El primer intendente Radical


Por Eduardo Agüero Mielhuerry
EL DATO:
El próximo domingo publicaremos una reseña del primer Intendente Peronista.
 
 José María Lier nació en Azul el 21 de septiembre de 1871. Sus padres fueron José María Lier y Margarita Carbajal. Fue bautizado en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario el 17 de diciembre del mismo año de su natalicio. Tuvo al menos cuatro hermanos: Paula de los Santos, Honoria, Primitiva y Luis.
Siguiendo su ascendencia bearnesa, realizó sus estudios en Francia.
El 20 de abril de 1895 contrajo matrimonio con Enriqueta Rodríguez, de 21 años de edad, hija de Francisco María Rodríguez y Victoriana Pavón. Lamentablemente, la joven Enriqueta falleció poco más de un año después, el 19 de junio de 1896.
Joven, viudo y sin hijos, José María dedicó todos sus esfuerzos a la actividad agropecuaria, amasando una considerable fortuna.
El 12 de julio de 1902, José María contrajo matrimonio con la azuleña Crisanta Gómez, de 24 años de edad, hija de José María Gómez y Marta Utrera.
La pareja tuvo cuatro hijos: José María Roberto, María Marta Teresa, Margarita Georgina y Raúl Justino. Del primogénito, fue madrina la reconocida María Rosalía Gómez de Enciso, hermana de Crisanta.
El primero…   
El 6 de abril de 1918 tuvo lugar una asamblea extraordinaria en el Comité oficial del radicalismo con el objeto de lograr la unificación en el sector disidente integrado en el llamado “Comité Aristóbulo del Valle”, que se había formado poco antes. Después de intensas discusiones, se convino llevar como candidato a intendente a José María Lier. Aunque él era una figura de segundo orden en el radicalismo, su postulación apuntaba a una lista de consenso.
Los radicales, en las elecciones del 14 de abril, lograron 1.399 votos frente a 326 de los socialistas con la abstención de los conservadores. En consecuencia, el Concejo Deliberante quedó formado por ocho radicales y dos socialistas. Por amplia mayoría, Gumersindo Cristobó fue elegido presidente del cuerpo y Lier designado intendente.
El Parque Municipal de Azul  
La idea de dotar a la ciudad con un paseo público importante, con múltiples atractivos, era desde hacía ya mucho tiempo un deseo muy sentido. Y pronto comenzaron a sumarse más voluntades que recursos económicos, ya que en la Comuna no se poseían los fondos necesarios para solventar los gastos pretendidos para un proyecto de semejante envergadura. Sin embargo, la comunidad azuleña respondió de manera sorprendente.
Finalmente, el flamante intendente Lier convocó a diversos actores comunitarios a los cuales reunió en una Comisión Pro Parque que, el 10 de octubre de 1918, concretó la inauguración del Parque Municipal. Aquél día en el paseo, José María Lier rescató diversos aspectos del trabajo realizado y resaltó: “Desde que asumí el gobierno de esta comuna, mi primera preocupación fue la continuación con empeño de esta obra y me lo impuse como deber ineludible. (…)… me es satisfactorio manifestar con orgullo que el pueblo del Azul ha respondido en forma tan eficaz y digna de elogio que su ayuda pecuniaria ha sobrepasado los cálculos más optimistas. Este Parque Municipal queda desde hoy inaugurado, lo entrego a la custodia de todo el pueblo del Azul, para que sirva de punto de recreo y le pido que en el futuro, siempre en constante comunión de ideas como en el presente, con sus autoridades, sea el encargado de velar por su conservación y engrandecimiento. No es esta la obra de un hombre ni de una administración, es la obra del vecindario del Azul….
Dos años de intensa actividad    
Lier emprendió un importante número de obras para mejorar las comunicaciones en el distrito y transformar a Azul. Se repararon los caminos a Rauch y Olavarría, y otros caminos menores hacia Cacharí, Chillar, al “Tropezón”, a Tapalqué, Benito Juárez, “Sol Argentino” y “La Nutria”.
Mediante una nota fechada el 21 de septiembre de 1918, cedió sus terrenos de “Plaza Oubiñas”, con la finalidad deportiva y social de construir una cancha de fútbol con destino al Club Alumni Azuleño. Poco después, ese mismo año, también donó los terrenos necesarios en favor del Club Azul Athletic.
En la ciudad se arreglaron numerosas calles -entre ellas las paralelas a las vías del Ferrocarril-, alcantarillas y los puentes sobre el Arroyo Azul (San Benito, Humberto y San Martín -cunetas y macadam en este último-). También realizó obras menores en los dos cementerios existentes por entonces.
En agosto de 1918, el Intendente, por Decreto N° 129, decidió renombrar a la calle Carhué como Carlos Guido y Spano, en homenaje al poeta argentino que había fallecido un mes antes.
El gobernador José Camilo Crotto visitó Azul, siendo la primera vez que un primer mandatario provincial se acercaba a nuestra ciudad. En la ocasión, la Sociedad Rural de Azul lo invitó a prestigiar la Exposición que se iniciaba.
En 1919 Lier presentó un amplio y ambicioso plan de ampliación del Hospital Municipal gracias al generoso legado del señor Luis Fano. El proyecto le fue encargado al Jefe de la Oficina de Obras Públicas, ingeniero Pedro Malére, quien el 3 de septiembre presentó un informe detallado de lo que inmediatamente se comenzó a ejecutar.
Una gestión interrumpida ilegalmente   
En la disputa entre el gobernador Crotto y el presidente Hipólito Yrigoyen, Lier quedó en el medio y, con la victoria yrigoyenista, Gumersindo Cristobó se vio fortalecido.
En una nota elevada a la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, el doctor Ángel Pintos solicitó el 28 de octubre de 1919 la impugnación de las elecciones comunales realizadas el 14 de abril del año anterior. En la nota realizada se planteaba que no se había convocado a las elecciones mencionadas a los dos Distritos electorales del Azul (la ciudad de Azul y el pueblo de Cacharí). Mientras tanto, el Concejo Deliberante convocó a elecciones para concejales. Lier declaró nula la convocatoria, pero las elecciones se llevaron a cabo el 30 de noviembre y el radicalismo fue derrotado. La nueva conformación del Concejo eligió a Abelardo Cano como intendente.
El Poder Ejecutivo de la Provincia, encabezado por Crotto, frente a la crisis resolvió intervenir la comuna de Azul. Por medio del Ministro de Gobierno, le ordenó a Lier entregar en su provisorio reemplazo el mando a su secretario Julio Lacoste (31 de diciembre de 1919), hasta que el Poder Ejecutivo nombrase “Comisionado”, a la par que se aguardaba el pronunciamiento constitucional de la Corte. Finalmente, Abelardo Cano fue confirmado en su cargo, iniciando su gestión el 12 de enero de 1920, constituyéndose así en el segundo intendente radical de Azul.
El 25 de abril, fiesta de San Marcos Evangelista, se inauguró el templo parroquial de Chillar. Entre los presentes se destacaban el por entonces intendente Abelardo Cano y el recientemente desplazado José María Lier. El mismo fue el último cruce público entre ambos personajes de la política azuleña.
Para marcar el final del breve dominio radical, el 25 de diciembre de 1921 se celebraron nuevos comicios. Después de un turbulento escrutinio en el Concejo Deliberante, la UCR obtuvo cuatro concejales y los conservadores cinco. Quedando integrado el cuerpo por diez conservadores y ocho radicales, el 1 de enero de 1922, eligieron como Jefe Comunal al conservador Francisco Octaviano Pourtalé.
Dirigente y productor rural  
José María Lier fue un miembro activo de la Sociedad Rural de Azul, ocupando diversos cargos en la institución, hasta alcanzar la presidencia en los años 1923 y 1925.
Dentro de la ganadería se dedicó a la mejora de razas, con la introducción desde Inglaterra de toros -y luego vacas-, de pedigrée “Galloway”. Formó una “Cabaña” en su campo “San José” en Nieves, Azul.
En 1930 trasladó un gran lote a su campo “La María Marta” en Nueva Galia, San Luis. Tras la crisis económica y una severa sequía, Lier perdió su hacienda en aquella provincia, y debió solicitar créditos bancarios que recién pudo pagar con la venta de todos sus bienes.
Y como si todo aquello no fuese suficiente para doblegar el espíritu de un hombre trabajador, también tuvo que soportar la pérdida de su amada esposa.
 José María Lier falleció en Azul, a los 82 años de edad, el 20 de noviembre de 1953, en su domicilio de Burgos N° 686.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *