A LA ESPERA DE UN “SALVATAJE” PARA EL FRIGORÍFICO

El que quiere “Celeste”…

<
>

Por Augusto Meyer – De la Redacción de EL TIEMPO

 

Con la audiencia que se realizó el viernes en La Plata, los tiempos del empresario al frente del Meta Azul parecen ser cosa del pasado. Una vez más, los sueños de muchos para que se produzca el despegue del establecimiento fabril ubicado detrás del PIDA II parecen haber caído en saco roto. ¿Se viene Gorina? ¿O será Finexcor?, la firma que tuvo como gerente al propio Celeste. –

Los tiempos de Marcelo Celeste al frente del Frigorífico Meta Azul están (¿están?) terminados. Así quedó evidenciado para algunos el viernes último, durante la audiencia celebrada en el Ministerio de Trabajo de La Plata donde la autoridad provincial puso fin anticipado a la conciliación obligatoria. Esto se produjo luego de que Celeste dijera que está “técnicamente fundido” y que no dispone ni dispondrá del dinero –unos 5 millones de pesos- que debe a los 180 empleados de la planta que funciona detrás del PIDA II.

La suerte de los obreros, que en las últimas horas decidieron dar por terminado el acampe en las puertas del establecimiento, quedó entonces echada y en manos del salvataje que pueda llegar de parte de alguna empresa frigorífica cuyos representantes legales participaron de la audiencia.

Si bien los letrados no dijeron a qué firma representaban –circunstancia por demás llamativa-, se sospecha que son emisarios de Finexcor. Sin embargo, hay quienes vinculan a esas personas con la empresa Gorina. Cualquiera sea de las dos se trata de empresas conocidas en el rubro de la industria cárnica, según los voceros consultados.

En caso de llegar a un feliz término las negociaciones, el nuevo titular de la planta frigorífica local aceptaría hacerse cargo de la compañía en un lapso de entre 30 y 60 días y de los 180 trabajadores, respetándoles la función, el salario y la antigüedad.

Lo que nadie sabe es qué pasará en lo inmediato con los “damnificados de Celeste”, más allá que desde la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, habrían garantizado algún paliativo para los trabajadores (de hecho, enviaron útiles escolares, que se suman a los artículos que días pasados recibieron de manos de las autoridades del Consejo Escolar). La situación de los obreros no resiste más esperas y, por sobre todas las cosas, nuevas mentiras.

Pesada carga

Según antecedentes que obran en internet, Finexcor –una de las empresas que se menciona como posible sucesora del Meta Azul- fue empleador de Marcelo Celeste.

No sólo eso. El empresario ahora “caído en desgracia” trabajó como gerente de esa compañía.

Fuentes confiables dijeron que fue Celeste quien pidió al Ministerio de Trabajo que dicte la conciliación obligatoria en conflicto con los trabajadores. Y el organismo provincial así lo hizo aún cuando el empresario no tenía nada para ofrecer a los obreros, a quienes les debe cinco quincenas, el medio aguinaldo y otras sumas.

De hecho, el cese de la conciliación obligatoria estaba previsto para mañana lunes pero las autoridades de Trabajo resolvieron adelantar la caducidad de la medida luego que el dueño de Meta Azul expresó “no tengo ni voy a tener nada para ofrecer” a los empleados que aguardan por una salida al conflicto.

Lo ocurrido el viernes se sucedió en presencia de los dos abogados que decían representar a un posible inversor; a integrantes de la Federación; al secretario de Protección Ciudadana y Seguridad de la Municipalidad de Azul, Ezequiel Merlino; y a Lucas Burgos y Juan Cruz Zubiría, representantes de los trabajadores damnificados. “Hay una posible solución en camino pero lo único claro es que Marcelo Celeste nos mintió. Técnicamente dice que se fundió”, afirmó Merlino al hacer un análisis de la situación.

La misma euforia

Una rápida búsqueda por Google nos trajo un artículo publicado por el sitio El Litoral, referido a la reactivación de un frigorífico en la localidad santafesina de Nelson. La nota data del martes 19 de agosto de 2003 y fue inscripta bajo el título: “Nelson: euforia porque recuperó su principal fuente de trabajo”.

Según la publicación, “Finexcor es una empresa que ocupa 1.200 personas -entre sus plantas de Bernal Oeste y Nelson-, tiene una faena anual de 290 mil cabezas de ganado -paga a 72 horas- y tiene ventas anuales por U$S 110 millones de dólares. En Nelson, desde enero a la fecha, la empresa desarrolló una serie de intensas tareas de remodelación e inversión, las cuales superan los $ 7 millones; tendientes a obtener las certificaciones sanitarias que nos permitan exportar desde Santa Fe a los principales destinos del mundo, confiando en la inmensa potencialidad que tiene la industria cárnica del país y toda su cadena productiva”. El portal da cuenta de la “aprobación sanitaria por parte de SENASA” en esa planta santafesina y de embarques a realizarse con destino a la Unión Europea.

La reproducción del sitio El Litoral es textual. “Con el rostro cansado por el ajetreo de las últimas horas pero contento porque se alcanzó el objetivo de la reapertura, Marcelo Celeste, gerente de planta de Finexcor Nelson, señaló que ‘hoy fue un día de prueba porque en realidad la faena de exportación se hará mañana’. En diálogo con El Litoral adelantó que ‘hoy está llegando un grupo de rabinos que están viajando desde Israel -uno de sus principales clientes- y llegan a Ezeiza. A las 19 estarán aquí en Nelson’. El joven directivo de Finexcor SA precisó que durante esta jornada se hizo faena para el mercado interno, Brasil y demás países que componen el Mercosur. ‘Hoy entró a trabajar un grupo de faena, mañana se agregará otro que va a cortar carne y el jueves ingresarán otros 100 operarios al sector de despostado y el saladero para Israel’, explicó. Al trazar un panorama de lo que vendrá, Celeste indicó que esperan dos auditorías que permitirán lograr dos habilitaciones muy importantes: Estados Unidos y la Comunidad Europea. ‘Esto nos va a permitir trabajar e incrementar el ritmo con el que comenzamos ahora. Nos interesa fundamentalmente el mercado comunitario y creo que esta semana va a haber novedades porque en Europa están volviendo del período vacacional’”.

“De concretarse esas habilitaciones Celeste anticipó que se estarían incorporando otros 200 trabajadores -en total sumarían 500- ya que ‘contaríamos con todos los mercados abiertos’, aseguró”, señala la crónica.

Entonces: el que quiere “Celeste”…

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *