RELATOS DESDE EL ENCIERRO

“El Piter”

Por Matías Verna  (*)

“Más allá del bien y el mal esto tiene que cambiar” (Pablo Dacal – Músico y compositor argentino)

Todas las mañanas, Pedro Domínguez Solano, más conocido como “El Piter”, con i, se despertaba temprano y sintonizaba las noticias para ver los informes policiales y hacer estadísticas en los intentos fallidos que los ladrones hacían en sus operativos.

Un banco, un blindado, una financiera, una entradera en algún domicilio, un escruche, una metida de caño mientras todos dormían, la caja de un drugstore, el reviente de una puerta y demás.

El Piter hacía prodes y manuales de estilo acerca de cómo cometer robos sin morir en el intento o al menos no ser descubierto in fraganti y hacer provecho aunque sea por un rato del botín hasta que caiga la yuta.

Cuando las celdas se abrían, “El Piter” salía al pabellón con una silla y un termo de  Defensa y Justicia.

-No sabe cómo extraño Varela, encargado-, decía mientras me acercaba un mate que nunca tomaría porque debía seguir abriendo candados y además no me podía quedar sólo en medio del pabellón con todos los presos sueltos.

-Pídase el traslado-, le contestaba de manera hostil. El Piter me miraba y reía sólo esperando que vuelva con el manojo de llaves. -Yo ya llevo años en cana encargado, sabe, y la ficha a los cobanis se las saco al toque sabe. Y usted se hace el malo encargado, pero no lo es. Usted es buenito encargado-, decía “El Piter” y me hablaba y me hablaba hasta que me sacaba una risa.

Pedro Domínguez Solano, entró y salió “una banda de veces”, decía él. En su última libertad por estos pagos, dejó la celda como estaba y bajo el brazo dos cuadernos “Gloria” de 96 páginas y una birome azul trazo grueso BIC fueron su único equipaje. Nada más.

-Nos vemos encargado-, me dijo y me tendió la mano.

-Espero que no-, le contesté con una risa.

Y aunque parezca mentira, de cuando en cuando, en la base de datos busco a “El Piter” por si cayó otra vez y anda por otras cárceles o simplemente miro las noticias y veo los robos de todos los días buscando si sus estadísticas le fallan. Pero no.

(*) Es periodista y escritor. Nacido en Azul, vive actualmente en Olavarría: Recientemente publicó su séptimo libro, titulado “Crudo”. En esta sección compartiremos textos inéditos que detallan, con ficción y realidad, la vida en contexto de encierro, tanto de empleados del SPB como detenidos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *