LISANDRO ARISTIMUÑO

“El público azuleño siempre me recibió muy bien, estoy muy encantado con esa ciudad”

Lisandro Aristimuño estará el próximo viernes a las 21.30 en el Teatro Español, en el marco de su gira “Constelaciones”. Dialogó con este medio de una serie de aspectos, incluyendo el disco.
<
>
Lisandro Aristimuño estará el próximo viernes a las 21.30 en el Teatro Español, en el marco de su gira “Constelaciones”. Dialogó con este medio de una serie de aspectos, incluyendo el disco.

Lo aseguró el músico y cantautor en diálogo con EL TIEMPO refiriéndose a su regreso por estos pagos. También habló de los principios en su carrera, de su gira y de sus discos. Estará el próximo viernes a las 21.30 en el Teatro Español. 

Lisandro Aristimuño estará el próximo viernes a las 21.30 en el Teatro Español, en el marco de su gira “Constelaciones”. Se trata de su noveno disco editado de forma independiente por su propio sello “Viento Azul”.

En principio el pasado viernes y ayer sábado comenzó esta gira nacional en el Teatro Español de Neuquén. Posteriormente llega a esta ciudad y continúa por Mar del Plata, Bahía Blanca, Santa Rosa y Viedma. En tanto que en mayo seguirá por Córdoba, Paraná, Concordia y Corrientes. En junio en San Juan, Mendoza, Rosario, Jujuy, Salta, y Tucumán.

“Constelaciones” vuelve a confirmar al músico rionegrino como uno de los artistas más originales, versátiles y viscerales de la última década.

Obtuvo tres veces el Premio Gardel en “Mejor Álbum Rock Pop Alternativo”, fue nominado a los Grammy Latinos y distinguido en 2015 por el Jurado de los Premios Konex como una de las cinco mejores figuras de la última década de la Música Popular Argentina en la disciplina “Canción de autor”.

La originalidad de su obra es admirada por el público, la crítica especializada y sus colegas. Ya agotó ocho Teatros Gran Rex en Buenos Aires, recorrió varias veces la Argentina a sala llena y se presentó en España, Uruguay, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Brasil y México.

Su canción “El búho” integra la banda de sonido de “Tetro” (2009) la película de Francis Ford Coppola.

Este trabajo fue distinguido como uno de los discos más importantes, novedosos e influyentes desde su lanzamiento en octubre 2016.

“Constelaciones” está compuesto por once canciones que se mueven dentro de la

órbita del mejor pop argentino. Aristimuño hace gala de su versatilidad,

brillando a través de tracks impactantes… Una vez más el músico oriundo de

Viedma justifica con creces porque es considerado uno de los artistas más

brillantes de la actualidad.

EL TIEMPO dialogó con el músico y cantautor, quien consideró cuál fue su musa cuando recién comenzaba su carrera, su reencuentro con el público azuleño, también habló de su gira y de sus discos.   

 

Entrevisa conAristimuño

-A partir de tu llegada a Buenos Aires contaste en alguna oportunidad, que tuviste fobia a la ciudad y que desde ese estado de ánimo encontraste una manera de escribir, de componer y construiste una vida que tuvo esas características. El miedo pero también otros sentimientos. ¿Qué recordás de esa etapa?

-El hecho de haber llegado a Buenos Aires que es una ciudad como todos sabemos, un ´quilombo` me inspiró para que la música y las canciones sean formas de terapia, de poder equilibrar mi situación, formas donde me expreso. La verdad es que esos discos fueron muy terapéuticos. Ese asunto de “La Ventana”, ya el título se refiere a que las canciones las escribí desde una ventada, mirando las ventanas de los edificios, de los vecinos y esa es una forma de nutrirme, como si la ciudad fuese una musa, revertir y equilibrar mi situación. Intenté que la ciudad tenga su lado poético y eso me ayudó a salir de esa situación. Las fobias son mentales y el hecho de estar en casa con la guitarra me hizo crear un montón de canciones. De hecho es el disco mas largo, así que fue un proceso que fue hermoso pero en su momento intenté equilibrarlo con las canciones.

 

-Ya conoces el público azuleño. La oportunidad anterior estuviste en un espacio reducido, ahora vas a estar en el Teatro Español donde tocaron artistas internacionales. ¿Cómo imagina ese show, ese reencuentro?             

-Ya me encanta Azul por el color y porque mi vieja se llama Azul. La ciudad me encanta, no conozco el teatro, pero seguramente va a estar muy bueno, aunque me encanta ir a tocar a lugares donde muy poca gente va, y siempre cuando hablamos con la producción la idea es ir a lugares que quizás son más difíciles de llegar pero me llenan de felicidad lograrlo, desde la autogestión. Porque digo “que bueno, estoy en Azul” y mostrar mis canciones ahí va a estar bueno. A veces pasa que el receptor no es muy bueno, en cambio el público azuleño siempre me recibió muy bien, estoy muy encantado con esa ciudad.

 

Alguna vez te reconociste como autoperfeccionista. ¿Lograste convivir con ello o ahora estás un poco más relajado?

-Yo siempre digo que el hecho de las influencias que tengo, el hecho de que mi viejo es arquitecto, además de director creo que tengo esa cosa arquitectónica. Cuando los arquitectos abren los planos y si no miden bien se les cae la casa. Me quedó eso de verlo ´laburar` a mi viejo de chico. Creo también la música tiene matemática, además de lo sentimental, creativo y volado, pero bastante arquitectónica. También me gusta el hecho de que la música no es tan precisa, es como el agua que se va metiendo. La tenes que marcar por un canal para que no se meta en tu casa. Hacerle bien los canales y que fluya por ahí. Que la música esté libre y pueda fluir libremente. Entonces soy meticuloso en eso, desde la afinación hasta los arreglos, después no sigo haciendo así porque me dejo ser libre.

 

-Si tuvieras que elegir alguno de tus discos, ¿habría alguno en particular?

-Yo siempre digo que los discos son como los hijos. Yo tengo nueve hijos (risas). En el caso de los discos uno va acompañando a otro. Si no hubiera existido “Azules turquesas” yo creo que “Constelaciones” no existiría. Creo en los por qué en la vida y todos salieron por algo. Por ejemplo ese asunto de La ventana si no hubiese estado ese disco, hubiera tenido mas problemas, “Las crónicas del viento” son todos discos temáticos que me ayudan a seguir viviendo y son parte de mi vida la música, siempre hay algo que me gusta de cada uno y son muy distintos para mi. Pero no dejan de ser mis hijos.

 

-¿Podes imaginar qué viene después de “Constelaciones”?

-Me gusta disfrutar del aquí y ahora, me gusta el hoy. Me pone nervioso el futuro. Casi siempre cuando llegan los discos me caen por sorpresa. Te llegan en determinado momento hasta que me decido grabar el disco.

Acerca de “Constelaciones”

<
>

Sobre el disco homónimo a la gira Lisandro Aristimuño subrayó que: este es un disco que me gustó mucho hacerlo. “Constelaciones” tiene otra onda, me hizo crecer y madurar mucho, sobre todo por los músicos que aceptaron grabar conmigo. Músicos que han estado con el “Flaco” Spinetta, con Fito Páez, con mucha gente que admiro muchísimo como Javier Malosetti, y la verdad es que cuando dijeron que sí no lo podía creer. Y el hecho de volver a amoldar ese disco a mi banda de siempre, de toda la vida fue también lindo porque me hizo tener otro tipo de búsqueda. Nos hizo trabajar a todos. Es como si hubiésemos cambiando la paleta de colores. Fue un lindo proceso porque ellos también tuvieron ese desafío de tocar de otra manera, algo nuevo y preguntándonos “¿sonará?”, estaba esa adrenalina. Y la verdad que suena perfecto y llega esa alegría de poder llegar a tocarlo con ellos que son mi familia. Las canciones tienen su propia vida y las toque quien las toque siempre van a sonar bien porque tiene cimientos bastantes fuertes, eso en parte es muy motivador para mí.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *