TORNEO CLAUSURA DE PRIMERA DIVISIÓN

El regreso soñado

Alexis Rodríguez volvió y en su primer encuentro le dio la clasificación a River a los cuartos de final del certamen. El delantero fue fundamental en los dos últimos goles, en uno se lo cedió a Fuentes y el otro fue propio para darle al riverplatense el triunfo ante Vélez por 3 a 2. El otro tanto lo marcó Luciano Morales; para el perdedor convirtieron Sebastián Cordero y Agustín Mastantuono, en contra.

Alexis Rodríguez celebra su gol y el pase de River a los cuartos de final. En su regreso al riverplatense, el delantero le dio el triunfo ante Vélez, por 3 a 2. FOTO: NACHO CORREA
<
>
Alexis Rodríguez celebra su gol y el pase de River a los cuartos de final. En su regreso al riverplatense, el delantero le dio el triunfo ante Vélez, por 3 a 2. FOTO: NACHO CORREA

River no mereció sufrir tanto para llegar a cuartos de final, porque controlaba el partido pero la poca efectividad le dio la posibilidad a Vélez de ponerse a un gol de la hazaña; pero sobre el final la jerarquía de Alexis Rodríguez le dio al equipo de Cristian Mastantuono la victoria por 3 a 2 y su lugar entre los ocho mejores del torneo.

A pesar de tener la ventaja en River salió, sin especular con la ventaja, a realizar su juego. Presionaba en la mitad de la cancha y jugaba lejos de su arco. Eso lo llevó, antes de los 2 minutos, a tener la primera situación de riesgo. Se confió Etchegaray, le robó la pelota Acuña, tocó para Franco Vignale que remató de media vuelta y tapó Di Blasio.

Por su parte el Vélez intentaba ser prolijo en el manejo de la pelota, pero eso lo llevaba a cometer muchos errores en la salida, que rápidamente eran aprovechados por los volantes riverplatenses para atacar a la última línea velezana.

El equipo de Oscar País intentaba aprovechar la velocidad por las bandas que le brindaban Manuel y Juan País. En una de esas ocasiones,  Juan ingresó al área, cuando quiere dejar a un defensor en el camino lo derriba y el árbitro Chaparro dejó seguir, ante toda la protesta del velezano.

River no necesitaba tener la pelota para que llegar con riesgo al arco rival. Recuperar en la mitad de la cancha le permitía agarrar a toda la defensa velezana saliendo y así podía tener espacios para atacar.

Así volvió a contar con otra clara opción. Germán Acuña recuperó en la mitad de cancha y directamente apuntó hacia el arco defendido por Di Blasio, tocó al medio para Luciano Morales que cuando ingresó al área definió desviado y desperdició una clara oportunidad.

Vélez dejaba muchos espacios entre el medio campo y la defensa. Eso lo aprovechó River para fabricar un verdadero golazo. La jugada comenzó en la mitad de la cancha con Hugo Prezioso, que tocó para Franco Vignale, que desde la izquierda cambio de frente para la llegada de Fuentes, este tocó atrás para Germán Acuña que tiró un preciso centro para Luciano Morales, que de chilena definió abajo al palo izquierdo de “Peteco” Di Blasio, que nada puedo hacer para evitar la caída de su arco.

La velocidad de los volantes de River, sobre todo la que imprimían al juego Acuña, Fuentes y Morales era algo que no podía solucionar el equipo de Vélez. Eso lo llevó al riverplatense tener varias opciones para convertir, pero las imprecisiones en los últimos metros impidieron que pudiera ampliar las diferencias.

A Vélez todo le costaba mucho y a eso hay que sumarle que la suerte no estaba de su lado. Primero, un remate de Manuel País, que desde el punto del penal, fue directamente a las manos del  arquero Albarracín. Minutos más tarde, Alexis Rivarola ejecutó un tiro libre inclinado hacia la izquierda de la media luna y la pelota pegó en el palo derecho Albarracín que sólo hacía vista.

Cuando todo estaba cuesta arriba para Vélez, por la expulsión de Fabricio Confalone, Felipe Uballes tiró un buen centro al área de River, y allí Agustín Mastantuono se anticipó a Sebastián Cordero pero su cabezazo salió contra su propio arco y venció Albarracín. Con ese empate finalizó la primera mitad.

En el complemento Óscar País realizado dos modificaciones y pasó a defender con 3 jugadores en el fondo, aunque por momentos quedaba con dos, eso le dio muchos espacios a River, que en los primeros minutos tuvo dos oportunidades de convertir.

La fórmula era sencilla: rompía la defensa con la velocidad de los volantes por los costados y por el medio llegaba Franco Vignale para culminar las jugadas, pero delantero estaba impreciso en la definición.

El equipo de Vélez estaba partido en dos. Atacaba con 4, defendía con 4 y sólo quedaba uno entre las líneas.  Eso le permitía a River manejar la pelota con precisión y así crear situaciones de riesgo constantemente, lo malo del equipo de Mastantuono era que desperdiciaba todas las ocasiones que creaba para definir este choque de cuartos de final.

Los goles que se pierden en un arco se lamentan en el propio dice el dicho futbolístico y eso le pasó a River. Cuando iban 25 minutos, Rivarola tiró un centro al área de River, por el segundo palo entró a Sebastián Cordero, que con un cabezazo superó a Albarracín y le volvió a dar vida al equipo de Vélez.

Con el gol River perdió la tranquilidad y con ese nerviosismo dejó de manejar la pelota con precisión e hizo que Vélez a fuerza de pelotazos o centros lo metió en su arco.

Pero la jerarquía y experiencia de Alexis Rodríguez empató el partido. El delantero se escapó por la izquierda cuando entró al área y ante la salida de “Peteco” tocó al medio para que aparezca Fuentes sólo para empujarla y así decretar el merecido empate.

Ese tanto fue el principio del fin para el partido. Eso se reafirmó porque en la jugada siguiente Alexis Rodríguez se escapó por la izquierda cuando enfrentó a Di Blasio, el arquero lo derribo y Chaparro expulso al uno.

Para que el regreso sea soñado, Alexis Rodríguez entró al área con pelota dominada, dejó al marcador en el camino y cuando le salió Crescitelli –que estaba ocupando el arco- definió con un toque suave y preciso y le dio el triunfo a River.

El equipo de Cristian Mastantuono fue superior en los 180 minutos de la serie y consiguió merecidamente el pasaje a los cuartos de final del Clausura. Ahora, desde el domingo, tendrá que medirse contra Chacarita por un lugar en la anteúltima fase del certamen.

LA FIGURA

Hugo Prezioso

Hugo desde la mitad de la cancha manejó los tiempos del partido. Siempre un pase preciso y en la dirección correcta fue lo que mostró en la primera mitad. Cuando su equipo lo necesito puso la pelota bajo la suela e hizo que el tiempo pasara.

En el complemento a ese juego le agregó más llegada al área rival y en varias ocasiones llegó para terminar la jugada pero por una mala decisión de sus compañeros no pudo convertir y marcar el gol que merecía su actuación.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *