que se nos “quemen los papeles”, uno termina indicándole el camino más fácil de comprender y recordar –como pedirle que luego de cruzar dos avenidas semaforizadas gire a la derecha y de ahí siga derecho “que la calle misma lo lleva”-, con el único fin de tratar de evitar que el turista se pierda.

Cualquier ciudadano puede constatar todo esto si hace una breve recorrida como la que efectuó este diario por los principales accesos a la ciudad. La cartelería es escasa, cuando no insuficiente o poco visible por obra de circunstanciales “grafiteros”.

Hay que decir que la responsabilidad no es del Municipio en lo que respecta a los accesos -seguramente serán Provincia o Nación las que, a través de las áreas que correspondan, deban abocarse a cubrir la falencia señalada-. Tampoco sería un problema de la actual gestión sino que hay un déficit en materia de señalización que viene de varios años; más de los que se llevan escuchados decir que Azul “es ciudad de turismo”.

No menos cierto es que la solución a esta situación tiene un costo monetario importante y que hay otras prioridades que atender desde el Estado local, pero también es sabido que “detrás de cada turista, hay un puesto de trabajo”.

En todo caso se podría analizar con recurrir a un tipo de señalización de bajo costo y –por qué no- utilizar materiales reciclables o en desuso, y que la mano de obra sea eminentemente local. Se podría así incrementar la cartelería que está presente en Avenida Piazza, con una señalética de proporciones que da cuenta de puntos clave pero que no encuentra una continuidad en el resto de la ciudad.

En los ingresos por Ruta Nacional N° 3 y sus intersecciones con Av. Mujica, Av. Piazza y Av. Juan B.Justo; por Ruta Provincial N° 51 desde la autopista 226 y del lado de Tapalqué; y por Av. Chaves, se constataron distintas cantidades y calidades de señalización, pero casi ninguna vinculada con los tantos y variados atractivos turísticos del distrito. Sí abundan, por ejemplo, las señaléticas de Vialidad Nacional vinculadas con la presencia en este medio de la Unidad Penal N° 7 y de la Guarnición Militar Azul. Quien suscribe lejos está de querer inmiscuirse en la labor de un especialista en diseño de estrategias de cartelería turística, pero para fundamentar lo señalado basta con observar y utilizar el sentido común.

Sirva como ejemplo el notorio estado de abandono de dos carteles que dan cuenta del arribo a Azul, “Ciudad del Bicentenario”, a la vera de las rutas 3 y 51, en las afueras de la ciudad, con la importancia que esa histórica celebración tuvo para los habitantes del Partido en su conjunto.

Es evidente que -acá sí le cabe responsabilidad a gestiones municipales actual y pasadas- la colocación de señalización para orientar al turista y al visitante “de paso” dentro del ejido urbano.

Por lo pronto es imprescindible esforzarnos para ayudar al turista con una orientación que le permita llegar de la manera más fácil adonde desea ir, además de enumerarle algunos de los atractivos –urbanos y/o rurales- que no debería dejar de visitar.

En definitiva, lo importante es que ese automovilista y su grupo familiar, de ser así, se vaya con una buena imagen de la ciudad y de su gente, y que algún día regrese, por qué no, a conocer algunas de las propuestas culturales, arquitectónicas, paisajísticas o gastronómicas -por mencionar algunas- que ofrece esta zona del centro de la provincia de Buenos Aires.

Se sabe que los responsables de Turismo del Municipio están trabajando en el desarrollo de las acciones que el estado de situación amerita para llevar adelante una política sobre señalética que se uniforme y a largo plazo.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *