ENFOQUE

El poder de planificar

<
>


Por Guillermo Ravizzoli (*)

Hace un par de semanas estuve presente en una reunión muy amena, con diferentes referentes locales, donde dialogamos sobre la importancia de planificar y de poder proyectar hacia el futuro una comunidad mejor, basándose simplemente en hacer las cosas bien. Aunque pareciera algo muy básico, comúnmente la vorágine de lo urgente supera a lo importante y pesan más en la balanza los resultados negativos y contradictorios.

Es importantísimo planificar y más en una comunidad. No hacerlo es un costo muy caro y que pone en juego al crecimiento y desarrollo de las personas que estén en ella. Generalmente, nos comparamos con nuestras localidades vecinas y nos auto flagelamos pero sin comprender qué hicieron ellos durante todos estos años para tener su desarrollo actual. Simplemente tuvieron la decisión de poder sentarse a dialogar y desarrollar una planificación estratégica que no se hizo de un día para el otro, sino que comprendieron que este proceso lleva años y que realmente para poder ver sus frutos hay que trabajar mucho, sembrar y seguir trabajando mucho hasta que la cosecha sea tiempo de bonanza.

¿Pero no es que Azul tuvo su Plan Estratégico? Aquí surge algo interesantísimo de nuestra historia, luego de las experiencias del Intendente De Paula y Fundación CEDA, en diciembre de 2006 se presentó el documento definitivo del Plan Estratégico de Azul (PEA). En este proceso se involucraron 28 instituciones y cientos de vecinos comprometidos, quienes aportaron tiempo y recursos para que esta llave nos abriera la puerta hacia un nuevo destino, con la creación y descripción de 40 proyectos -incorporados en diferentes programas y subprogramas- de los cuales unos cuantos fueron concretados, otros actualmente siguen siendo llevados adelante y muchos están ahí, esperando salir y mejorar la calidad de vida de la gente. Por eso mismo creo que es un insumo clave para actualizar y potenciar.

¿Y entonces que nos pasó? ¿Por qué sentimos, 10 años después, que no tenemos un rumbo claro? ¿Acaso nuestra mezquindad, visión corta y subestimación del conocimiento nos trajo hasta acá?

Azul sigue teniendo la oportunidad de visualizar y concretar su futuro planificando en serio. Lo positivo, de esta realidad, es que todavía hay mucho por hacer y tenemos la obligación de hacerlo bien y de la mejor forma. Tenemos el compromiso de ingresar a una etapa de maduración política y ciudadana (en todos sus tipos), de diálogo y de confianza, porque sin estos tres ingredientes no terminaremos de concretar el desarrollo, de cada uno de nosotros como habitantes, que tanto anhelamos. Y me refiero a un Plan Estratégico que contemple cuestiones y necesidades de todo tipo. Creo que un verdadero PEA debe nacer de una gestión participativa que contemple y resuelva necesidades de las más básicas, como la concreción de zanjas en un barrio, y sensibles, como el EcoAzul y la creación de fuentes de trabajo, pasando por otras intermedias y complejas.

Las sociedades que realmente han dado un salto cualitativo siempre se han focalizado en el desarrollo integral de la persona, analizándola y proyectándola, desde su nacimiento hasta su ancianidad. Porque justamente el Estado Social surge para resolver las necesidades que una persona individualmente no puede, y realiza un fuerte trabajo basado en la cooperación y la planificación.

Nuestro desafío como comunidad será poder desarrollar, potenciar y evaluar nuevamente un plan que esté basado en el consenso y la coherencia, donde prime el sentido común, la sensibilidad social y la proyección para poder dar herramientas al presente como así también al futuro. El desafío de poder desarrollar una sociedad con una visión más sustentable y sostenible está en nuestras manos, solo queda tomar la decisión y hacerlo bien.

“Cuando estás en medio de ella, no puedes ver que estás haciendo la revolución” Danny Fields.

 (*) Diseñador en Comunicación Visual UNLP, cursó la Maestría en Administración de Negocios UNICEN, ex presidente del CEDA y Director de Comercio en FEBA.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *